Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 13 de julio de 2020

Jardines Vaticanos

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Los Jardines son el lugar de descanso y meditación del Romano Pontífice desde 1279, cuando el Papa Nicolás III (Juan Gaetano Orsini, 1277-1280) trasladó la residencia papal del Laterano al Vaticano. En el interior de las murallas que mandó levantar para defender su residencia, el Papa mandó plantar árboles frutales (pomerium), un prado (pratellum) y un verdadero jardín (viridarium), como lo evidencia el epígrafe lapidario que se conserva actualmente en la Sala de los Capitanes del Palacio de los Conservadores, en el Campidolio. Este primer núcleo surgió cerca de la colina de San Egidio, donde actualmente se encuentra el Palacete del Belvedere y el Patio de los Museos Vaticanos. El área desde donde se inicia la visita a los Jardines Vaticanos se encuentra en la parte más reciente del Estado en la que fueron realizados nuevos Jardines que, junto con los del núcleo original, cubren casi la mitad de las 44 hectáreas de extensión del Vaticano.

Continuando el paseo por entre avenidas de encinas, inmersos en el perfume de flores y de madera de las majestuosas canforas (Cinnamomum glanduliferum Meissn.) que se encuentran en el Jardín Francés, se llega al helioporto mandado realizar por el Papa Pablo VI (Giovanni Battista Montini, 1963-1978). Desde aquí los Papas dejan habitualmente el Vaticano para ir asistir a las numerosas visitas pastorales, protegidos por la imagen en bronce de la Virgen Negra de Czestochowa. Desde aquí se puede contemplar la gran galería del Jardín Francés. Entre senderos de roca rojiza, macetas de arcilla con escudos de los Papas y azaleas en flor (Rhododendron L.sp.), se encuentran algunos árboles importantes alrededor de la gran cisterna semienterrada – con capacidad de hasta ocho millones de litros de agua para el riego de los Jardines y fuentes y necesidades de antincendio-: un gran árbol australiano de roble sedoso (Grevillea robusta A. Cunn.), dos altos ejemplares de metasecuoya (Metasequoia glyptostroboides Hu & Cheng.), un olivo, donación del Estado de Israel al iniciarse las relaciones diplomáticas con la Santa Sede, y otros diversos árboles traídos por varias delegaciones en visita al Santo Padre