Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 21 de agosto de 2019

Isabel, Hermanas de Santa

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Generalmente conocidas como las “Monjas Grises”. Comenzaron siendo una asociación de jovencitas fundada en 1842 por Dorotea Klara Wolf en Nelsse (Prusia) en unión de las hermanas Matilde y María Merket y Francisca Werner. Atendían a enfermos desvalidos, que no podían o no serían atendidos en hospitales, en sus domicilios y sin recibir remuneración alguna. Las componentes se propusieron apoyar a los necesitados con sus propias manos. Sin adoptar ninguna regla definida, llevaron una vida en comunidad y vistieron un traje común, un hábito de lana marrón con un sombrerito gris. Por este motivo fueron pronto conocidas por la gente como las “Monjas Grises”. Como su labor fue enseguida reconocida y ensalzada en todas partes, y nuevos miembros solicitaban formar parte de la misma, sus consejeros espirituales se preocuparon por dar a la asociación algún tipo de organización religiosa. Se esforzaron, en la medida de lo posible, de afiliarlas en confraternidades ya establecidas que tenían propósitos similares pero su mayor deseo era formar a sus miembros para el cuidado de los enfermos en los hospitales. Surgieron enormes dificultades y el intento falló, principalmente por la resistencia de su fundadora que no deseaba abandonar el plan original de enfermería itinerante. A pesar de que la asociación que había justificado tan brillantes esperanzas fue disuelta y muchos de los miembros recién admitidos se unieron a las Hermanas de San Carlos Borromeo, la fundadora dejaba el noviciado en el que habían entrado. Klara Wolf y Matilde Merket murieron poco después en el servicio de la caridad. Las otras dos reiniciaron su trabajo nuevamente en 1850 y lo pusieron bajo la advocación especial de Santa Isabel. Pronto se ganaron la simpatía y el cariño de los enfermos de todas clases y credos, al igual que el de los médicos. Nuevas candidatas solicitaron admisión y las hermanas pronto pudieron ampliar su esfera de actuación más allá de Neisse. Especial importancia tuvo la fundación en Breslau, donde el trabajo de las hermanas estuvo bajo la observación directa de las autoridades episcopales. Poco después, el 4 de Septiembre de 1859, el Príncipe-Obispo Heinrich Furster fue convencido, por los informes favorables y testimonios que garantizaron la aprobación eclesiástica de la asociación. Tal reconocimiento presupuso una sólida organización religiosa y se estableció un noviciado de acuerdo con los estatutos presentados. En el año siguiente las veinticuatro hermanas mayores hicieron tres votos religiosos. El reconocimiento estatal, con una subvención colectiva como privilegio, fue conseguido por la confraternidad el 25 de Mayo de 1864, bajo el nombre de “Instituto Caritativo Católico de Santa Isabel”, a través de la mediación del Príncipe Frederick William, Heredero a la Corona Prusiana, posteriormente Emperador de Alemania, el cual había observado la actividad benéfica de las hermanas en los campos de batalla de Dinamarca. La aprobación de la Santa Sede se le otorgó a la congregación el 26 de Enero de 1887 y para sus estatutos el 26 de Abril de 1898. La congregación se extendió a Noruega, Suecia e Italia y tiene (1908) dependientes de la Casa Madre en Breslau, 305 casas filiales con 2565 hermanas y alrededor de 100 postulantas.

HEIMBUCHER, Orden und Kongregationen (Paderborn, 1908), III, 389; JUNGNITZ, Die Kongr. der grauen Schwestern (Breslau, 1892); KONIG in Kirchenlex., s.v. Elisabetherinnen.

Transcribed by Michael T. Barrett Traducción: Alicia F. Jarrin