Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 13 de diciembre de 2019

Fernando de Herrera

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Poeta lírico español, nacido en 1537, falleció en 1597. Cabeza de una escuela poética que se reunió en torno a él en Sevilla, Herrera fue discípulo reconocido de Gracilazo de la Vega, cuya forma perfeccionó y a cuya expresión añadió más sentimiento y dignidad. Aunque era clérigo, pues había recibido órdenes menores, raramente refleja en su poesía los sentimientos de un eclesiástico. Por el contrario, es la temática marcial la que resuena en su obra más intensa y frecuentemente, cuando no canta en estilo petrarquista su afecto platónico –hay que recordar que tenía órdenes menores, y que probablemente las había recibido sólo para poder disfrutar de ciertos beneficios eclesiásticos- hacia Eliodora, es decir, Leonor de Milan, Condesa de Gelves y esposa de Álvaro de Portugal. Sus poemas más famosos son las odas en las que ensalza las proezas de Don Juan de Austria, concretadas en el sofocar la insurrección de los Moriscos en las Alpujarras y la batalla de Lepanto, y aquellas en las que conmemora la muerte de Don Sebastián, Rey de Portugal, que pereció junto con la flor y nata de la nobleza portuguesa durante una quijotesca expedición contra las tribus norteafricanas. Estas obras son clásicos de la literatura española. Que Herrera no estaba desprovisto de talento crítico está demostrado por su prosa “Anotaciones a las obras de Garcilaso de la Vega”, su maestro poético. En opinión de Ticknor, emprendió deliberadamente la creación de unas nuevas dicción y estilo poéticos en español, creyendo que el lenguaje con que se escribía antes de su tiempo carecía en buena medida de la dignidad, sonoridad y flexibilidad poética que debería tener; pero Ticknor probablemente ha exagerado los esfuerzos de Herrera en esta dirección, al menos en lo que atañe a un propósito intencionado. En todo caso hay que admitir que los versos de Herrera poseen belleza y majestad verdaderas y que sus paisanos aciertan al apodarle “el divino”. Él mismo publicó una parte de sus versos: “Algunas obras” (Sevilla, 1582). Sus “Poesías” se hallan accesibles en la “Biblioteca de autores” españoles, vol. XXXII; la oda “Por la victoria de Lepanto” ha sido editada críticamente por Morel-Fatio (París, 1893).

Fernando de Herrera, Controversia sobre sus anotaciones á las obras de Garcilaso de la Vega, Poesías inéditas (Seville, in publications of the Sociedad de bibliófilos andaluces); BOURCIEZ, Les sonnets de F. de H. in the Annales de la Faculté des Lettres de Bordeaux (1891); FITZMAURICE-KELLY, History of Spanish Literature; TICKNOR, History of Spanish Literature.

J. D. M. FORD Transcrito por Douglas J.Potter Dedicado al Inmaculado Corazón de la Bienaventurada Virgen María

Traducido por Josep M. Prunés, O.M.