Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 14 de octubre de 2019

Escuelas Católicas de Verano

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Una escuela de verano Católica es una congregación del clero Católico y laicos que se lleva acabo en los meses de verano para fomentar cultura intelectual en armonía con la Fe Cristiana por medio de conferencias y cursos especiales cerca de las áreas de la Universidad. Primero inicio en la escuela de verano Champlain la cual fue fundada en Nuevo Londres, Conneticut en el año de 1893 en Cliff Haven, N.Y. La Escuela de verano Columbian fue establecida en Madison, Wisconsin en el año de 1895, y ahora esta permanentemente ubicada en Milwaukee; La escuela Winter de Nueva Orleáns fue fundada en el año de 1896, y la Escuela de verano de Maryland en el año 1900. Esta interesante faceta del Intelecto Católica con trabajo sociológico trabajo en Estados Unidos es el desarrollo natural y coalescencia de varias tendencias que prevalecían antes de la Iglesia, viz., Grupos de lectura, en los campos de la universidad, institutos de verano.

(a) Los grupos de lectura tienen sus orígenes en la Familia Cristiana. Felipe Neri fervientemente apoyaba la ventaja de la lectura en grupo para la gente alrededor del mundo. Cuando era estudiante en Sorbonne, Frederick Ozanam organizaba grupos de esta naturaleza los cuales dieron origen ala Conferencia en San Vicente de Paulo. En los Estados Unidos los grupos de lectura aparecen durante la primer parte del siglo pasado en los hombres jóvenes liceos donde cursos de conferencias y ejercicios literarios se llevaban acabo. En el año de 1864 el Reverendo Isaac Hecker fundo una biblioteca con relación ala Escuela dominial de la Iglesia de San Paulo en la ciudad de Nueva York, y recomendó que las lecturas y discusiones de un libro deberían formar parte de la clase dominical.. Aunque cada clase se convirtiera en un grupo de lectura. Los graduandos de esta clase formaron en el año de 1886 un grupo de lectura, con el sentido especial de la palabra., Se llamaron Los Ozanam; sus integrantes se juntaban semanalmente. En el año de 1885 las Señoritas de la fraternidad de Youngstown, Ohio, establecieron un grupo de lectura en Diciembre del año de 1888, La Señorita Julia Perkins de Milwaukee fuertemente abogaba por medio del “Mundo Católico" el establecimiento de estos grupos de lecturas en todas las parroquias.. Warren Mosher siguió con el trabajo y en Abril del año de 1889, organizo la Unión de Educación Católica. En Junio del año de 1889, los Paulistas fundaron la Unión de Lectura de Columbian con el Reverendo Thomas McMillan como presidente. Estas Uniones / organizaciones tiene como meta la propagación y unificación de grupos de lectura. El movimiento se difundió y en Enero del año de 1891, las "Reseñas del Grupo de Lectura" se establecieron por el Sr. Mosher como órgano principal de los grupos de lectura; el cual después se convirtió como órgano principal de la escuela de verano. La Unión de Educación Católica, la Unión de Lectura de Columbian, y la "Reseña de Grupos de Lectura" eran fuertes intercesores de las congregaciones en verano. Aunque, en origen, las Escuela de Verano de Cliff Haven era una convención anual de los integrantes de Grupos de Lectura

(b) El propósito de la extensión de la Universidad es el de hacer contacto con la gente y tener su influencia un rango más amplio. Esto se logra a través de un grupo de profesores organizados que se conforman por graduados de la universidad, que viajan por el país impartiendo conferencias, la asistencia a estas conferencias con examen pueden considerárseles como grado de titulo ala Universidad.. Aunque la universidad se lleva hacia la gente quien de otra manera no podría tener acceso a ella. La frase en si se convirtió de tema actual a través de las conversaciones en las reformas universitarias en Inglaterra, que empezaron en el año de 1850, dando como resultado en los nuevos estatutos de 1880. El movimiento se extendió hacia América y se convirtió como parte de la vida común en las universidades Americanas. A pesar que las escuelas de Verano Cliff Haven recibían de los regentes de la universidad del Estado de Nueva York, 9 de Febrero del año de 1893, una carta por virtud de la cual recibía existencia legal como una corporación bajo las leyes del Estado de Nueva York, y fue clasificada dentro del sistema de instrucción publica devota ala extensión de la Universidad. Bajo extensión de la universidad debería ser incluida en la Asociación Católica de la Jeunesse Française organizada en el año de 1886, La escuela de Ciencias Sociales de Munchen-Gladbach fundada en el año de 1893 bajo los auspicios del católico Volksverein, y el Instituto de Ciencias Sociales establecido por el Arzobispo Farley en Nueva York en el año de 1911.

(c) La idea de institutos de verano no es nueva para la educación Católica. Ha sido un aspecto que se ha llevado realizando en los organismos de educación religiosa de la Iglesia católica, cada congregación de enseñanza que tiene institutos de verano tienen sus propios integrantes. En años más recientes estos profesores e instituciones se convirtieron en carácter diocesano, por ejemplo, Rochester, Los Angeles, y la Arquidiócesis de Oregon. En 1911 la Universidad Católica en Washington dio apertura a un instituto de verano la cual estaba integrada por 284 profesores de 23 organismos religiosos, representando 56 diócesis y de 31 estados con 9 de Canadá y 1 de Inglaterra. El mismo año la Universidad De Paul en Chicago abrieron un instituto de verano para profesores con una asistencia de 125.

La coalición de estos tres elementos en las escuelas de verano de Cliff Haven lo ha convertido en característico y factor poderoso en aspecto intelectual y social en la vida Católica Americana. La Organización Nacional de Hombres Jóvenes, organizaron el año de 1875, el primer Congreso Católico Nacional en Baltimore, en el año de 1889, ha creado el anhelo de fomentar una unión nacional Católica. Por sugerencia del Sr. Mosher, Gte. James Loughlin, Presidente de la Y. M. N. U (Unión Nacional de Hombres Jóvenes). , Publicada el 17 de enero del año de 1892, en las "Reseñas Católicas" de la Ciudad de Nueva York, una carta que establecía la urgencia de la realización de una asamblea de verano. El clero, laicos, y la prensa endorsaron este proyecto con entusiasmo. Se realizo una junta en el club Católico en la Ciudad de Nueva York el 12 de Mayo de 1892, bajo los auspicios del Arzobispo Corrigan y se establecieron planes para abrir la sesión en New London, Conn., Del 15 de Julio al 5 de Agosto de 1892. Mil personas representando a 20 estados asistieron. Entre los promotores estaba el Gte. James Loughlin, Gte. M. J. Lavelle, Gte. D. J. McMahon, Obispo Conaty, Gte. John Walsh, Gte. Henry Brann, Reverendo Morgan Sheedy, Reverendo John F. Mullany, Reverendo F. P. Siegfried, Reverendo Joseph H. McMahon, Reverendo P. A Halpin, Reverendo John Talbot Smith, Reverendo Thomas McMillan, C.S.P., Reverendo. Denis O'Sullivan, S.J., Muy Reverendo James P. Kiernan, Reverendo. Thomas P. Joynt, Reverendo A. P. Doyle, C.S.P., Reverendo Thomas Hughes, S.J., Reverendo Walter P. Gough, Hermano Azarias, Charles G. Herbermann, George Parsons Lathrop, Richard Malcom Johnson, Maurice Francis Egan, Mary Elizabeth Blake, Katherine E. Conway, John A. Mooney, Richard D. Clark, Thomas B. Fitzpatrick, John D. Crimmins, Hon. John B. Riley, John A. Haaran, George E. Hardy, John P. Brophy, Wm. R. Claxton, Jacques M. Mertens, Wm. J. Moran. Una organización permanente subsiguió con presidente, secretario, tesorero y un consejo de veinticuatro directivos.

Al año siguiente una oferta, hecha por la ciudad de Delaware y la Compañía Hudson a través de su representante, con sus 450 acres de tierra en las orillas de Lago de Champlain, tres millas al sur de la ciudad de Plattsburg, N. Y., fue aceptada. Las sesiones del año de 1893, 1894, y 1895, se realizaron en la ciudad de Plattsburg. En el año de 1896 la sesión lleva a cabo en los campos de la asamblea, denominados Cliff Haven. Con la aprobación de Leo XIII y de Pius X, de los delegados Apostólicos, Cardenal Satolli, Cardenal Martinelli, y Cardenal Arzobispo Falconio, y de la jerarquía de los Estados Unidos, el movimiento ha crecido cada año hasta ahora tiene propiedades valuadas con un valor de t $500,000 dólares, cursos y conferencias que se imparten en periodos de once semanas, y una asistencia de aproximadamente 10,000 personas. Con un programa diario de conferencias, conciertos, recitales dramáticos y eventos sociales, junta por medio de interacción social a los Católicos de todas las partes del país y ofrece estímulos y una oportunidad para estudiar para los términos avanzados del pensamiento. Su propósito principal es: de dar de las fuentes de escritores y pensadores Católicos con mas autoridad, el punto de vista Católico en todos los temas que ocurrieron en la historia, literatura, filosofía, arte, ciencias políticas, en base a problemas económicos y sociales que están preocupando al mundo, también temas de la relación que hay entre la ciencia y la religión; Hacerlo de la manera mas clara y entendible posible la terminología; Apoyándose en términos que apoyan la verdad en todos y cada unos de estos temas, quitar falsas suposiciones; y de corregir falsas declaraciones. Esto significa un reconocimiento el querer que el clero y laicos, es una educación popular importante centro en América, y a contribuido mucho en la organización de fuerzas intelectuales católicas y el resolver problemas de la vida Americana.

Revisión de Grupos de Lectura Católicos; Revista Mosher's ; Champlain Educador, I-XII; Reporte de U. S. Comisionado de Educacion (1894-95); LAVELLE en Amer. Cath. Quart. Rev. (Enero., 1892); SHEEDY en Revisión Eclesiástica(Oct., 1904); EGAN en Ave Maria (1892); CONWAY en el Reporte del Congreso Catolico en Columbian (Chicago, 1894); Mensaje del Sagrado Corazon (Oct., 1902); Mundo Catolico (Junio, 1905; Feb. y Agosto., 1906; Marzo, 1909).

JOHN T. DRISCOLL. Trascrito por: Douglas J. Potter Dedicado al Inmaculado Corazón de la Bendita Virgen Maria Traducido por: Lourdes P. Gómez