Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 8 de diciembre de 2019

Diócesis de Haarlem

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(HARLEMENSIS)

Esta es una de las sedes episcopales de la Archidiciócesis de Utrecht en los Paises Bajos. La ciudad de Haarlem es la capital de la Provincia de Holanda del Norte,y está a una distancia de nueve millas aproximadamente de Ámsterdam. Como la Diócesis medieval de Utrecht estaba mal adaptada debido a su gran extensión,para hacer frente con éxito a las herejías que ivan surgiendo, Pablo IV la dividió mediante la Bula “Super universas orbis” (12 de mayo de 1559) en una archidiócesis y cinco sedes episcopales, la principal de las cuales era la Diócesis de Haarlem. En aquella época solamente constaba de la actual Provincia de Holanda del Norte con una pequeña parte de Holanda del Sur. Los derechos de este nombramiento se otorgaron al rey Felipe de España y sus sucesores. El 1º de marzo de 1561, Pío IV, sucesor de Pablo, incorporó la Abadía de Egmond a la Diócesis a perpetuidad en concepto de rentas episcopales ( o fuente principal de ingresos) mediante la Bula “Sacrosanta Romana) (10 de marzo de 1561). Un día después (11 de marzo de 1561), Pío hizo pública la Bula Ex injuncto nobis”, en la cual se definía la nueva Diócesis,que constaba de 11 ciudades y 151 pueblos.La iglesia parroquial de Haarlem, dedicada a S.Bavo, se constituyó catedral.

El primer obispo fue Nicolas van Nieuwland,previamente obispo de Utrecht. Su nombramiento apareció en un Breve fechado el 26 de mayo de 1561.Fue nombrado mediante un breve del 26 de mayo de 1561. En abril de 1564 convocó un sínodo, cuyas actas todavía se editan. Cuando después del brote iconoclasta de 156, afortunadamente evitado en Haarlem,el Duque de Alva fue enviado a castigar los Paises Bajos, el obispo le escribió una carta intentando convencerle de que tratara con indulgencia a las personas culpables de la diócesis. En 1569, debido a su lentitud, causada en parte por la gota que le aquejaba, el Duque de Alba le obligó a presentar su dimisión en Bruselas y en Roma. El segundo obispo fue Godfrid van Mierlo, anteriormente Provincial de los Dominicos por la Provincia de Alemania Inferior, un hombre conocido por su celo, y elocuencia. En un principio fue nombrado vicario general(sede vacante) y el Papa Pío V le nombró Obispo de Haarlem y Prelado de Egmond el 11 de diciembre de 1570. Estableció el Capítulo Episcopal en 1571 y convocó un sínodo el mismo año. Sus esfuerzos para que el clero y laicado tuviesen las reglas acordadas por el Concilio pronto se vieron interrumpidos por la revuelta de los Paises Bajos contra España. El 30 de abril de 1572 Haarlem se unió al Príncipe de Orange, cabeza de la revuelta,pero cuando el siguiente mes de julio una turba de soldadesca irreverente llegó a guarnecer la ciudad, el obispo se apresuró a buscar refugio en el convento Cisterciense Ter Kamere cerca de Bruselas. Un año después, cuando los españoles reconquistaron la ciudad, volvió a su sede episcopal, y el15 de agosto de 1573 volvió a consagrar la catedral, que había sido profanada y saqueada. Durante los tres años siguientes Haarlem continuó en poder de los españoles; el obispo hizo cuanto pudo para procurar bienestar espiritual y temporal a su rebaño el cual ya había sido reducido y empobrecido durante el sitio y ahora sufría gravemente con la guarnición española. Se iniciaron negociaciones con el Príncipe de Orange en Veere y en enero de 1577,el propio obispo en persona tomó parte en la transacción en que se llegó a un compromiso jurado que concedía los mismos derechos de culto a los Católicos y los Protestantes, y estableció una de las iglesias dentro de las murallas de la ciudad, la Onzelieve Vrouwekerk en el Bankenessergratch a éstas últimos. Estas circunstancias continuaron durante solamente año y medio, ya que el día del Hábeas Christy (29 de mayo) de 1578, tuvo lugar la llamada Nona Harlemiana. Con la complicidad de las autoridades, el pacto jurado se rompió escandalosamente. A las diez de la mañana, cuando la procesión con el Santísimo Sacramento estaba empezando dentro de la catedral,los soldados con las espadas desenvainadas entraron en el edificio sagrado, asaltaron a personas indefensas, saquearon a los fieles, hirieron a los presbíteros y cometieron toda clase de sacrilegios. El obispo escapó, salió de la ciudad disfrazado de pastor de ganado,y se fue a Munster, con el puesto de obispo auxiliar,viviendo en la mayor pobreza hasta su muerte, en Deventer, en 1587.

En 1592 todos los católicos de los Paises Bajos sometidos al gobierno civil Calvinista fueron reunidos bajo la jurisdicción de un vicario Apostólico y así la diócesis de Haarlem se convirtió en parte de la Missio Batava. Los católicos continuaron siendo mayoría durante mucho tiempo en la diócesis anterior, pero estaban excluidos de todos los estamentos públicos y su religión estaba prohibida por ley, bajo penas de multas y exilio.Sin embargo el viejo culto se continuaba en secreto, ya con la complicidad de los magistrados en consideración a los grandes ingresos que producía, incluso con riesgo de prisión y exilio. Al principio no habían apenas mas que sacerdotes seculares, pero en 1592, por deseo expreso de Clemente VIII, los primeros dos jesuitas llegaron para ayudar a los sacerdotes seculares, y en el siglo diecisiete varios miembros de otras ordenes los secundaron.

A partir de la segunda mitad del siglo diecisiete la persecución empezó a disminuir; se vió mas y mas claro que la Fe Católica no podía ser exterminada, y las exigencias del comercio se oponian abiertamente a las, medidas extremas. Se permitieron las granjas y los hogares capillas, y se toleró a los sacerdotes mediante el pago de multas pecuniarias. De esta forma el número de Católicos continuó siendo considerable en la mayoría de las ciudades, incluso era predominante en algunos pueblos. Al comienzo del siglo dieciocho tuvo lugar el cisma Jansenista, que se había ido gestando durante mucho tiempo mediante las disputas y celos entre los clérigos regulares y seculares. En la antigua diócesis de Haarlem los presbíteros de mayor importancia, llamados el Capítulo de Haarlem se vió reducido mediante la excomunión y el cisma, y la gran mayo ría de clérigos y laicos permanecieron fieles a Roma. Como consecuencia de los disturbios, en 1721 la misión quedó directamente bajo el mandato del nuncio papal en Bruselas, quien ejerció su misión con el título de vice-superior, hasta que se abolió la nunciatura de 1794. A la mayor parte de los católicos se les permitió el ejercicio de su religión sin demasiados obstáculos durante la mayor parte del siglo dieciocho, siempre que obtuviesen el consentimiento del gobierno y celebrase el culto en iglesias que no tuviesen apariencia de serlo; sin embargo se mantuvo su exclusión de todas las oficinas públicas, se mantuvo rigurosamente. La revolución de los Paises Bajos de 1795 trajo consigo algunos cambios en esta desigualdad entre Católicos y no Católicos. En 1796 la autoridad suprema de la República Bataviana, LA asamblea Nacional, declaró abolida la Iglesia Calvinista Estatal, decretó la igualdad de derechos de culto religioso para todos los credos, y garantizó la igualdad ante la ley de todos los ciudadanos del estado.

Estos artículos se añadieron a la ley fundamental de 1798. No obstante tuvieron que pasar muchos años antes de que los Católicos obtuviesen de hecho el pleno disfrute de los derechos que la ley les garantizaba. En aquel tiempo la misión estaba gobernada, con autorización de la Propaganda, por Luigi Ciamberlani (1794-1828), quien en un principio estaba obligado a residir en Munster. En 1799, este vice-superior haciendo uso de los derechos obtenidos, fundó un seminario enWarmond cerca de Leyden, que todavía destaca como el gran seminario de la actual diócesis de Haarlem. El rey Luis Bonaparte, (1806-1810) hizo mucho por los católicos de Holanda. En su ciudad de residencia, primero La Haya y después Ámsterdam, tenía su propia capilla, en la que se admitía público, y los fieles asistían a los servicios religiosos de sus dos capellanes, ambos hombres excelentes y pretes non assermentés (presbíteros que habían rehusado prestar el juramento que decretaba el gobierno francés) El rey Luis contribuyó con grandes sumas a la edificación y restauración de las iglesias católicas, solicitó al vice-superior que se hiciese cargo de su residencia real de Ámsterdam, y admitiese personal católico en las oficinas del gobierno. Incluso intentó que Ámsterdam fuese nombrada sede episcopal, pero la constante oposición de su hermano, el Emperador Napoleón, le obligo a abdicar en 1810. Durante el reinado de Napoleón, desde 1810 hasta 1813, los católicos de la antigua diócesis compartieron en gran medida las pérdidas financieras causadas por la política comercial de Napoleón (Bloqueo continental) y sus operaciones financieras, mas con respecto a su religión se les dejó en paz.El Arcipreste de Holanda y Zelanda,quien al servicio del vice-superior en Ámsterdam dirigía los asuntos de la misión en estas provincias,consiguió repetidas veces eximir a los estudiantes de teologia de Warmod del servicio militar.

El reinado del rey Guillermo I (1815-1840) no fue favorable para los católicos,ya que aunque la constitución de 1815 les garantizaba igualdad de derechos que a los protestantes ,el rey se dejaba guiar por sus consejeros, que privaban a los católicos del disfrute de su libertad. En 1817 se abrió cerca de Velsen un seminario preparatorio llamado Hageveld y destinado a la educación de futuros aspirantes al presbiterado en Holanda y Zelanda . En 1847 se transfirió a Voorhout, cerca de Leyden, y aunque por supuesto , se amplió mucho, todavía se sigue usando como tal. Aunque era muy admirado como sede de virtud y enseñanza, Guillermo ordenó que se clausurase en 1825 debido a su deseo de forzar a los futuros presbíteros a recibir la educación anticlerical de su Colegio de Filosofia en Louvain. El también continuó su política de exclusión de los católicos de las posiciones oficiales. En 1827 llegó a un acuerdo con León XII, mediante el cual Ámsterdam era nuevamente seleccionada como una de las dos sedes episcopales de los Paises Bajos del Norte,pero éste nunca se llevó a cabo,principalmente debido a la revuelta que originó en Bélgica. Su sucesor,el generoso Guillermo II(1840-1849) estaba mucho mas inclinado a favorecer a los católicos;aún así la intolerancia tenía demasiado poder para permitir que incluso este monarca de mentalidad liberal cumpliese el concordato. Sin embargo,en 1848 tuvo lugar una revisión de la constitución en sentido liberal y destinada a hacer avanzar rápidamente la influencia de los católicos, cosa probada aquel mismo año con la llegada del recién nombrado superior, Monseñor Belgrado, como el primer delegado papal, en la Haya, para Guillermo II. Durante los años siguientes se mandaron a Roma diversas peticiones, solicitando que los Católicos se reintegraran en el gobierno episcopal de los Paises Bajos, puesto que era necesario para su desarrollo espiritual y social, y no había disposición alguna en contra en las leyes del Estado.

La Nueva Diócesis.

El 4 de marzo de 1853 Pío IX accedió a las repetidas súplicas de numerosos Católicos holandeses y, mediante el Breve “Ex qua die arcano” restauró la jerarquía eclesiástica en los Paises Bajos. Por respeto a la tradición se hizo a Utrecht archidiócesis, no obstante la Diócesis de Haarlem era entonces mucho mas amplia que en 1559, todo el Sur de Holanda y las islas Providencia de Zelanda, que se le habían sumado. Tenía en aquel entonces 199 iglesias y capillas, atendidas por 317 presbíteros, seculares y regulares, y los fieles ascendían a 259.577 almas. La Sede de Haarlem ha sido ocupada desde entonces por (1)F.J. van Vree (1853-1861), un hombre con un talento organizativo excepcional. Durante los siete años de su episcopado levantó una capilla, circunscribió los límites de las parroquias, algunas de ellas asignadas a presbíteros regulares, estableció reglas para los sacristanes y guardianes de los pobres Católicos, se ocupó especialmente de los niños desamparados y las mujeres caídas, y preparó un catecismo para el uso de la diócesis. (2) G.P. Wilmer (1861-1877). En 1867 convocó un sínodo diocesano, el primero en tres siglos, en el cual las disposiciones provisionales dispuestas por su predecesor y se declararon permanentes. Llevado por el celo de la veneración de los santos de su diócesis, agregó la localidad cerca de Brielle,donde, de acuerdo con los argumentos decisivos presentado por el Profesor Smith de Warmond,

Habían sido cruelmente asesinados por la de en 1572, y en cuya localidad estaban enterrados.También comenzó en Roma un proceso canónico para obtener aprobación para venerar a la Bendita Lidwina de Schiedam. Reguló las contribuciones del “Dinero de S.Pedro” de toda la diócesis. De acuerdo con el “Mandamus”del colectivo de obispos de los Paises Bajos, fue incansable en sus esfuerzos para preservar, aumentar y conseguir el éxito de las escuelas católicas de su diócesis. Incluso nombró un comité de clérigos y laicos destacados(Unión para la promoción de la enseñanza Católica en la diócesis de Haarlem), y unió a todos los profesores de escuelas Católicas en un cuerpo separado.El seminario preparatorio de Hageveld se amplió considerablemente durante su episcopado. Finalmente, animó con fuerza al secretario diocesano J.J.Graaf,para que se estableciera un museo episcopal en Haarlem, y en establecer, junto con su colega I.F.Vregt, la publicación de un periódico,”Contribuciones a la Historia de la Diócesis de Haarlem”. (3)P.M.Snickers (1877-1883). Para dar servicio a la gran cantidad de peregrinos que acudían a las tumbas de los mártires cerca de Brielle,este obispo promovió la construcción de una gran capilla y galerias cubiertas. Para mantener la rica colección de libros y ricos manuscritos, edificó un edificio separado cerca del seminario de Warmond. También aprobó en su diócesis estatuas de Gregorio Vereeniging (Sociedad de S.Gregorio)para promover un canto litúrgico sencillo y música sacra, fundado por M.J.A.Lans, profesor de Hageveld. En 1883 l obispo fue transferido a la Sede Arzobispal de Utrecht. (4) C.J.M. Bottemanne (1883-1903). Aunque contaba sesenta años de edad, este hombre enérgico hizo mucho por el desarrollo de la diócesis.

Las escuelas aumentaron durante su episcopado a mas de 200, de manera que incluso los pueblos donde no había escuela católica eran una excepción, mientras que en las ciudades se abrieron muchas. De sus clérigos seleccionó hombres capaces para actuar como inspectores de la enseñanza Católica; en Hoorn abrió una universidad de prácticas. No mostró menos diligencia con respecto a la cuestión social. En 1888, tres años antes de que se promulgara la Encíclica Papal “Rerum Novarum”, se fundó una Liga de Trabajadores Católicos Romanos (La R.K.Volsksbond) bajo sus auspicios. Dicha liga o unión quería reunir a todos los trabajadores de la diócesis,y en 1903 contaba con 16.000 miembros. Muy poco después de esto se reunió tambien a los maestros trabajadores en una liga especial, la R.K.Gildendond(La Liga de Gremios Católicos) El Obispo Bottemanne favoreció los encuentros públicos, que dirigió en muchas ocasiones. En 1897 puso la primera piedra de un importante anexo al seminario de Warmond, que fué solemnemente dedicado dos años mas tarde, con ocasión del centenario de la institución. Durante su episcopado se establecieron veinticinco nuevas parroquias y se consagraron setenta iglesias. En la celebración de las bodas de oro de su ordenación (1896) el Obispo Bottemanne instituyó la Adoración Perpétua del Sagrado Sacramento de manera que durante el día y la noche a lo largo del año el Sacramento fuese expuesto solemnemente

Expuesto para su adoración en una iglesia de la diócesis. La nueva catedral de :Bavo es otra muestra del florecimiento de la diócesis. Este noble edificio—nuevo, aunque no en su concepción—fue diseñado por el arquitecto holandés Joseph Cuypers. Está situado en una zona nueva de Haarlem, poblada principalmente por trabajadores, que la usan como parroquia. Al principio sólo se edificaron el coro y el crucero, costando tres años de terminar, y el 2 de Mayo de 1898, el anciano obispo tuvo la alegría de consagrar esta parte de tan gran trabajo. (5) A.j.Callier (1903--) Durante once años había sido vicario general de la diócesis, cuando fue designado sucesor de Monseñor Bottemanne. Los planos expuestos y parcialmente llevados a cabo por su predecesor ahora se desarrollaron totalmente. La cuestión de la enseñanza fue objeto de especial atención por su parte.En 1904 se abrió una escuela masculina cerca de la nueva catedral; en 1906 la universidad de orientación se transfirió a un edificio nuevo y cómodo en Beverwyk. Con respecto a la enseñanza superior los católicos continuan sufriendo bajo el viejo sistema de parcialidad y exclusión; pero como hay nuevas leyes que les permiten tener profesores elegidos por ellos en las universidades estatales,siempre que se encarguen de pagarles su salario, la Fundación S.Radbout (hilvanándose St.Radbouts) se puso en pie para preparar el camino a la universidad Católica. Para incrementar la solución de la cuestión social, el obispo fundó una asociación para la ayuda y desarrollo de ciudadanos dela clase media que tenían negocios, y que en buen número pertenecían a la diócesis.Se instituyeron clubs juveniles católicos donde fue posible, para salvaguardar a los jóvenes de los daños específicos de su edad y promover su desarrollo intelectual y religioso. Cuando era vicario general de su predecesor, al actual obispo era quien promovía la construcción de la nueva catedral, y el personalmente decidió el esquema de los importantes símbolos del sagrado edificio. En 1903 el trabajo estaba listo, y tres años después el exterior de la gran catedral estaba acabado, excepto las dos torres y la decoración de la fachada oeste. Con respecto a la decoración interior,sigue siendo objeto del cuidado del obispo, y llevado a efecto la mayor deliberación (1909). Tanto la decoración como el amueblado deben estar al nivel del valor artístico del propio edificio por lo que grandes artistas de mentalidad original,tales como Brom, Toorop y Mengelberg, tienen amplia oportunidad de desarrollar su excepcional talento. La diócesis cuenta con 234 parroquias en 1909, atendidas por 650 presbíteros, seculares y regulares; los fieles son unas 510.000 almas.

MIRAEUS-FOPPENS, diplomatum Belgicorum nova collectio (Antwerp,1734) III; VAN HEUSSEN,Batavia sacra(Brussels,1714); IDEM, Historia episcopatuum Foederati Belgii (Antwerp,1755); WENSING,Kerkely Nederlan (¨S Hertogendosh,1854); Verzameling van herderlyke brieven van Mgr. Van Vree (Haarlem,1862); Acta et statuta synodi diocesanae Harlemsis (Haarlem,1867), SMIT, De ware ligging der voormalige kloosterschuur van St.Elisabeth te Rugge (´S Hertogenbossh,1869); NUYENS,Geschiedenis van het Nederlandsche Volk(Amsterdam,1883); IDEM,Geschiedenis der Nederlandsche beroerten in de XVI eeuw(Amsterdam,1904); Neerlandia catholica (Utretch,1888); THOMPSON, St.Bavo, de nieuwe kathedrale kerk van Haarlem (Haarlem,1898); HENSEN,Het eeuwfeest van het seminarie te Warmond (´S Hertogenbosh,1899); GRAAF,Gids van het bisschoppelykmuseum te Haarlem (leyden,1900); FRUIN,Verspreide geschriften (The Hague,1900); I,III; COPPENS,Kerkgeschiedenis van Noord Nederland (Utrecht,1903); ALBERS,Geschiedenis van het herstel der hierarchie in Nederlanden(Nimwegen,1903); IDEM, Handboek der algemeene kerkgeschiedenis (Nimwegen,1908),II;KALF,De Katholieke kerken in Nederland (Amsterdam,1908 ) BROM,Archivalia in Italie he Hague,1908); I; De Katholiek (Leyden),CXV,CXII,CXII; Bydragen voor de geschiedenis van het bisdom van Haarlem(Leyden); XXVI; Archief van het aartsdisdom van Utrecht(Utrecht),IX,XI; Sint Bavo,Godsdienstig weekblad van het bisdom van Haarlem(Amsterdam); Sint Gregorius blad (Haarlem).

A.H.L.HENSEN Traducido por Concha Gosálves