Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 29 de noviembre de 2020

Cormac MacCarthy

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar


Conocido como “Abbé de Laviñac”, nació el 19 de mayo de 1769 y murió en Annécy, Saboya, el 3 de mayo de 1833. Segundo hijo del conde Justin Maccarthy y de Mary Winifrid Tuite, hija de Nicholas Tuite, Chamberlán del rey de Dinamarca. A los 4 años sus padres se trasladan a Toulouse donde se establecen definitivamente, disgustados por la forma en que se administraba la ley inglesa en Irlanda. Más tarde fue enviado al Collége du Plessis en París. A los 14 años recibió la tonsura en el seminario de St-Magloire. Casi había terminado su carrera de estudios teológicos en la Sorbona cuando la Revolución le obligó a marcharse.

Se retiró a Toulouse. Su ordenación sacerdotal se pospuso hasta que cumplió 45 años (1814) en parte debido a la Revolución y en parte por una debilidad renal que le hacía imposible permanecer de pie durante largos ratos. Una vez que se recuperó suficientemente de esta enfermedad entró en el seminario de Chambéry, en Saboya, en 1813 y fue ordenado de sacerdote en junio de 1814.

Toulouse fue el escenario de sus primeras labores misioneras. En poco tiempo se convirtió en un predicador famoso. En 1817 se le ofreció el obispado de Montauban, que rehusó. Entró en la Compañía de Jesús en 1818 y pronunció sus votos simples dos años después. Se le dedicó en exclusiva a la predicación. Su talento en este campo era tan notable que ya durante su noviciado fue nombrado para predicar en la Corte de Francia durante el tiempo del Adviento.

La fama de su predicación se extendió por todo del reino y por ello fue invitado a predicar en las principales ciudades del país y hasta de Suiza. Profesó solemnemente en la orden en 1828. La Revolución de 1830 le llevó a retirarse a Saboya de donde fue reclamado a Roma a la que llegó en octubre del mismo año. Mientras estuvo en Roma predicó todos los domingos ante los más distinguidos personajes. Poco después su salud, que nunca había sido buena, se resintió, aunque ello no hizo disminuir su celo espiritual.

Dejó Roma y se estableció en Turín, en un colegio de su orden. A Petición del rey de Cerdeña – cuyo hermano Carlos Manuel era novicio en la Compañía de Jesús – el “Abbé” Maccarthy dirigió para la Brigada de Saboyaun un retiro que hizo mucho bien entre los militares, dedicando todo su tiempo al púlpito y al confesionario. Predicó los sermones de cuaresma en Annécy, pero poco después enfermó y expiró allí mismo, en el palacio del obispo; fue enterrado en la catedral. Como predicador era de una elocuencia sólo inferior a la de hombres como Bossuet o Mossillon; pero mientras que ellos hablaban principalmente para una clase especial de oyentes, los sermones del “Abbé” MacCarthy son para todos los países y todas las épocas y han de ser considerados aún hoy en día por la profundidad de su pensamiento, por la piedad y aplicaciones prácticas, entre las mejores contribuciones a la literatura homilética.


Bibliografía

DEPLACE, Biographical Sketch prefixed to Sermons (Lyons, 1834); MAHONEY, Biographical Notice to tr. of Sermons (Dublin, 1848); Dictionary of National Biography (London, 1893).


P.A. BEECHER.


Transcrito por Dennis McCarthy.


Traducido por Pedro Royo