Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 21 de noviembre de 2019

Convento de Ocopa

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
3545531 orig.jpg
Bibliot-790061.JPG
3545531 orig.jpg
El Convento fue fundado por Francisco de San José en 1725 para felicidad de los pueblos. La mayor gloria de Ocopa es su historia misionera. Aquí se forjaron legiones de santos y sabios misioneros, y de aquí partieron a evangelizar y "peruanizar" principalmente la selva amazónica. De entre ellos, más de 80 murieron en forma violenta: flechados, ahogados, perdidos en los bosques, por las picaduras de las serpientes, etc.

Una de las cosas que más admira el visitante que recorre los claustros del Convento de Ocopa es sin duda alguna, después de su ya célebre biblioteca, la gran cantidad y variedad de lienzos. No hay una sola pared donde no se aprecie alguna pintura colonial. En realidad todo el convento es un gran museo de artes. Es numerosa la serie de obras de arte, especialmente pictóricas, distribuidas en las distintas dependencias del convento: claustros, capillas, sacristía y coro. Pero además las varias colecciones que adornan los claustros, últimamente se acondicionó un salón o pequeña pinacoteca para los mejores cuadros del convento.

Esta pinacoteca está amoblada con sillones llamados fraileros y unos baúles o petacas; tanto unos como otros son de factura colonial y están trabajados en cuero repujado. Todas estas obras de arte, como es común en todos los conventos, no tenían por objeto formar propiamente un museo de arte, sino que respondían más bien a un deseo ornamental; de ahí las grandes colecciones que lo adornan.

La biblioteca puede ser el principal motivo para una estadía prolongada. Aquí los 30.000 volúmenes perfectamente guardados, archivados y registrados presentan la reliquia más valiosa del convento y el centro intelectual de la región. El favorable clima de la sierra peruana permitió la conservación ideal de muchos libros históricos de incalculable valor.

Cuatro claustros de estilo colonial construyen el actual convento, que se levanta al lado del que fue el primitivo conventillo de Ocopa, y que se conserva intacto tal como lo hiciera su fundador. Se le conoce con el nombre de la "Obrería". El actual convento es austero y sólido, pero al mismo tiempo alegre y acogedor. Gruesas columnas sostienen las galerías de amplios corredores, que hacen marco a los jardines centrales. Fue declarado Monumento Histórico en 1955. A horas convenientes de la mañana y de la tarde puede recorrerse el histórico recinto.

La iglesia colonial con la cripta de los misioneros y la tumba del venerable Padre Pío Sarobe, los cuatro claustros coloniales, el mural misionero más grande del Perú (obra del pintor Josué Sánchez), los cuadros y pinturas, la valiosa biblioteca, la pinacoteca, el museo amazónico, el claustrillo más primitivo, etc., que hoy todavía se aprecian, no son sino la humilde huella de una gloriosa historia misionera.

Teodoro Hampe Martínez

Enlaces relacionados

  • Catálogo de la Biblioteca de Ocopa: [1]