Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 15 de julio de 2019

Conrado de Hochstadt

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(CONRADO de HOSTADEN).

Arzobispo de Colonia y Elector Imperial (1238-1261), hijo del conde Lotar de Hochstadt y de Matilde de Vianden. Se desconoce fecha de nacimiento, murió el 28 de sept.1261. Nada se conoce de su infancia y juventud. En 1261 era beneficiario de una parroquia de Wevelinghoven cerca de Düsseldorf. En 1226 era canónigo y algunos años después preboste de la catedral de Colonia. Tras la muerte de Enrique de Molenark (26 marzo, 1238) el capítulo de la catedral eligió a Conrado arzobispo de Colonia. En agosto de ese mismo año, recibió la insignia arzobispal del emperador Federico II, en Brescia. Al año siguiente fue ordenado sacerdote y consagrado arzobispo el 28 de octubre arzobispo por Ludolf de Münster.

Durante los primeros pocos meses, el nuevo arzobispo apoyaba al emperador en el conflicto con Gregorio IX, pero se pasó al bando del papa por razones desconocidas poco después de la excomunión del emperador (12 marzo, 1239). Toda la administración temporal de Conrad fue una serie de luchas con algunos príncipes vecinos y con los ciudadanos de Colonia que no querían admitir la soberanía temporal del arzobispo sobre la ciudad. En general Conrado salió victorioso pero su forma de guerrear, a veces traicionera, ha dejado muchos puntos oscuros en su reputación. Cuando el papa Inocencio IV depuso a Federico II (17 julio, 1245), el candidato papal Henry Raspe, Landgrave de Turingia, fue elegido rey gracias a la influencia de Conrad y cuando Henry murió tras un corto reinado de siete meses fue de nuevo la influencia de Conrado la que colocó la corona en la cabeza del joven Guillermo de Holanda.

En reconocimiento por estos servicios, el papa Inocencio le hizo legado apostólico en Alemania (14 marzo, 1249), que había quedado vacante por la muerte del arzobispo Sifrit de Maguncia, cinco días antes. El clero y los laicos de Maguncia querían tener al poderoso arzobispo Conrado de Colonia como su nuevo arzobispo, que parece que les animaba secretamente, pero por razones diplomáticas les dirigió al papa, quien amable pero firmemente rehusó poner las dos provincias eclesiásticas más importantes de Alemania bajo el poder de un solo hombre. Poco después de esta decisión cesaron las que hasta entonces habían sido magníficas relaciones entre el papa Inocencio IV y el arzobispo; en abril de 1250, la legación apostólica en Alemania se encomendó a Pedro, obispo de Albano. Al mismo Conrado comenzó a alejarse del rey, lo que pronto se convirtió en una rebelión abierta.

Con todos los medios de un poderoso príncipe falto de escrúpulos, Conrado intentó destronar a Guillermo y quizá lo hubiera logrado si el rey no hubiera muerto prematuramente, por lo que las intrigas del arzobispo eran ya innecesarias. Tras la muerte del rey Guillermo (28 enero 1256). Conrado jugó un papel importante pero despreciable en la elección del nuevo rey, ya que vendió su voto por una gran cantidad de dinero a Ricardo de Cornualles, hermano de Enrique II de Inglaterra y le coronó en Aquisgrán el 17 de mayo de 1257. Este fue el último hecho importante Conrado. Está enterrado en la catedral de Colonia, de la que puso la piedra angular el 15 de agosto de 1248.


MICHAEL OTT.


Transcrito por Gerald M. Knight.


Traducido por Pedro Royo.