Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 6 de diciembre de 2019

Caballeros de Colón

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
Fm stmarys 600h.jpg
Charter large.jpg
Ritzenthaler - Knights of Columbus.jpg
Knights of columbus enh lores Jef Murray.jpg
Walter-sanders-members-of-the-knights-of-columbus-watching-a-parade i-G-27-2704-FNFND00Z.jpg
Es una sociedad fraternal de servicio, conformada por hombres católicos, fundada en New Haven, Connecticut, el 2 de febrero de 1882. Fue incorporada por las leyes de Connecticut el 29 de marzo del mismo año. Los organizadores e incorporadores fueron el P. M.J. McGivney, el P. P.P. Lawlor, James T. Mullen, Cornelius T. Driscoll, Dr. M.C. O'Connor, Daniel Colwell, William M. Geary, John T. Kerrigan, Bartholomew Healey, y Michael Curran. El propósito de la sociedad es desarrollar un catolicismo práctico entre sus miembros, promover la educación católica y las obras de caridad y, a través de su departamento de seguridad, proveer apoyo financiero, al menos temporal, a las familias de los miembros fallecidos.

El día 15 de mayo del 1882, los organizadores, constituidos en Comité Supremo, fundaron el primer consejo subordinado, San Salvador Número 1, en New Haven. A partir de entonces comenzaron a fundarse consejos subordinados en diferentes ciudades y poblaciones del estado de Connecticut, pero no fue sino hasta el 15 de abril de 1885, cuando se fundó un consejo subordinado en Westerly, Rhode Island, que la orden se extendió más allá de las fronteras del estado original. Entonces fue cuando el Comité Supremo emitió una ley dictando la creación del Consejo Supremo. Este debería estar compuesto por los miembros del Comité Supremo y delegados de cada consejo subordinado, en una proporción de un delegado por cada cincuenta miembros. Al percatarse que ese número era demasiado grande, el día 14 de mayo de 1886 el Consejo Supremo se convirtió en una Junta de Gobierno integrada por la Junta de Directores- antes llamada Comité Supremo-, el Gran Caballero y el Gran Caballero saliente de cada consejo subordinado de la sociedad.

A causa del rápido crecimiento de la sociedad, la Junta de Gobierno, en 1892, organizó los Consejos Estatales, compuestos por dos delegados de cada consejo subordinado de los estados. El 29 de abril de 1893 la Junta de Gobierno fue reemplazada por el Consejo Nacional, integrado por el Delgado Estatal y el Delegado Estatal saliente de cada Consejo Estatal, y por un delegado por cada mil miembros de la clase asegurada. Los miembros asociados fueron admitidos a la orden por primera vez en octubre de 1893. La clase asociada se creó para dar cabida a los ancianos y aquellos que no podían pasar el examen médico, aunque posteriormente se amplió para acoger a todos aquellos que fuesen elegibles pero no quisieran el seguro. El 22 de febrero de 1900 tuvo lugar en Nueva York el primer evento de cuarto grado, en el que recibieron ese grado más de 1,200 candidatos provenientes de todos los Estados Unidos.

Actualmente la orden está establecida en todos los estados y territorios de la Unión Americana, en cada provincia de Canadá, en Newfoundland, las Islas Filipinas, México, Cuba y Panamá. Están por establecerse consejos en Puerto Rico y Sudamérica. La membresía total, dividida en dos clases, asegurados y asociados, hasta el 1 de marzo de 1910, contaba 74,909 miembros asegurados y 160,703 asociados; un total de 235,612 (Nota del traductor: En el año 2002, los Caballeros de Colón tienen más de 1.6 millones de miembros en Norteamérica y otras partes. En 2001, reunieron y contribuyeron para entidades caritativas una cantidad récord de $125 millones y ofrecieron 58.9 millones de horas de servicio voluntario). Se emiten pólizas de seguro por valor de $1,000, $2,000 y $3,000 dólares contra riesgos incurribles entre las edades de 18 y 60 años. La tasa de cada miembro se incrementa cada cinco años hasta los 60. A partir de ese momento el miembro paga una prima estándar calculada a partir de la edad que tenía al inscribirse. La sociedad ha pagado a los beneficiarios de sus miembros fallecidos un total de $4,438,728.74 dólares. (Nota del traductor: En 2002, los Caballeros de Colón sumaron $45,600 millones de seguros para sus miembros y sus familias. El año anterior la suma fue de $42,900 millones. Al inicio del 2003, hay 1.5 millones pólizas de vida vigentes; sólo 1.4 millones al finalizar 2001. Las primas de las rentas vitalicias aumentaron 61.2 por ciento en 2002. Las rentas vitalicias y los seguros de depósitos para 2002 fueron de $332 millones, superior a los $206 millones de 2001. Cfr. www.kofc.org)

Los Caballeros de Colón han hecho un trabajo admirable en los campos de la educación católica y de la caridad, promoviendo hogar y escuela para huérfanos católicos, dotando de becas a universidades católicas, organizando conferencias acerca de la doctrina católica, proveyendo camas de hospital, servicios médicos para sus miembros enfermos, sosteniendo bolsas de trabajo y, en general, realizando diversas formas de apostolado seglar. En 1904 la orden otorgó $50,000 dólares a la Universidad Católica de Washington para la cátedra de Historia Americana, además de varios miles de dólares para su biblioteca, y se comprometió enseguida a obtener $500,000 dólares más para financiar 50 becas en la misma universidad. Los Caballeros patrocinan a atletas de todo el mundo para que participen en las Olimpiadas Especiales del 2003, en Dublín, con una subvención de 1 millón de dólares.

Desde siempre, la orden ha sentido especial estimación por las conferencias a no católicos acerca de cuestiones de la doctrina católica, y ha logrado grandes éxitos en esa tarea. Las conferencias organizadas siempre han encontrado un éxito notable. Además de que han llevado a muchos no católicos a entender mejor la fe católica y a adoptar una posición más amigable hacia ella. La intolerancia está en declive y ha quedado claro que la mente de los no católicos siempre está abierta a la convicción. Estas conferencias fueron iniciadas por el Excelentísimo Señor Obispo J. J. Keane, de Cheyenne, Wyoming, en la ciudad de Denver, en 1909. En la conferencia promovida por los Caballeros de Colón en Cedar Rapids, Iowa, el 85% de los asistentes no eran católicos. La obra ha sido retomada exitosamente en Buffalo, Milwaukee, Houston Los Angeles. Es un movimiento que no busca atacar las creencias de nadie, sino construir la caridad entre todos los hombres y- en las palabras del Obispo Keane- "acercarnos a todos a Dios Todopoderoso". Los caballeros han establecido bibliotecas católicas en varias ciudades, y en otras han catalogado los libros católicos de las bibliotecas públicas.

La construcción de un monumento a Cristóbal Colón en la Ciudad de Washington, por parte del gobierno de los Estados Unidos, se debe en gran manera al trabajo de los Caballeros de Colón. El "Día de Colón" (12 de octubre, fecha del descubrimiento del continente americano por Cristóbal Colón), que se observa en más de 15 estados (California, Colorado, Connecticut, Illinois, Kentucky, Maryland, Massachusetts, Michigan, Missouri, Montana, Nueva Jersey, Nueva York, Ohio, Pennsylvania y Rhode Island), de la Unión Americana, fue instituido gracias a la insistencia de los Caballeros, que desearían verla en todos los estados. (Nota del traductor: En1937, el entonces Presidente Franklin Roosevelt instituyó esa fecha como fiesta nacional de los Estados Unidos, pero en 1971 la fecha se movió al segundo lunes de octubre. En otros países también se recuerda en esa fecha el descubrimiento de América, con diferentes nombres).

EDWARD HEARN Transcrito por Dennis McCarthy A la memoria de los miembros fallecidos de los Caballeros de Colón del Consejo 660 de Atlanta. Traducido por Javier Algara Cossío.