Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 25 de febrero de 2021

Diferencia entre revisiones de «San Fructuoso de Tarragona»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
 
 
Línea 1: Línea 1:
Obispo y mártir; murió el 21 de enero del 259.  Durante la noche del 16 de enero, él, en conjunto con sus diáconos Augurio y Eulogio, fue llevado a prisión, y el 21 de enero fue juzgado por el juez Emiliano.  Confesó ser cristiano y obispo, por lo que los tres fueron sentenciados a ser quemados vivos.  Sufrieron el castigo con coraje, y orando y con las manos extendidas, entregaron el espíritu.  En esta posición son pintados.  San Agustín los menciona en uno de sus sermones (273), y el poeta español Prudencio los celebra en un himno (Peristephanon, himno, 6).
+
[[Obispo]] y [[mártir]]; murió el 21 de enero de 259.  Durante la noche del 16 de enero, él, junto con sus [[diácono]]s Augurio y Eulogio, fue llevado a [[prisión]], y el 21 de enero fue juzgado por el juez Emiliano.  Confesó ser [[Cristianismo|cristiano]] y obispo, por lo que los tres fueron sentenciados a ser quemados vivos.  Sufrieron el castigo con [[fortaleza]], y [[Oración|orando]], con las manos extendidas, entregaron el espíritu, en cuya posición aparecen pintados.  [[San Agustín]] los menciona en uno de sus [[Homilía|sermones]] (273), y el poeta español Prudencio los elogia en un [[himno]] (Peristephanon, himno, 6).
  
GABRIEL MEIER
+
 
Transcrito por Joseph P. Thomas
+
'''Fuente''':  Meier, Gabriel. "St. Fructuosus of Tarragona." The Catholic Encyclopedia. Vol. 6. New York: Robert Appleton Company, 1909. <http://www.newadvent.org/cathen/06311b.htm>.
Traducido por Armando Llaza Corrales
+
 
 +
Traducido por Armando Llaza Corrales.  L H M

Última revisión de 14:31 9 ene 2009

Obispo y mártir; murió el 21 de enero de 259. Durante la noche del 16 de enero, él, junto con sus diáconos Augurio y Eulogio, fue llevado a prisión, y el 21 de enero fue juzgado por el juez Emiliano. Confesó ser cristiano y obispo, por lo que los tres fueron sentenciados a ser quemados vivos. Sufrieron el castigo con fortaleza, y orando, con las manos extendidas, entregaron el espíritu, en cuya posición aparecen pintados. San Agustín los menciona en uno de sus sermones (273), y el poeta español Prudencio los elogia en un himno (Peristephanon, himno, 6).


Fuente: Meier, Gabriel. "St. Fructuosus of Tarragona." The Catholic Encyclopedia. Vol. 6. New York: Robert Appleton Company, 1909. <http://www.newadvent.org/cathen/06311b.htm>.

Traducido por Armando Llaza Corrales. L H M