Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 20 de noviembre de 2019

Diferencia entre revisiones de «Raymond d' Agiles»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
 
 
Línea 1: Línea 1:
 
(O AGUILER)  
 
(O AGUILER)  
Un cronista de Puy-en-Velay, Francia, que vivió hacia el final del Siglo XI. Acompañó al Conde de Toulouse en la Primera Cruzada (1096-99) como capellán. Esto se relacionó con la participación de Adhémar, Obispo de Puy, que continuaba con el legado del Papa Urbano II.  
+
Un cronista y canónigo de Puy-en-Velay, Francia, que vivió hacia el final del siglo XI. Acompañó al Conde de Toulouse en la Primera Cruzada (1096-99) como capellán de Adhémar, obispo de Puy,legado del Papa Urbano II.  
  
Junto a Pons de Balazuc, emprendió la tarea de escribir la historia de la expedición, pero Pons fue asesinado, y ello conllevó que la empresa la tenía que concluir solamente él. Después de que los cruzados salieran del cerco de Antioquia (28 de junio de 1098), Agiles se plantó ante la columna y portó la Lanza Sagrada. Entró en Jerusalén, acompañando al Conde de Toulouse en su peregrinaje por el Jordán, y en la batalla de Ascalón.
+
Junto a Pons de Balazuc emprendió la tarea de escribir la historia de la expedición, pero Pons fue asesinado, y tuvo que continuar la empresa él solo. En una incursión de los cruzados durante el sitio de Antioquía (28 de junio de 1098), Agiles marchó en frente de la columna portando en sus manos la Lanza Sagrada. Tomó parte en la entrada a Jerusalén, acompañó al Conde de Toulouse en su peregrinaje por el Jordán, y estuvo en la batalla de Ascalón.
  
Luego de esto se pierde la pista del personaje. Su "Historia Francorum qui ceperunt Hierusalem" (P.L., CLV, 591-668) es un recuento que hace como testigo de los eventos que constituyeron la Primera Cruzada. Fue inicialmente publicado por Bongars (Gesta Dei per Francos, I, 139-183), y luego en el contenido de "Recueil des historiens occidentaux des croisades" (1866), 235-309; fue traducida esta obra al francés, por parte de Guizot, "Memoires sur l'histoire de France" (1824), XXI, 227-397.  
+
Luego de esto se pierde de vista. Su "Historia Francorum qui ceperunt Hierusalem" (P.L., CLV, 591-668) es el relato de un testigo de los eventos de la Primera Cruzada. Fue publicado por primera vez por Bongars (Gesta Dei per Francos, I, 139-183), y luego en el "Recueil des historiens occidentaux des croisades" (1866), 235-309; Guizot la tradujo al francés en su obra "Memoires sur l'histoire de France" (1824), XXI, 227-397.   La narrativa con mucho es dedicada a las visiones de Pierre Barthélemy, y a la autenticidad de la Santa Lanza, encontrada en las vísperas de la batalla. Moliner dice que el autor es parcial, creyente, ignorante y prejuiciado. “El puede ser utilizado, pero en condiciones de estricto criticismo”.
 
+
La narrativa con mucho es dedicada a las visiones de Pierre Barthélemy, y a la autenticidad de la Santa Lanza, encontrada en las vísperas de la batalla. Moliner dice que el autor es parcial, creyente, ignorante y prejuicioso. “Puede ser considerado y tomado en cuenta, pero a condición de criticismo”.
+
  
 
MOLINIER, Sources de l'hist. de France (Paris, 1902), no. 2122, 283.  
 
MOLINIER, Sources de l'hist. de France (Paris, 1902), no. 2122, 283.  

Última revisión de 13:55 30 ago 2008

(O AGUILER) Un cronista y canónigo de Puy-en-Velay, Francia, que vivió hacia el final del siglo XI. Acompañó al Conde de Toulouse en la Primera Cruzada (1096-99) como capellán de Adhémar, obispo de Puy,legado del Papa Urbano II.

Junto a Pons de Balazuc emprendió la tarea de escribir la historia de la expedición, pero Pons fue asesinado, y tuvo que continuar la empresa él solo. En una incursión de los cruzados durante el sitio de Antioquía (28 de junio de 1098), Agiles marchó en frente de la columna portando en sus manos la Lanza Sagrada. Tomó parte en la entrada a Jerusalén, acompañó al Conde de Toulouse en su peregrinaje por el Jordán, y estuvo en la batalla de Ascalón.

Luego de esto se pierde de vista. Su "Historia Francorum qui ceperunt Hierusalem" (P.L., CLV, 591-668) es el relato de un testigo de los eventos de la Primera Cruzada. Fue publicado por primera vez por Bongars (Gesta Dei per Francos, I, 139-183), y luego en el "Recueil des historiens occidentaux des croisades" (1866), 235-309; Guizot la tradujo al francés en su obra "Memoires sur l'histoire de France" (1824), XXI, 227-397. La narrativa con mucho es dedicada a las visiones de Pierre Barthélemy, y a la autenticidad de la Santa Lanza, encontrada en las vísperas de la batalla. Moliner dice que el autor es parcial, creyente, ignorante y prejuiciado. “El puede ser utilizado, pero en condiciones de estricto criticismo”.

MOLINIER, Sources de l'hist. de France (Paris, 1902), no. 2122, 283.

THOMAS WALSH Transcripción de Laura Ouellette Traducción al castellano de Giovanni E. Reyes