Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 21 de abril de 2019

Papa Beato Gregorio X

De Enciclopedia Católica

(Redirigido desde «Gregorio X»)
Saltar a: navegación, buscar

Nacido en 1210 murió el 10 de enero de 1276. La muerte de Clemente IV (29 nov. 1268) dejó la sede vacante durante tres años. Los cardenales reunidos en Viterbo estaban divididos en dos campos, el francés y el italiano. Ninguno de los dos podía conseguir los dos tercios de la mayoría del voto ni querían ceder a los otros para elegir a un candidato al papado. En el verano de 1270 los dirigentes y burgueses de la ciudad de Viterbo, con la esperanza de forzar el voto, recurrieron a encerrara los cardenales en el palacio episcopal donde m hasta se les cortó el suministro de de comida. Por fin se llegó a un compromiso por los redoblados esfuerzos de los reyes de Sicilia y Francia. El sacro Colegio, que consistía entonces en 15 cardenales, designó a seis para ponerse de acuerdo y emitir un voto final. Los seis delegados se reunieron el 1 de septiembre de 1271 y unieron los votos eligiendo a Teobaldo Visconti, archidiácono de Lieja que no era cardenal ni siquiera sacerdote.

El nuevo papa era natural de Piacenza y había estado un tiempo al servicio del cardenal Jacobo de Palestrina, había asido nombrado archidiácono de Lieja y acompaña do al cardenal Ottoboni en una misión a Inglaterra, y que el en el momento de su elección estaba en Ptolemaida (Acre) con el príncipe Eduardo de Inglaterra, en un peregrinaje a Tierra Santa.

Recibió la llamada de los cardenales para que volviera inmediatamente, comenzó su viaje de vuelta el 19 de noviembre de 1271 y llegó a Viterbo el 12 de febrero de 1271. Aceptó la dignidad y tomo el nombre de Gregorio X. El 13 de marzo hizo su entrada en Roma, donde el día 19 fue ordenado sacerdote. Su consagración como papa tuvo lugar el 27 de marzo y se puso con toda su energía solucionar los graves problemas que requerían su atención: la restauración de la paz entre las naciones cristianas y sus príncipes, la solución de los asuntos del imperio alemán, la corrección del modo de vida del clero y del pueblo, la unión de la iglesia Griega con Roma y la liberación de Jerusalén y la Tierra Santa. El cuarto día tras su coronación proclamó la reunión de un concilio que debía reunirse en Lyon el 1 de mayo de 1274 (ver CONCILIOS DE LYON).

n Italia intentó que se hiciera la paz entre güelfos y gibelinos, cuyas facciones arrasaban principalmente Toscana y Lombardía. Emitió un decreto de excomunión contra la ciudad de Florencia, cuyos burgueses se oponían a sus esfuerzos por traer la reconciliación. Tras la muerte de Ricardo de Cornualles (1272) Gregorio avisó a los príncipes alemanes que eligieran un Nuevo príncipe pero se opuso a la candidatura de Alfonso de Castilla, rival de Ricardo al imperio. Habiendo sido elegido Rodolfo de Habsburgo el 29 de septiembre de 1273, Gregorio X le conoció inmediatamente y le invitó a Roma a recibir la corona imperial. . El papa y el emperador se encontraron en Lausana en octubre de 1273. Gregorio volvía del Concilio de Lyon. Gregorio emitió los votos acostumbrados por la defensa de la Iglesia Romana, tomo la cruz y pospuso hasta el próximo año su viaje a Roma. El papa consiguió de Alfonso de castilla la renuncia de sus derechos a la corona alemana.

Desde el principio de su pontificado Gregorio intentó promover los intereses de Tierra Santa. Se recogieron grandes sumas en Francia e Inglaterra para la cruzada. Una resolución del concilio de Lyon, que se inauguró el 7 de mayo de 1274 proveía que un décimo de de todos los beneficios de las iglesias en los próximos seis años se destinara para beneficio de tierra Santa., con la intención de obtener los medios para la guerra santa. Este diezmo tuvo éxito y la preparación de se hizo en Francia e Inglaterra para la expedición, pero que desafortunadamente no se llevó a cabo. Los embajadores del emperador griego que llegaron a Lyon el 24 de junio juraron en la cuarta sesión del concilio (6 de julio) que el emperador había renunciado al cisma y habían vuelto a la obediencia debida a la Santa Sede. Pero esta unión, en la que el emperador Miguel Paleólogo había entrado por puras razones políticas no estaba destinada a resistir. En la clausura del concilio, que Gregorio había presidido en persona, viajó por Lausana, Milán y Florencia hasta Arezzo, donde murió el 10 de enero de 1276. Aunque su pontificado fue tan corto, los resultados tuvieron consecuencias de larga duración., logrando mantener la paz y la armonía. Se le reverencia como santo por sus inusuales virtudes, en Roma y en algunas diócesis (Arezzo, Piacenza, Lausana). Su fiesta es el 16 de febrero.

Bibliografia

GUIRAUD, Les Registres de Gregoire X, Recueil des bulles de ce Pape in Bibliotheque des Ecoles francaises de Rome et d"Athenes (Paris, 1892--); POTTHAST, Regesta Romanorum Pontificum, II (Berlin, 1875), 1651 sq.; Vitae Gregorii X, ed. MURATORI in Rerum Italicarum Scriptores, III, i, 597 sq., 599 sq.; III, ii, 424 sq.; Bibliotheca hagiographica latina, I (Brussels, 1898-99), 545 sq.; BONUCCI, Istoria del pontefice Gregorio X (Rome, 1711); PIACENZA, Compendio della storia del b. Gregorio X papa (Piacenza, 1876); LOSERTH, Akten uber die Wahl Gregors X, in Neues Archiv (1895), XXI, 309 sq.; ZISTERER, Gregor X. und Rudolf von Habsburg in ihren gegenseitigen Bezichungen (Freiburg im Br., 1891); WALTER, Die Politik der Kurie unter Gregor X. (Berlin, 1894); OTTO, Die Beziehungen Rudolfs von Habsburg zu Papst Gregor X. (Innsbruck, 1895); VON HIRSCH-GEREUTH, Studien zur Geschichte der Kreuzzuge, I: Die Kreuzzugpolitik Gregors X. (Munich, 1896); PICHLER, Geschichte der kirchlichen Trennung zwischen Orient und Occident, I (Munich, 1864), 342 sq.; DRABEKE, Der Kircheneinigungsversuch des Kaisers Michael VIII, Paloeologus in Zeitschrift fur wissenschaftl. Theol. (1891), XXXIV, 325 sq.; HEFELE, Konziliengeschichte, VI, 119 sq.


J.P. Kirsch.


Transcrito por Janet van Heyst


Traducido por Pedro Royo.


The Catholic Encyclopedia, Volume VI. Published 1909. New York: Robert Appleton Company. Nihil Obstat, September 1, 1909. Remy Lafort, Censor. Imprimatur. +John M. Farley, Archbishop of New York