Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 20 de enero de 2021

Diferencia entre revisiones de «Alabastro»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
 
Línea 1: Línea 1:
 
(del griego, alabastros, -on;  del latín alabaster, -trum de origen incierto)  La [[sustancia]]  comúnmente conocida como alabastro es una variedad de yeso  de un grano muy fino (sulfato de calcio), muy usado para la fabricación de vasos y otros artículos ornamentales. El alabastro oriental, el alabastrites de los escritores clásicos,  es un mármol translúcido  (carbonato de calcio) que se obtiene de depósitos de estalagmita, debido a su estructura generalmente en bandas,  lo cual le hace parecerse al  ónix ;  es también llamado mármol ónix o simplemente, aunque  incorrecto, ónix.    Desde  tiempos remotos  fue altamente apreciado para propósitos decorativos.  Los orientales antiguos usaban frecuentemente el alabastro para vasos para guardar ungüentos, en la creencia de que los  preservaban, de ahí que los  vasos fuesen llamados alabastros aun cuando estuviesen hechos de otro material. Tal fue el caso del “alabastrum unguenti” (Mt. 26,7; Mr. 14,3, Lc. 7,37), con el cual la [[mujer]] pecadora (v. [[pecado]]) ungió al [[Salvador]]. El vaso, sin embargo, aunque  probablemente de alabastro,  no era necesariamente de ese material, tal y como la traducción inglesa parece implicar al decir “caja de alabastro de ungüentos”  
 
(del griego, alabastros, -on;  del latín alabaster, -trum de origen incierto)  La [[sustancia]]  comúnmente conocida como alabastro es una variedad de yeso  de un grano muy fino (sulfato de calcio), muy usado para la fabricación de vasos y otros artículos ornamentales. El alabastro oriental, el alabastrites de los escritores clásicos,  es un mármol translúcido  (carbonato de calcio) que se obtiene de depósitos de estalagmita, debido a su estructura generalmente en bandas,  lo cual le hace parecerse al  ónix ;  es también llamado mármol ónix o simplemente, aunque  incorrecto, ónix.    Desde  tiempos remotos  fue altamente apreciado para propósitos decorativos.  Los orientales antiguos usaban frecuentemente el alabastro para vasos para guardar ungüentos, en la creencia de que los  preservaban, de ahí que los  vasos fuesen llamados alabastros aun cuando estuviesen hechos de otro material. Tal fue el caso del “alabastrum unguenti” (Mt. 26,7; Mr. 14,3, Lc. 7,37), con el cual la [[mujer]] pecadora (v. [[pecado]]) ungió al [[Salvador]]. El vaso, sin embargo, aunque  probablemente de alabastro,  no era necesariamente de ese material, tal y como la traducción inglesa parece implicar al decir “caja de alabastro de ungüentos”  
 
 
Bibliografía:  THOMAS in VIG., Dict. de la Bible, I, 330.
 
Bibliografía:  THOMAS in VIG., Dict. de la Bible, I, 330.
 
Bechtel, F. (1907). Alabaster. In The Catholic Encyclopedia. New York: Robert Appleton Company.  Retrieved from New Advent
 
Bechtel, F. (1907). Alabaster. In The Catholic Encyclopedia. New York: Robert Appleton Company.  Retrieved from New Advent
 
Traducción al castellano de Giovanni E. Reyes  
 
Traducción al castellano de Giovanni E. Reyes  
 
Revisado y corregido por Luz María Hernández Medina
 
Revisado y corregido por Luz María Hernández Medina

Última revisión de 04:33 6 sep 2008

(del griego, alabastros, -on; del latín alabaster, -trum de origen incierto) La sustancia comúnmente conocida como alabastro es una variedad de yeso de un grano muy fino (sulfato de calcio), muy usado para la fabricación de vasos y otros artículos ornamentales. El alabastro oriental, el alabastrites de los escritores clásicos, es un mármol translúcido (carbonato de calcio) que se obtiene de depósitos de estalagmita, debido a su estructura generalmente en bandas, lo cual le hace parecerse al ónix ; es también llamado mármol ónix o simplemente, aunque incorrecto, ónix. Desde tiempos remotos fue altamente apreciado para propósitos decorativos. Los orientales antiguos usaban frecuentemente el alabastro para vasos para guardar ungüentos, en la creencia de que los preservaban, de ahí que los vasos fuesen llamados alabastros aun cuando estuviesen hechos de otro material. Tal fue el caso del “alabastrum unguenti” (Mt. 26,7; Mr. 14,3, Lc. 7,37), con el cual la mujer pecadora (v. pecado) ungió al Salvador. El vaso, sin embargo, aunque probablemente de alabastro, no era necesariamente de ese material, tal y como la traducción inglesa parece implicar al decir “caja de alabastro de ungüentos” Bibliografía: THOMAS in VIG., Dict. de la Bible, I, 330. Bechtel, F. (1907). Alabaster. In The Catholic Encyclopedia. New York: Robert Appleton Company. Retrieved from New Advent Traducción al castellano de Giovanni E. Reyes Revisado y corregido por Luz María Hernández Medina