Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 22 de septiembre de 2020

Diferencia entre revisiones de «Afinidad (en la Biblia)»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
 
 
Línea 1: Línea 1:
 
(en la Biblia)  
 
(en la Biblia)  
  
La escritura reconoce afinidad como un impedimento en el matrimonio. Esto es evidente en la legislación contenida en Lev., XVIII 8,14-16, 18; XX 11, 12, 14, 20, 21. Distinta afinidad canónica, que surgen ambas de permitir y no permitir consumar la unión carnal, afinidad en el código del Antiguo Testamento presenta únicamente de los esponsales, los que con los hebreos no difieren sustancialmente de nuestro matrimonium ratum . Los textos antes mencionados prohíben el matrimonio (1) en línea recta; con madrastra, hijastra, nietastra, suegra, nuera; (2) en línea colateral, con tíos de la esposa, tía, (algunas versiones incluyen también tíos de la esposa materna) con cuñada, excepto en esos casos donde la lex leviratus obtiene con hermanas de la esposa así como a lo largo de formas de vida. Está remarcado aquí que los judíos consideran la relación existente entre la esposa y la familia de su esposo, como una cercana naturaleza en que entre el esposo y la familia de la esposa.  
+
La Escritura reconoce la [[afinidad]] como un [[impedimento]] para el matrimonio. Esto es evidente de la legislación contenida en el Levítico, 18,8, 14-16, 18; 20,11.12.14.20.21.   A diferencia de la afinidad canónica, que surge de la unión carnal consumada legal o ilegalmente, afinidad en el código del [[Antiguo Testamento]] emerge del sponsalia  solamente, el cual  con los hebreos no difería substancialmente de nuestro matrimonium ratum.   Los textos antes mencionados prohíben el matrimonio (1) en línea recta, con la madrastra, hijastra,   nietastra, suegra, nuera; (2) en línea colateral, con las esposas de los tíos---tías---(algunas versiones incluyen las esposas de los tíos maternos), con cuñadas, excepto en aquellos casos donde prevalece la ley del levirato, con la hermana de la esposa mientras la anterior esté viva.   Se debe hacer notar aquí que los judíos (v. [[judaísmo]]) consideraban las [[relaciones]] existentes entre la esposa y la familia del marido de una naturaleza tan cercana como entre el marido y la [[familia]] de su esposa.
 
+
Las leyes dadas en Levítico 18 son sancionadas en Levítico 20.   Se señala la muerte como castigo para aquellos que transgredan las ordenanzas de afinidad en línea recta, mientras que se amenaza con no tener hijos a aquellos que se casen dentro de los grados prohibidos en línea colateral.   Es bueno notar que el no tener hijos aquí se refiere a que la prole podría ser considerada como ilegitima (v. [[ilegitimidad]]), o serían considerados como los descendientes legítimos del hermano o tío muerto. En cualquier caso aparecerían como sin hijos ante la [[ley]], y sus propiedades pasarían a otra familia.   No hay [[sanción]] dada a la ley que le prohíbe a un hombre casarse simultáneamente con dos hermanas. Del hecho de que la separación de los cónyuges  no es ordenada en ningún lugar en caso de que se casaran dentro del grado prohibido en línea colateral, podemos inferir que la [[existencia]] de estos [[impedimentos]] no anulaba el [[contrato]] matrimonial.   La sanción de las leyes en cuestión es, con una excepción, muy severa. ¿Qué razones imponían este rigor? La propiedad moral (v. [[moralidad]] es uno. Las expresiones “crimen atroz” y “gran abominación”  son indicios del  verdadero aborrecimiento del escritor inspirado a los actos cualificados por ellos.   Otra razón es el bienestar de la familia.   La gente relacionada cercanamente por regla general  vivían  juntos, especialmente en los países orientales.   Si no hubiese sido por las antedichas  prohibiciones,  desórdenes fatales a la vida familiar la hubiesen  invadido bajo el pretexto de un futuro matrimonio. [[Maimónides]] y [[Santo Tomás]] insisten fuertemente sobre esta [[razón]]. La [[Biblia] finalmente da a entender que la observancia de estas leyes diferenciara al pueblo escogido de las naciones paganas (v. [[paganismo]]) (Lev. 18,24). El [[Nuevo Testamento]] no contiene ninguna legislación sobre este asunto, pero narra dos incidentes donde las leyes del Levítico fueron violadas.   [[Herodes Antipas]] se casó con [[Herodias]], la hermana de su hermano Filipo (Mt. 14,3.4; Mc. 6,17-18; Lc. 3,19), contrario a Levítico 18,16.  Porque, aun concediendo que Filipo estuviese muerto, una pregunta muy controvertida, el lex leviratos  no prevalece ya que Herodias tenía una hija con Filipo.  El hombre de Corinto  vivía con la mujer de su padre (1 Cor. 5,1) en oposición a Lev. 18,8.  
Las leyes dan en Lev. XVIII, recibe sanción en Lev. XX. La muerte es indicada como pena a los que transgreden las ordenanzas de afinidad en línea recta, donde no haya hijos es tratado como quien se casa en desacuerdo con las prohibiciones de la línea colateral. Es bueno de hacer notar que el no tener hijos aquí se refiere a significar también que los descendientes deben ser vistos como ilegítimos, o ellos deberían ser considerados como legítimos descendientes del tío o hermano muerto. En todo caso ellos deberían estar sin niños ante la ley y sus posesiones pasarían a otra familia. No hay sanción dada por la ley que prohíba al hombre casarse simultáneamente con dos hermanas. Desde el hecho que la separación de las esposas no es en ninguna parte ordenada en caso de que ellos se casaran entre desacuerdo con lo prohibido en línea colateral, debemos inferir que la existencia de estos impedimentos no es valido el contrato matrimonial. La sanción de las leyes en cuestión es con una excepción, es muy bien severa. ¿Qué razones dictaban este rigor? Lo moral propiamente es una. Las expresiones “atroces crímenes” y “grandes abominaciones” son indicio de escritores inspirados en verdaderos aborrecimientos de actos calificados por ellos. El bienestar de la vida familiar es otro. La gente relacionada cercanamente como una regla residen juntos, especialmente en países del Este. No es antes mencionado las prohibiciones de desordenes fatales de familias que arrastran bajo el pretexto de futuro matrimonio. Maimonides y Santo Tomas insisten fuertemente en esta razón. La Biblia finalmente intimida que la observancia de estas leyes diferenciará a la gente de naciones paganas. (Lev., XVIII, 24). El Nuevo testamento no contiene ninguna legislación en este sujeto, pero narra dos incidentes donde la ley del Levítico fueron violadas. Herodes Antipas se caso con Herodias, la esposa de su hermano Felipe (Mateo., XIV, 3, 4; Marcos, VI, 17-18; Lucas, III, 19), contrariamente a Levítico XVIII,16.  
+
Fuente:  DE HUMMELAUER, Commentarius in Leviticum (Paris, 1897); JAMES in HASTINGS, Diet. of the Bible (New York, 1898); MANY in Vie., Diet. de la Bible (Paris, 1895) s.v.; CRELIER, Commentaire sur l'Exode et le Levitique (Paris, 1886).
 
+
Heinlein, Edward. "Affinity (in the Bible)." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907.
Bibliografía
+
<http://www.newadvent.org/cathen/01177c.htm>.  
 
+
Traducido por Patricia Reyes.  Revisado y corregido por Luz María Hernández Medina
DE HUMMELAUER, Comentarios en Levítico (Paris, 1897); JAMES in HASTINGS, Diet. of the Bible (New York, 1898); MANY in Vie., Diet. de la Bible (Paris, 1895) s.v.; CRELIER, Comentario sobre el Exodo y el levítico. (Paris, 1886).  
+
 
+
Escrito por E. HEINLEIN
+
 
+
Traducido por Patricia Reyes
+

Última revisión de 22:23 20 sep 2008

(en la Biblia)

La Escritura reconoce la afinidad como un impedimento para el matrimonio. Esto es evidente de la legislación contenida en el Levítico, 18,8, 14-16, 18; 20,11.12.14.20.21. A diferencia de la afinidad canónica, que surge de la unión carnal consumada legal o ilegalmente, afinidad en el código del Antiguo Testamento emerge del sponsalia solamente, el cual con los hebreos no difería substancialmente de nuestro matrimonium ratum. Los textos antes mencionados prohíben el matrimonio (1) en línea recta, con la madrastra, hijastra, nietastra, suegra, nuera; (2) en línea colateral, con las esposas de los tíos---tías---(algunas versiones incluyen las esposas de los tíos maternos), con cuñadas, excepto en aquellos casos donde prevalece la ley del levirato, con la hermana de la esposa mientras la anterior esté viva. Se debe hacer notar aquí que los judíos (v. judaísmo) consideraban las relaciones existentes entre la esposa y la familia del marido de una naturaleza tan cercana como entre el marido y la familia de su esposa. Las leyes dadas en Levítico 18 son sancionadas en Levítico 20. Se señala la muerte como castigo para aquellos que transgredan las ordenanzas de afinidad en línea recta, mientras que se amenaza con no tener hijos a aquellos que se casen dentro de los grados prohibidos en línea colateral. Es bueno notar que el no tener hijos aquí se refiere a que la prole podría ser considerada como ilegitima (v. ilegitimidad), o serían considerados como los descendientes legítimos del hermano o tío muerto. En cualquier caso aparecerían como sin hijos ante la ley, y sus propiedades pasarían a otra familia. No hay sanción dada a la ley que le prohíbe a un hombre casarse simultáneamente con dos hermanas. Del hecho de que la separación de los cónyuges no es ordenada en ningún lugar en caso de que se casaran dentro del grado prohibido en línea colateral, podemos inferir que la existencia de estos impedimentos no anulaba el contrato matrimonial. La sanción de las leyes en cuestión es, con una excepción, muy severa. ¿Qué razones imponían este rigor? La propiedad moral (v. moralidad es uno. Las expresiones “crimen atroz” y “gran abominación” son indicios del verdadero aborrecimiento del escritor inspirado a los actos cualificados por ellos. Otra razón es el bienestar de la familia. La gente relacionada cercanamente por regla general vivían juntos, especialmente en los países orientales. Si no hubiese sido por las antedichas prohibiciones, desórdenes fatales a la vida familiar la hubiesen invadido bajo el pretexto de un futuro matrimonio. Maimónides y Santo Tomás insisten fuertemente sobre esta razón. La [[Biblia] finalmente da a entender que la observancia de estas leyes diferenciara al pueblo escogido de las naciones paganas (v. paganismo) (Lev. 18,24). El Nuevo Testamento no contiene ninguna legislación sobre este asunto, pero narra dos incidentes donde las leyes del Levítico fueron violadas. Herodes Antipas se casó con Herodias, la hermana de su hermano Filipo (Mt. 14,3.4; Mc. 6,17-18; Lc. 3,19), contrario a Levítico 18,16. Porque, aun concediendo que Filipo estuviese muerto, una pregunta muy controvertida, el lex leviratos no prevalece ya que Herodias tenía una hija con Filipo. El hombre de Corinto vivía con la mujer de su padre (1 Cor. 5,1) en oposición a Lev. 18,8. Fuente: DE HUMMELAUER, Commentarius in Leviticum (Paris, 1897); JAMES in HASTINGS, Diet. of the Bible (New York, 1898); MANY in Vie., Diet. de la Bible (Paris, 1895) s.v.; CRELIER, Commentaire sur l'Exode et le Levitique (Paris, 1886). Heinlein, Edward. "Affinity (in the Bible)." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01177c.htm>. Traducido por Patricia Reyes. Revisado y corregido por Luz María Hernández Medina