Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 8 de diciembre de 2019

Diferencia entre revisiones de «Aerius del Ponto»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
 
 
Línea 1: Línea 1:
Amigo y compañero de ascetismo de Eustatius, quien llegó a ser Obispo de Sebaste (355) y fue quien ordenó a Aërius y le colocó bajo su mando el hospital o asilu de la ciudad. Sin embargo nuestro personaje se apartó de la línea de enseñanza y empezó a predicar nuevas doctrinas, indicando que no existía un carácter sacro de distinción entre un obispo o sacerdote, y un laico, que la observancia de la Pascual era una superstición judía, y que era erróneo establecer requerimientos sobre abstinencias o ayunos, y que no era útil orar por los difuntos.
+
Aerio del Ponto fue amigo y compañero ascético de Eustacio, quien llegó a ser [[Obispo]] de [[Sebaste]] (355)fue quien ordenó (v. [[Orden Sagrado]]) a Aerio y lo colocó al  mando del [[hospital]] o asilo de la ciudad.   Aerio tuvo desavenencias con Eustacio, le reprochó el haber desertado (v. deserción) de las prácticas ascéticas, y comenzó a predicar nuevas doctrinas, indicando que ningún [[carácter sagrado]] hacía  distinción entre un obispo o [[sacerdote]], y un [[laico]], que la observancia de la [[fiesta de Pascua]] era una [[superstición]] judía (v. [[judaísmo]], que era erróneo prescribir [[abstinencias]] o [[ayunos]] por [[ley]], y que era inútil [[orar por los difuntos]].
 +
Algunos autores consideran que el motivo por el cual Aerio llegó a este contenido de prédica fue  por tenerle [[envidia]] a  Eustacio.  Por algún tiempo tuvo muchos seguidores en Sebaste, pero no pudo mantener la simpatía de sus dogmas, gradualmente  él y su [[secta]]  llegaron a ser  ocasión de  abusos, lo que los hizo odiosos.  Este movimiento es considerado de cierta importancia para los [[protestantes]], pues indica una tendencia hacia sus puntos de vistas aun desde una época tan temprana.  Pero también muestra cuán tenazmente los  cristianos (v. [[cristiandad]])  de su tiempo se opusieron a las enseñanzas de Aerio.  
  
Algunos autores consideran que el motivo por el cual Aërius llegó a este contenido de prédica, fueron los celos de Eustatius. Por un tiempo llegó a tener un buen número de seguidores en Sebaste, pero no pudo conservar mucho su popularidad, y se llegó a incurrir en abusos, lo que hizo que la secta fuera odiada. Este movimiento es considerado de cierta importancia entre los protestantes, especialmente en su período inicial. Aún hoy en día hay grupos de cristianos que se oponen fuertemente a las enseñanzas dadas por Aërius.
+
Fuente:  ST. EPIPHANIUS, Adv. Hæres, 75, P.G., t. XLII; HEMMER, in Dict. théol. Cath.; VENABLES, in Dict. Christ. Biog.  
 
+
JOHN J. WYNNETranscripción de Bob KnippenbergTraducción al castellano de Giovanni E. Reyes.  Revisado y corregido  por  Luz María  Hernández  Medina
ST. EPIPHANIUS, Adv. Hæres, 75, P.G., t. XLII; HEMMER, in Dict. théol. Cath.; VENABLES, in Dict. Christ. Biog.  
+
 
+
JOHN J. WYNNE  
+
Transcripción de Bob Knippenberg  
+
Traducción al castellano de Giovanni E. Reyes
+

Última revisión de 20:00 3 sep 2008

Aerio del Ponto fue amigo y compañero ascético de Eustacio, quien llegó a ser Obispo de Sebaste (355); fue quien ordenó (v. Orden Sagrado) a Aerio y lo colocó al mando del hospital o asilo de la ciudad. Aerio tuvo desavenencias con Eustacio, le reprochó el haber desertado (v. deserción) de las prácticas ascéticas, y comenzó a predicar nuevas doctrinas, indicando que ningún carácter sagrado hacía distinción entre un obispo o sacerdote, y un laico, que la observancia de la fiesta de Pascua era una superstición judía (v. judaísmo, que era erróneo prescribir abstinencias o ayunos por ley, y que era inútil orar por los difuntos. Algunos autores consideran que el motivo por el cual Aerio llegó a este contenido de prédica fue por tenerle envidia a Eustacio. Por algún tiempo tuvo muchos seguidores en Sebaste, pero no pudo mantener la simpatía de sus dogmas, gradualmente él y su secta llegaron a ser ocasión de abusos, lo que los hizo odiosos. Este movimiento es considerado de cierta importancia para los protestantes, pues indica una tendencia hacia sus puntos de vistas aun desde una época tan temprana. Pero también muestra cuán tenazmente los cristianos (v. cristiandad) de su tiempo se opusieron a las enseñanzas de Aerio.

Fuente: ST. EPIPHANIUS, Adv. Hæres, 75, P.G., t. XLII; HEMMER, in Dict. théol. Cath.; VENABLES, in Dict. Christ. Biog. JOHN J. WYNNE. Transcripción de Bob Knippenberg. Traducción al castellano de Giovanni E. Reyes. Revisado y corregido por Luz María Hernández Medina