Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 22 de octubre de 2017

Domingo de Soto

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Reconocido teólogo dominico; nació en Segovia en 1494, falleció en Salamanca el 15 de noviembre de 1560. Cursó sus primeros estudios en su ciudad natal. Luego estudió en la Universidad de Alcalá con Santo Tomás de Villanueva y posteriormente en París, donde obtuvo el bachillerato en filosofía. Habiendo estudiado teología en París por algún tiempo, retornó a Alcalá alrededor de 1520, donde fue nombrado profesor de filosofía en el Colegio de San Ildefonso, en cuya capacidad se distinguió al asegurar un completo triunfo del realismo moderado sobre los errores del nominalismo. Con una gran reputación como profesor, y aparentemente destinado a mayores honores, de repente abandonó su cátedra en 1524 y se unió a una orden religiosa. Inmediatamente hizo un retiro en el monasterio benedictino de Montserrat y solicitó admisión en la Orden de Predicadores, en Burgos, donde fue recibido y entró al noviciado en el convento de San Pablo. Al año siguiente (23 de julio de 1525) fue admitido a la profesión y enseguida fue nombrado profesor de dialéctica en su convento. En 1529 apareció su primera obra llamada "Summulae", que, por su gran simplicidad, precisión y claridad significó una decidida mejoría en los manuales de lógica de aquel tiempo.

Después de enseñar en el convento durante siete años fue llamado a ocupar una cátedra de teología en la Universidad de Salamanca el 27 de noviembre de 1532, donde enseñó hasta 1545 cuando fue elegido por Carlos V como teólogo imperial para el Concilio de Trento. Durante sus trabajos en el concilio rindió una gran labor al ayudar a formular decretos dogmáticos y a resolver dificultades teológicas. El general de su orden, Alberto Casaus, murió justo antes de la apertura del concilio y Soto tuvo que representar a su orden en las primeras cuatro sesiones; en las siguientes representó al recién elegido general Francisco Romaeus. Fue en Trento que Soto escribió y dedicó a los Padres del concilio su tratado "De natura et gratia" en que de forma clara y hábil expuso la enseñanza tomista sobre el pecado original y la gracia. Cuando se interrumpió el concilio en 1547, Soto fue llamado por Carlos V a Alemania como su confesor y director espiritual. Rehusó aceptar el arzobispado de Segovia que le ofreció el emperador y en 1550 se le permitió volver a su convento de Salamanca, donde fue elegido prior ese mismo año. Dos años después sucedió a Melchor Cano en la principal cátedra de teología en Salamanca, la cual era en ese tiempo la metrópolis del mundo intelectual. En 1556 Soto renunció a su cátedra.

Entre sus principales obras filosóficas, además de la "Summulae", están: "In dialecticam Aristotelis commentarii" (Salamanca, 1544); "In VIII libros physicorum" (Salamanca, 1545). Las siguientes son sus obras teológicas más conocidas: "De natura et gratia libri III (Venecia, 1547); "De ratione tegendi et detegendi secretum" (Salamanca, 1541); "De justitia et jure libri X" (Salamanca, 1556); "Comment. in Ep. ad Romanos" (Amberes, 1550); "In IV sent. libros comment." (Salamanca, 1555-56).


Bibliografía: ECHARD, Script. ord. praed., II, 171 sq.; HURTER, Nomenclator, II (Innsbruck, 1906), 1373 sq.; VEIL en Revue thomiste (May, June, 1904), 151 ss.; (mayo, junio, 1905), 174 ss.

Fuente: Callan, Charles. "Dominic Soto." The Catholic Encyclopedia. Vol. 14. New York: Robert Appleton Company, 1912. <http://www.newadvent.org/cathen/14152a.htm>.

Traducido por Pedro Royo. lhm