Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 22 de octubre de 2017

Casulla II

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Se llama casulla el último ornamento común al obispo y al sacerdote. Se dice casulla, cuasi casa, porque es la casa en que todo sacerdote se recoge y encubre. Antiguamente la casulla cubría todo el cuerpo del sacerdote con unas mangas anchas, que cubrían sus hombros, brazos, al modo de sobrepellices que se usan en Portugal. Esta vestidura que tiene la más gloriosa significación, porque aunque las otras vestiduras simbolizan virtudes particulares, la casulla simboliza la caridad, que las abraza y ciñe a todas. San Isidoro, Arzobispo de Sevilla, dice que la primera casulla se tejió en Dalmacia, la que estaba bordada con clavos de púrpura, de donde tomó su nombre. Esta vestidura, en el pasado era propia de emperadores y reyes. El calabio era una vestidura muy parecida a ésta, menos el llevar mangas, y luego se llamó dalmática. Estas vestiduras también fueron usadas por los escribas, según escribe Nicetas . Esta vestidura sagrada es semejante a lo que los antiguos llamaron “penula”, los griegos “Phaynomme”, y “holen”, los latinos planeta. Gabanto la considera semejante al pluvial, menos el capucho, que éste tiene, al estar abierto. En los primeros tiempos de la Iglesia era un ornamento que cubría todo el sacerdote, por lo que el asistente ayudaba en la elevación de la Hostia, por ser la planeta muy pesada; hoy se hace los mismo con la casulla, aunque los griegos siempre la llaman planeta.

La casulla simboliza la vestidura de púrpura con que vistieron por burla los soldados a Cristo Nuestro Señor, dice San Juan y que Pilatos le quitó junto con sus vestiduras, para hacerle Rey de burlas, por haber dicho que era Rey, según refiere San Mateo . También representa la túnica inconsútil sobre la que echaron suertes los soldados y no dividieron, porque no tenía costura, según San Juan , siendo hecha o tejida con agujas, según el Cardenal Hugo. Esta es la vestidura nupcial de la que habla Cristo por boca de San Mateo y que expone el “Sol de las Escuelas” . Santo Tomás, refiriéndose a esta vestidura dice: Vino Cristo, nuestro bien, vestido cuando encarnó, y celebró bodas con su Esposa la Iglesia, siendo el tálamo el vientre virginal de María Santísima, como lo declara la exposición sobre San Mateo.

La casulla ha de ser angosta delante y más ancha detrás, para dar a entender que es un solo Dios al que debemos amar, como dijo Moisés en el Deuteronomio : ¡Oye Israel, Nuestro Dios y Señor es uno! El ser ancha a la espalda, simboliza la extensión, y anchura de la caridad, porque esta se extiende hasta amar a los enemigos, como lo manda el Señor por boca de San Mateo y por esto el Rey David dice en el salmo 118 que el mandamiento de Dios es ancho, y extendido. Antiguamente la casulla no estaba abierta por parte alguna, y después, con el discurrir del tiempo la hicieron abierta, como es hoy por los lados, y sin mangas por la comodidad (que es tanta la que se busca, que aun a las cosas divinas no perdona).

Puesta la casulla el sacerdote saca y extiende los brazos fuera de ella, porque en esta acción simboliza la extensión de los brazos de Cristo Señor en la Cruz, como dice Estéfano Eduense . La casulla significa el yugo del Señor, según dice el sacerdote en la oración, lo mismo que la estola, pero de diferente manera; porque la estola significa el yugo de la cruz y Pasión de Cristo, la paciencia y fortaleza que se requiere para cargarla y tolerarla, mientras que la casulla significa el yugo del amor de Dios, que por esto denota la caridad, la suavidad y dulzura. Con estas vestiduras sagradas se adorna el sacerdote, el soldado de Cristo, el pontífice, y el obispo. Cubre la cabeza con el amito como verdadero soldado de Cristo que se sirve de celada o morrión. Cubre con el alba todo el cuerpo en lugar de cota o malla. Se ciñe con el cíngulo en lugar de arco y flechas. Se pone el manípulo en lugar de maza. Rodear el cuello con la estola es blandir y dar vueltas con la lanza. Con la casulla se ampara y defiende en lugar de escudo y rodela; se pone las botas, que son las pieles de animales muertos, para que se acuerde, que el Hijo de Dios se hizo hombre y murió por él y que también él ha de morir; y que con este calzado de la humanidad estuvo encubierta la Divinidad. Toma el Misal que es la espada, y con esto vence, y mata al enemigo. Todo esto es de Juan Beletheo .


Texto preparado por José Gálvez Krüger para la Enciclopedia Católica. Tomado de Lobera, Antonio, “El Porqué de todas las ceremonias de la Iglesia”, Ignacio Porter, Impresor y Librero, 1769.