Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 16 de octubre de 2017

Aquisgrán

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(En francés, Aix-la Chapelle, nombre con el que generalmente se conoce esta ciudad, en latín Aquae Grani, posteriormente Aquisgrán).

La ciudad de Aquisgrán está localizada en un valle prusiano rodeado por colinas arboladas, en el Wurm, río afluente del Roer, en su camino a Meuse. Población al 1 de diciembre de 1905: 151,922 (incluyendo la Parroquia de Forst); 139,485 católicos; 10,552 protestantes; 1,658 israelitas; 227 de otras religiones. (Población en 1990: cerca de 250.000 – Ed.)

La ciudad debe su origen a sus manantiales salubres, que ya eran conocidas en tiempo de los romanos. Parece que hubo una corte real en Aquisgrán bajo los merovingios, pero cobra importancia bajo Carlomagno quien la elige como su lugar de residencia favorito, la adornó con una capilla y palacio noble-imperial y dio órdenes de que él debía ser enterrado en ese lugar.

Las preciosas reliquias obtenidas por Carlomagno y Otón III para la capilla imperial fueron objeto de grandes peregrinaciones en la Edad Media (los llamados "Peregrinajes al Santuario"), lo cual atrajo incontables multitudes de peregrinos de Alemania, Austria, Hungría, Inglaterra, Suecia y otros países. Sin embargo desde la mitad del siglo XIV en adelante se acostumbró a exponer las cuatro grandes reliquias solamente una vez cada siete años, costumbre que todavía se mantiene. Estos peregrinajes, la coronación de los emperadores Alemanes (treinta y siete de ellos fueron coronados allí entre 813 y 1531), las florecientes industrias y los privilegios otorgados por varios emperadores se combinaron para hacer de Aquisgrán una de las principales ciudades del imperio.

La decadencia de Aquisgrán data de la disputa religiosa de la Reforma Alemana. Albrecht von Muenster primero predicó el protestantismo en el año 1524, pero luego se le prohibió predicar las nuevas ideas fue ejecutado por causa de dos asesinatos cometidos durante su permanencia en las ciudades de Maastricht y Wesel. Sin embargo una nueva comunidad protestante se formó pronto en Aquisgrán, la que gradualmente obtuvo tanta fuerza como para provocar un levantamiento en 1581 forzar la elección de un burgomaestre protestante y desafiar al emperador por varios años. La prohibición del imperio fue pronunciada contra la ciudad en 1597 y puesta en vigor por el duque de Julich, el jefe supremo católico de la ciudad. En 1600 los católicos recobraron sus derechos y los jesuitas) fueron invitados a Aquisgrán. En 1611, sin embargo, los protestantes se sublevaron de nuevo, saquearon el colegio jesuita, echaron fuera los oficiales católicos en 1612 y abrieron sus portones a las tropas de Brandenburgo. La prohibición del imperio fue impuesta de nuevo en la ciudad y ejecutada por el general español Spinola. Los cabecillas protestantes fueron enjuiciados o exiliados y muchos otros protestantes fueron desterrados. Estos problemas, junto con un gran fuego que destruyó cuatro mil casas, pusieron fin a la prosperidad de la ciudad.

Dos tratados de paz fueron firmados en Aquisgrán durante los siglos XVII y XVIII. Mediante el primero, fechado el 2 de mayo de 1668, Luis XIV fue obligado por la Triple Alianza entre Inglaterra, los Países Bajos y Suecia, a abandonar la guerra contra los Países Bajos españoles, a devolver el Franche Comte que él había conquistado y a darse por satisfecho con doce fortalezas flamencas. El segundo tratado, fechado el 18 de octubre de 1748, puso fin a la Guerra de Sucesión Austriaca. En 1793 y 1794 Aquisgrán fue ocupada por los franceses, incorporada a la República Francesa en 1798 y 1802, y designada capital del departamento de Roer. Mediante los acuerdos del Concordato Francés de 1801 Aquisgrán fue hecha obispado y sometida al arzobispado de Mechlin, compuesto de setenta y nueve parroquias de primera clase y setecientas cincuenta y cuatro de segunda clase.

Marco Antonio Berdolet (nació el 13 de septiembre de 1740 en Rougmento, Alsacia y murió el 13 de agosto de 1809) fue el primer y único obispo. En su mayor parte, dejó el gobierno de la diócesis en manos de su vicario general, Martín Wilhelm Fonck (nació el 28 de octubre de 1752 en Goch; murió el 26 de junio de 1830, como preboste de la Catedral de Colonia). Después de la muerte del obispo Berdolet la diócesis fue gobernada por Le Camus, vicario general de Meaux, y después de la muerte de este último, en 1814, por los dos vicarios generales Fonck y Klinkerberg.

La Bula del Papa Pío VII, "De Salute Animarum", fechada el 16 de julio de 1821, que regulaba de nuevo aspectos de la iglesia prusiana, terminó con el arzobispado de Aquisgrán y transfirió muchos de sus territorios a la arquidiócesis de Colonia. Un capítulo colegiado, compuesto por un preboste y seis canónigos, tomó el lugar del arzobispado en 1825.

En 1815 Aquisgrán se convirtió en territorio prusiano. El Congreso de Aix-la Chapelle se realizo allí del 30 de septiembre al 11 de noviembre de 1818, y asistieron los soberanos de Rusia, Austria y Prusia y los plenipotenciarios de Francia e Inglaterra, para definir las relaciones entre Francia y las potencias. Francia obtuvo una reducción de la indemnización de guerra, la pronta salida del ejército de ocupación y se unió a la Santa Alianza. Las otras cuatro potencias garantizaron el trono de Francia a los Borbones (ver casa Borbón) contra cualquier revolución que pudiera ocurrir. Aquisgrán volvió a la prosperidad bajo el gobierno prusiano, principalmente con el desarrollo de las minas de carbón en la vecindad, las cuales facilitaron muchas industrias extensivas, (tales como la elaboración de lino, agujas, maquinaria, cristal, telas de media lana, etc.), pero también debido al gran número de visitantes a sus manantiales termales. La basílica ocupa el primer lugar entre los edificios de la iglesia; consiste de tres partes: el octágono, el coro y la corona o anillo de capillas; formando el octágono la parte central. Esta última es el monumento más importante de la arquitectura carolingia. Fue construida entre 796 y 804 en el reinado de Carlomagno, por el maestro Odo de Metz, y modelada según la iglesia circular italiana de San Vitale en Rávena. Fue consagrada por el papa León III. Es un edificio abovedado de ocho ángulos, de 54 pies de diámetro, con una circunferencia de dieciséis lados de 120 pies y una altura de 124 pies. Su interior está adornado con mosaicos sobre un fondo de oro, realizado por Salviati de Venecia en 1882, representando a Nuestro Señor rodeado por los cuatro y veinte ancianos del Apocalipsis.

El edificio principal fue decorado con mármol y mosaicos en 1902 con mármol y mosaicos, según los diseños de H. Schaper. Sobre el sitio donde se supone esté el sepulcro de Carlomagno, cuelga una enorme corona de lámparas, regalo del emperador Federico I, Barbarroja. En el coro del octágono, llamado basílica superior, descansa el trono de Carlomagno, hecho de grandes planchas de mármol blanco, donde, después de su coronación, los emperadores alemanes recibían el homenaje de sus nobles.

El suntuoso coro superior, construido en estilo gótico, se acopla con el lado oriental del octágono; se comenzó en la segunda mitad del siglo XIV y dedicado en 1414. Las trece ventanas, de cien pies de altura cada una, han sido llenadas con nuevos cristales coloreados y entre los pilares entre ellas descansan catorce estatuas (la Madre de Dios, los Doce Apóstoles y Carlomagno), las cuales datan del siglo XV. Entre los tesoros del coro se debe mencionar el famoso Púlpito del Evangelio, enriquecido con placas de oro, regalo del emperador Enrique II, el dosel del trono del siglo XV, el nuevo altar mayor gótico de 1876, y la piedra conmemorativa que marca el punto donde estaba enterrado anteriormente el emperador Otto III.

La parte baja del campanario al oeste del octágono pertenece al periodo carolingio, la superestructura gótica data de 1884. De las capillas que rodean el edificio completo, llamadas capillas húngaras, contienen el tesoro de la basílica, que incluye un gran número de reliquias, recipientes y vestiduras, siendo la más importantes aquellas conocidas como las cuatro "Grandes Reliquias", el manto de la Bendita Virgen, los pañales del infante Jesús, el taparrabo de Nuestro Señor en la Cruz y el paño en que colocaron la cabeza San Juan Bautista después de ser decapitado. Son expuestas cada siete años y veneradas por miles de peregrinos. Entre las otras iglesias católicas de Aquisgrán se debe mencionar las siguientes:

  • La iglesia de Nuestra Señora, una iglesia gótica en ladrillo, construida por Friederich Statu en 1859;
  • La iglesia de San Froilán, la iglesia parroquial mas antigua de la ciudad, que data en su forma actual, del periodo gótico, y la cual fue renovada entre 1883 y 1888; y
  • La iglesia Románica (ver estilo románico) de San Jacobo, construida entre 1877 y 1888.

El edificio secular más importante es Rathaus, construido entre 1333 y 1350 en el sitio de y fuera de las ruinas del palacio imperial de Carlomagno, el cual fue completamente renovado entre 1882 y 1903. La fachada esta adornada con las estatuas de cincuenta y cuatro emperadores alemanes y el gran pasillo con ocho frescos diseñados por Alfred Rethel.

En Aquisgrán hay fundaciones establecidas por los franciscanos, capuchinos, alexianos y redentoristas. También se han establecido órdenes religiosas femeninas, entre las que se incluyen:

  • Las hermanas de San Carlos
  • Las cristenianas
  • Las hermanas de Santa Isabel
  • Las hermanas franciscanas
  • Las hermanas del Buen Pastor
  • Las hermanas del Niño Jesús Pobre
  • Las carmelitas
  • Las ursulinas y
  • Las hermanas de San Vicente

Concilios de Aquisgrán: Un importante número de concilios fueron realizados aquí al comienzo de la Edad Media. En el concilios mixto de 798 Carlomagno proclamó un importante capitulario de ochenta y un capítulos, en gran parte una repetición de la legislación eclesiástica anterior, que fue avalada por el clero y que adquirió autoridad canónica.

En el consejo de 799, después de una discusión de seis días, Félix, Obispo de Urgel, en España, admitió el triunfo de Alcuino y retiró su teoría herética conocida como adoptianismo. En los sínodos de 816, 817, 818 y 819 la disciplina clerical y monástica fue el tema principal y la famosa "Regula Aquensis" fue obligatoria en todos los establecimientos de canónigos y canonesas (véase Monaquismo Occidental). Además, una nueva revisión de la regla de San Benito fue impuesta a los monjes por la reforma de Benito de Aniane.

El sínodo de 836 tuvo una gran asistencia y fue dedicado a restaurar la disciplina eclesiástica que había sido gravemente afectada por las guerras civiles entre Luis el Piadoso y sus hijos. De 860 a 862 tres concilios se ocuparon del divorcio del rey Lotario I. En 1166 tuvo lugar el famoso concilio, aprobado por el Antipapa Pascual III, en el que se decretó la canonización de Carlomagno, que fue solemnemente celebrada el 29 de diciembre de ese año.


Fuente: Lins, Joseph. "Aachen." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01001a.htm>.

Traducción de Luz Helena Cabrales y Giovanni E. Reyes. L H M