Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 22 de octubre de 2019

Volksverein

De Enciclopedia Católica

Revisión de 17:17 19 ene 2007 por 201.230.43.2 (Discusión)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

.

(UNIÓN POPULAR) para los católicos alemanes. Una gran e importante organización de los católicos alemanes con el propósito de oponerse a las herejías y tendencias revolucionarias en el mundo social y para la defensa del orden en la sociedad.

HISTORIA.

Esta asociación fue la última establecida por Ludwig Windthorst. Después de terminar los problemas con el Kulturkampf, surgieron otros nuevos para la población católica de Alemania. Debido a la unión política de Alemania y su política proteccionista de 1879, la vida económica alemana se reforzó extraordinariamente y el comercio y las manufacturas lograron un desarrollo inaudito. El incremento de las manufacturas a gran escala, el cambio parcial de muchos pueblos convertidos en centros manufactureros, la acumulación de seres humanos en los distritos manufactureros, todos estos cambios trajeron consigo preguntas sobre las crecientes necesidades sociales. Los católicos vieron claramente la necesidad de protección contra la social democracia revolucionaria que se basaba en un materialismo sin disimulos. Los Social demócratas, en anticipación de la derrota de las leyes contra el socialismo, se preparaban para el establecimiento de una bien organizada asociación por toda Alemania, hasta entre la población católica. Windthorst, el líder de los católicos alemanes, vio con claridad que no era suficiente que el partido de Centro, representante de los católicos alemanes, fuera el único campeón en las legislativas a favor del trabajador. Había que ganarse al pueblo para que apoyara las reformas sociales. En este momento los católicos ya estaban maduros para escuchar tales proposiciones. El decreto del joven emperador Guillermo (febrero, 1890), la carta del papa al arzobispo de Colonia (abril 1890) y la carta pastoral que los obispos redactaron en Fulda, habían sido recibidas con alegría por los católicos alemanes. Por estas razones Windthorst pensó que había que fundar una organización social católica que abarcara toda Alemania. Durante las deliberaciones de los comités de la organización Windhorst demandó con toda la fuerza de su influencia personal una organización que pudiera oponerse a los Socialdemócratas y cuyos objetivos había que buscarlos en las cuestiones de economía social que deberían servir para promover y ejercitar los principios de derecho.

Windthorst redactó unos estatutos para el establecimiento de la unión mientras estaba enfermo; fue adoptada en la reunión del 24 act.1890 en el hotel Ernst de Colonia, al que asistió a pesar de su enfermedad, y donde se adoptó el nombre de Volksverein para la Alemania católica. Desde el mismo arranque, Windhoert pensó en München-Gladbach como centro de la organización, porque en esta localidad llevaba ya 10 años de existencia la sociedad benéfica para los trabajadores de la que era presidente el manufacturero Franz Brandts y el miembro de Reichstag Frank Hitze, secretario general. Por sugerencia de Windthorst Brandts fue elegido presidente, Karl Trimborn, abogado de Colonia, vicepresidente y el Dr. Joseph Drammer, secretario. Windthorst aceptó la presidencia honoraria que se le ofreció y hasta su muerte en 1891 siguió con gran interés todo lo concerniente a la nueva sociedad. Siempre que fue necesario intervino con acción o consejos así que Volksverein - Unión del Pueblo puede en justicia ser llamada la herencia de Windhorst a los católicos alemanes. El comité comenzó enseguida a trabajar con energía. El 22 nov.1890, apareció la primera llamada “al pueblo católico” en la que exponían los fines de la sociedad y se invitaba a hacerse miembros. El 20 de diciembre salió la segunda llamada a todos los que apoyaban la causa católica para que se fomentase la inscripción como miembros. Se envió una carta circular a los católicos prominentes de todo el imperio y se pidió a los obispos que bendijeran y apoyaran la unión, petición a la que la mayoría accedió rápidamente. Algunos obispos pidieron de forma oficial a sus diocesanos que se afiliaran a la unión. El 23 de diciembre, el papa envió una bendición apostólica en una cordial carta dirigida al comité director de la Unión. Con todas estas medidas las llamadas de la asociación fueron muy bien recibidas por toda Alemania y muchos se unieron a ella. El 14 de febrero 1891, la unión tuvo su primera reunión pública masiva en Colonia, a la que asistió el arzobispo Krementz que pronunció el discurso de cierre. Por otras partes del país se celebraron asambleas. Así se le pudo decir a Windthorst, poco antes de morir que la sociedad ya tenía más de cien mil miembros. Desde entonces se estableció en todas partes de Alemania, aunque no en todas tuviera la misma fuerza. En los primeros años las provincias del este de Prusia, Baden y Bavaria se mantuvieron alejadas. En 1891 tenía 190.899 miembros; en 1901. 185,364. en 1991 ,700727 y el 1 de abril de 1912, 729,800.

ORGANIZACION Y TRABAJO.

Según el párrafo 1 de sus estatutos el objeto del Volksverein era la oposición a las tendencias heréticas y revolucionarias en el mundo socio-económico así como la defensa de del orden cristiano en la sociedad, objeto que debía alcanzarse con el trabajo personal de sus miembros, por medio de lecturas ilustrativas y por la circulación de buen material impreso. Cada alemán adulto que paga un marco anual a la sociedad es miembro de la unión y tiene derecho al voto. La unión se gobierno por una mesa de directores de al menos 7 miembros, elegidos para un año por la asamblea general, donde también se elige al presidente y vicepresidente. La mesa de directores selecciona de entre ellos un tesorero y un secretario. La Volskverein no es solamente una organización general de los católicos alemanes; también intenta formar asociaciones locales católicas en los varios distritos. Los directores de las organizaciones locales. Unos 50.000 hombres, que son la columna dorsal de estos cuerpos locales, son lo responsables de la distribución de las publicaciones de la unión, la inscripción de nuevos socios etc. En los municipios individuales el que dirige es el gerente; hay un gerente de distrito o departamental cuando hay muchos municipios conectados. Las ciudades más grandes tenían en general un gerente propio, con el mismo rango que el gerente de distrito o departamento. 15 representantes diocesanos o provinciales sobre los gerentes de los departamentos, a través de los cuales se arreglan todos los asuntos con la organización central. La cabeza de toda la organización es la oficina central en München-Gladbach, que actúa por la mesa de directores y forma la principal corte de apelación para los representantes diocesano o provinciales. Donde no haya tales representantes, es la corte de apelación para los gerentes de los departamentos o de las grandes ciudades. Todos lo miembros de la organización están unidos en su actividad. Los representantes de la mesa de directores se reúnen varias veces al año para discutir los asuntos más urgentes de la unión, mientras que la oficina central comprueba que sus decisiones se cumplen. Además hay una reunión general de la mesa de directores al año, durante la sesión del Congreso Católico de Alemania. Las cuestiones más importantes se guardan para la decisión de esta reunión anual de la mesa de directores que se complementa con otra de los delegados del Volksverein de todas las partes de Alemania. La reunión de los gerentes de los municipios, departamentos y provincias son responsables de poner en efecto las nuevas proposiciones o consejos del más alto cuerpo de gobierno. Primeramente el domicilio legal de la Volksverein fue Maguncia, pero desde 1908 pasa a München-Gladbach. En la oficina central hay tres directores y 15 asistentes administrativos. Desde 1905 el órgano legal de la unión fue "Volksvereinverlag, Gesellschaft mit beschrankter Haftung" (Sociedad de Publicaciones de la Unión , SL) que empleaba alrededor de 50 vendedores y 70 trabajadores, para la organización, la venta de libros e imprenta. El trabajo de la oficina central era principalmente administrativo. Las cuestiones más importantes del día se tratan en la "Sozialkorrespondenz", que se envía sin cargos todos los sábados a unos 300 periódicos católicos, para ayudar a la prensa católica en su lucha contra las herejías socio-económicas y en la promoción de las reformas sociales. Por medio del periódico "Der Volksverein", que aparecía ocho veces al año, los miembros de la unión eran instruidos especialmente en las cuestiones apologéticas y socio–económicas de aquel tiempo y de los problemas inmediatos prácticos de las varias dietas provinciales. La oficina central emite folletos instructivos que circulaban por toda Alemania por millones. Además, la oficina central publicaba series de trabajos sobre economía casera y trabajo para los jóvenes. Tenía tres colecciones de panfletos, a cinco Pfennige la copia sobre cuestiones sociales apologéticas, públicas. Los Periódicos de Pfennig “Soziale Tagesfragen", "Apologetische Tagesfragen", panflertos y seis periódicos, que son: desde 1901, "Präsidenskonferenz", para eclesiásticos de la unión; desde 1907, el "Kranz", para chicas; desde 1908 el "Jung Land", para chicos; "Efeuranken", para jóvenes con educación avanzada: desde 1910 "Frauenwirtschaft", para la educación de las mujeres en economía del hogar e industrial; "Soziale Kultur", un periódico popular para los educados, desde 1905 combinado con "Arbeiterwohl", de la Unión. Otra rama del trabajo del la oficina central era la oficina de información social-económica conectada con ella, que daba toda la información sobre las varias cuestiones socioeconómicas e instituciones sociales, sobre las instituciones benéficas para el trabajador, consejos prácticos al trabajo práctico en economía social, refutación de los ataques socio políticos etc.

Las mismas finalidades tenían los bibliotecas sociales de la unión, que contenías unos 35.000 volúmenes que podían usarse de forma gratuita. También existían las oficinas populares treinta de las cuales se establecieron con la ayuda de la Unión, que por una pequeña cantidad de dinero o gratis, daban información a preguntas sobre los seguros de los trabajadores, la renta, informes y cosas similares o redactaban documentos legales. Se promovían anualmente estudios económicos, por cursos, que duraban dos meses, organizados por la unión central para la educación de oficiales de asociaciones profesionales y de diferentes clases sociales; cursos para granjeros, mecánicos, mercaderes, empleados, maestros, cursos de sociología para sacerdotes y laicos así como cursos que duraban varios días por las distintas provincias. Hay que añadir a esto, las numerosas reuniones de las organizaciones locales, unos 600 anualmente, y hasta más en tiempo de elecciones. Cada año La Unión del Pueblo trabajaba con mucho éxito en los nuevos campos del trabajo social dedicando así su tiempo a todas las clases de la nación. El mayor logro fue el éxito en sacar de la indiferencia a grandes secciones de la masa católica en las cuestiones socio –económicas de aquel tiempo y en preparar a los católicos en el trabajo socio-político en el campo de la legislación y de la independencia asociacional, creando con la población católica un muro contra la Social Democracia revolucionaria hostil a la religión. La Volksverein se ganó el entusiasmo de los católicos, pero también el reconocimiento de las autoridades nacionales y eclesiásticas, y ha asido imitada en otras naciones. Handbuch fur die Freunde und Forderer des Volksvereins fur das katholische Deutschland (Munchen-Gladbach, 1901); Material fur Reden in Versammlungen des Volksvereins fur das katholische Deutschland (Munchen-Gladbach, 1901); Der Volksverein (Munchen-Gladbach, 1890), various articles in periodicals.


JOSEPH LINS.

Transcrito por Michael T. Barrett. Dedicado a todos los que defienden la Fe en los medios.

Traducido por Pedro Royo