Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 12 de noviembre de 2019

Teodorico el Grande

De Enciclopedia Católica

Revisión de 12:49 6 feb 2008 por Sysop (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Rey de los Ostrogotos, nacido 454 D.C. murió el 26 de agosto del 526. Fue un hijo ilegitimo del viejo Teodorico de Teodomir de la familia real de los Ostrogóticos de Amalí Cuando tenia 8 años de edad Teodorico fue llevado como rehén a la corte de Constantinopla. Aqui aprendió a comprender la educación dada por la civilización antigua. A los dieciocho años le fue permitido regresar a casa y se convirtió en el lider de la gran manada de sus compatriotas, quienes aumentando en número los llevo a buscar nuevas tierras. Como rey de los Ostrogotos era a veces aliado, a veces enemigo de los emperadores. Las inconsistencias de sus políticas podrian probablemente ser explicadas por tener como rival otro Teodoríco, llamado Strabo (ojo-bizco), quien fue capaz de influenciar la Corte de Cosntantinopla contra el. Cuando Strabo murió en el 481, Teodorico el Grande recibió del Emperador Zeno los títulos de Patricio y Magistrato Militum y en el 484 fue nombrado consul.

Teodorico era ahora obligado a salir con su propia gente a conquistar nuevos territorios. El camino a ser perseguido fue propuesto por el Emperador Zeno. Los Ostrogotos deberían expulsar el usurpador Odoacer, y de esta manera el emperador penso de liberarse de peligrosos vecinos.

En 488 Teodorico comenzó su marcha con su propia gente y un gran número de Rugianos. En 489 venció a Odoacer en el Nonsa, más tarde en Verona, y en el 489 en el Adige. Luego el lo asedió en Ravenna y lo forzó a rendirse en el 493. Teodorico prometió a Odoacer tanto la vida como la libertad, pero lo asesinó en un banquete temiendo quizás que el pudiera revelarse nuevamente.

De esta manera establecida la dominación de Teodorico en Italia, desde un principio mostro apreciación por la cultura antigua y organización política del Imperio, declarándose su vicegerente y restarurador en Europa Occidental (Oeste). Sus esfuerzos en esta capacidad fueron fielmente secundados por su ministro Cassiodorus. Orgulloso de su nacionalidad Gótica, Teodorico, distintamente de sus antecesores emperadores bárbaros, creia posible reconciliar los intereses Romanos y Germanos. Su gente le parecía a él, iguales a los Romanos en antiguedad de descendencia y renombre militar, y se dió cuenta que su poder se apoyaba solamente en la prosa Gotica. Aparentemente su reino era una continuación del Imperio Romano, en realidad su política estaba en directa y fundamental contradicción con la concepción Romana, por la cual toda individualidad nacional debia ser perdida en el Estado como Unidad. Esta teoría de gobierno que perseguía el suprimir nacionalidades era opuesta por Teodorico. Tenia un profundo respeto por la independencia nacional. Y habia tomado armas repetidamente para mantenerla.

Entre sus muchos planes estaba un gran proyecto para combinar en un armonioso sistema, alrededor de las costas del mediterraneo, todas las conflictivas naciones barbáricas, y por esta razon repetidamente ayudaba a Clovis, rey Franco contra los Alamanni y Visigodos. El basó su autoridad para llevar a cabo estas amplias políticas no en su postura de viceregente del Emperador del Este, pero, como el dijo, en la leges gentium. El grado preciso de su dependencia en el Imperio Bizantino no es conocida: seguramente reconoció y deseó de mantener relaciones amigables con Constantinopla. Aun asi, el “Variae” de Cassiodorus, una colección de documentos del reinado de Teodorico, muestra que el creia firmemente que el Imperio Occidental continuaba en su persona. Los numerosos intermatrimonios entre su familia y las familias reales de otros reinados Germánicos eran sin duda alguna con la intención de preparar el camino para la predominanza de su dinastía en el Occidente. Sin embargo su supremacia era dividida: para los Góticos el era el rey, para los Romanos era el Patricio. Las dos naciones eran gobernadas por sus propias leyes. El Edictum Teodorici del 512 tubo la intención de introducir cierto grado de uniformidad en la ley penal. Todos los decretos Teodoricos, incluyendo este código, eran en su lenguaje muy conciliadores hacia los Romanos: la población Romana debia considerar la supremacia Gótica como garantía de su seguridad y prosperidad.

En realidad, el reinado de Teodorico parecia traer una vez más una Era Dorada a la probada-herida península. Expertos fueron traídos de Africa para ayudar a restaurar la cultivación del seco pais; donde los bosques habian estado tallados, y las lagunas vaciadas. Los libros de magia y teatro fueron prohibidos, edictos fueron proclamados para la protección de monumentos antiguos. La literatura Romana una vez mas floreció en Italia : el más brillante representante fue Boetius, quien supo combinar los ideales de la Cristianidad con la dignidad de la filosofia antigua. Mientras toleraba la Iglesia Católica, Teodorico se consideraba a si mismo el protector del Arianismo; concordemente buscó intervenir diplomaticamente a favor de los Arianos que estaban siendo perseguidos por Justiniano I. Sin embargo, permitió una completa libertad a la Iglesia Católica, por lo menos hasta lo que a dogma se refiere, a pesar de que se consideraba con derecho a elegir el papa, o para actuar como árbitro entre Symmachus y Laurentius y en general para traer a cualquier eclesíastico a juicio. Este mismo rey que había venido a Italia como representante del emperador, no debería al final de su reinado, haber usado tan barbárica crueldad en la supresiõn de la revuelta nacional Romana contra el gobierno Gótico en la cual la oposición de la Iglesia Católica al Arianismo llevaron al papa, Constantinopla, y la laicidad educada a unirse.

El Senado, en su capacidad judicial fue ordenado a procesar a quellos implicados en la conspiracion, y Boetius y su anciano suegro, el Senador Symmachus, fueron condenados a muerte. Teodorico sucumbió a los efectos de la amarga convicción de que su política conciliadora habia fracasado, y desde esa vez su salud declinó. Fue sepultado en la verdadera tumba real de Ravenna. Un tiempo mas tarde la excesiva precaución promovió al desentierro del rey Ariano, pero continua a vivir en una maravillosa leyenda, que asume muchas formas, como el rey guerrero de la heroica era del pueblo alemán. En noches tormentosas los mendigos todaíia susurran de Dietrich de Berne, como ellos llaman a Teodorico, cavalgando a traves del aire con sus salvajes seguidores.

Traducido por Sandra Lubreto