Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 22 de mayo de 2022

Diferencia entre revisiones de «Studia Limensia: Simbolismo del Arco de la Ciudad de los Reyes»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
Línea 1: Línea 1:
 
[[Archivo:D8cb938696de1f44eef153faed3e895b--pacifico-lima (1).jpg]]
 
[[Archivo:D8cb938696de1f44eef153faed3e895b--pacifico-lima (1).jpg]]
  
Cuando se reedificque el Arco, Obligadamente debemos pensar en el Tiempo, y la Medida, es decir, la Moderación. La portada, lo fue de una muralla. La muralla alude a la Filantropía y a la Filía de Dios respecto de los hombre, que encuentra seguridad y fuerza, cuando se ponen a su abrigo. La portada, carece de puertas, porque simboliza el corazón traspasado, siempre abierto desde que su herido a bote de lanza. Cristo Salvador, Cristo Fortaleza, tiene reservada una morada para quien quierta amarlo. Es la puerta estrecha por la que es menester pasar en el TIEMPO OPORTUNO. Porque puede ser, para quien quiere, Puerta de Misericordia y Jubileo; y para quien no, Puerta de Justicia y Condenación Alude simultáneamente al Buen Gobierno y al Pastor. A la Corona. A la Iglesia-Institución y a la Civitas Terrena Spiritualis, que son medios adaptados al Fin Último: La Trascendencia.
+
Cuando se reedifique el Arco, obligadamente debemos pensar en el Tiempo, y la Medida, es decir, la Moderación. La portada fue el ingreso principal de una muralla. La muralla alude a la Filantropía y a la Filía de Dios respecto de los hombre, que encuentra seguridad y fuerza, cuando se ponen a su abrigo. La portada, carece de puertas, porque simboliza el corazón traspasado, siempre abierto desde que su herido a bote de lanza. Cristo Salvador, Cristo Fortaleza, tiene reservada una morada para quien quierta amarlo. Es la puerta estrecha por la que es menester pasar en el TIEMPO OPORTUNO. Porque puede ser, para quien quiere, Puerta de Misericordia y Jubileo; y para quien no, Puerta de Justicia y Condenación Alude simultáneamente al Buen Gobierno y al Pastor. A la Corona. A la Iglesia-Institución y a la Civitas Terrena Spiritualis, que son medios adaptados al Fin Último: La Trascendencia.
  
 
Servía de Puerta Ceremonial, para para la entronización del Arzobispo y del Virrey de Lima. El virrey simboliza el Buen Gobierno. Es padre, y procurador del bien y las delicias del reino. Tal como el Arzobispo es el Buen Pastor.
 
Servía de Puerta Ceremonial, para para la entronización del Arzobispo y del Virrey de Lima. El virrey simboliza el Buen Gobierno. Es padre, y procurador del bien y las delicias del reino. Tal como el Arzobispo es el Buen Pastor.

Revisión de 05:24 18 dic 2021

D8cb938696de1f44eef153faed3e895b--pacifico-lima (1).jpg

Cuando se reedifique el Arco, obligadamente debemos pensar en el Tiempo, y la Medida, es decir, la Moderación. La portada fue el ingreso principal de una muralla. La muralla alude a la Filantropía y a la Filía de Dios respecto de los hombre, que encuentra seguridad y fuerza, cuando se ponen a su abrigo. La portada, carece de puertas, porque simboliza el corazón traspasado, siempre abierto desde que su herido a bote de lanza. Cristo Salvador, Cristo Fortaleza, tiene reservada una morada para quien quierta amarlo. Es la puerta estrecha por la que es menester pasar en el TIEMPO OPORTUNO. Porque puede ser, para quien quiere, Puerta de Misericordia y Jubileo; y para quien no, Puerta de Justicia y Condenación Alude simultáneamente al Buen Gobierno y al Pastor. A la Corona. A la Iglesia-Institución y a la Civitas Terrena Spiritualis, que son medios adaptados al Fin Último: La Trascendencia.

Servía de Puerta Ceremonial, para para la entronización del Arzobispo y del Virrey de Lima. El virrey simboliza el Buen Gobierno. Es padre, y procurador del bien y las delicias del reino. Tal como el Arzobispo es el Buen Pastor.

La seguridad y fuerza de la ciudad dependen de la vigilancia del que vela y la guarda, hasta el Apocalipsis, hasta el tiempo en que cumpla la última iota de la Escrituras.

El Puente, con sus capillas votivas, su Arco y las cinco fuentes de la Plaza Mayor son los Marcadores Definitorios de la urbe. Sin ellas no se entiende el SIMBOLISMO MAYOR: La Victoria y Triunfo final de Cristo. Sus trofeos, Su Fortaleza, Su Sabiduría Eterna y Su Infinita Misericordia. Dicho de otra manera, sabiendo el Simbolismo del Arco, intuiremos inmediatamente el simbolismo de las plazuelas de Lima, la omnipresencia de la Cruz de los Improperios, la vecindad de los Colegios, la Universidad y el Santo Oficio. Lo mismo que de los muros pretiles de las iglesias (cementerios) y los hospitales.


La Meditación estudiosa de estos misterios, nos dan las llaves que pueden abrir esa puerta. María es la clavera de esas llaves, y es la Divina Portera, porque es Madre de la Misericordia. Se salve quien sabe. La Sabiduría comienza con el Santo Temor de Dios. María es Trono de la Sabiduría. Cristo-Puerta, se abre con el auxilio de María-Clavera. Por eso, junto al Arco, estaba la Iglesia de los Desamparados, es decir, aquellos que buscan refugio; aquellos que han logrado vadear el torrentoso y cenagoso río del pecado; aquellos que tienen la fe y la confianza que no tuvo Pedro en la Barca.

La Ciudad amurallada, con su puente, su arco, y sus 5 fuentes, son expresión arquitectónica del Cuerpo Humano de Cristo. Habla también, de la iniciativa redentora y salvadora de Cristo-Pontífice, que ha tendido el puente que permitirá al hombre alcanzar el Cielo, custodiados por un Ángel Santo Capilla votiva. El ha dejado abrirse el costado por amor, y que ha redimido a la Humanidad a precio de sangre (5 fuentes). Todo habla del Amor de Dios, de su Filantropía.

José Gálvez Krüger

Sociedad Peruana de Historia