Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 20 de julio de 2019

Diferencia entre revisiones de «Siloé»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
 
Línea 1: Línea 1:
 
(SILOAH, SILOAM).  
 
(SILOAH, SILOAM).  
  
Una Pileta en el Valle de Tyropoean, justo a las afueras de la pared del sur de Jerusalén, donde Jesucristo dio vista al hombre nacido ciego (Juan ix, 1-7). Gracias ala excavación del Sr. Bliss y otros, la identificación actual de la pileta con Siloe de Isaías (viii, 6) y Juan (ix, 7) es sin duda alguna. Cerca de la laguna tradicional (birket Silwan), El Sr.Bliss encontró en el año de1896 las ruinas de una pileta, 75 pies de norte a sur por 78 de este a oeste y 18 pies de hondo, en la parte del norte estaba una iglesia con una nave.. La pileta se conecta con "la fuente superior de las aguas de Gihon" II Par., xxxii, 30) por medio de un conducto subterráneo (IV Kings, xviii, 17), llamado "el acueducto de los reyes" (Esd., ii, 14), 600 yardas de largo, la caída es tan leve que las aguas corren muy suavemente; De aquí que en Isaías (viii, 6) compara ala casa de David a "Las aguas del Sileo, que van calmadas”. En el año de 1880 las excavaciones de la Sociedad de los Palestinos Alemanes descubrieron cerca del desagüe de la pileta de Siloe una leyenda, la cual es, exceptuando la piedra de la Mesa, el espécimen más antiguo de la escritura Hebrea, probablemente del Séptimo siglo A. C. La torre en "el Siloe", (Lucas, xiii, 4) Era probablemente una parte de la pared de la ciudad cercana, como se mostró con la excavación del Sr. Bliss que la pileta daba nombre a todos los alrededores; asi que "la puerta de la fuente" (II Esd., ii, 14).  
+
Se llamó Siloé a una piscina en el Valle de Tyropoean, justo a las afueras de la pared del sur de Jerusalén, donde Jesucristo dio vista al hombre nacido ciego (Jn. 9,1-7). Gracias a las excavaciones del señor Bliss y otros, la identificación actual de la piscina con la Siloé de Isaías (8,6) y Juan (9,7) está fuera de toda duda. Cerca de la piscina tradicional (birket Silwan), el señor Bliss encontró en 1896 las ruinas de un estanque, 75 pies de norte a sur por 78 de este a oeste y 18 pies de hondo, al norte de la cual había una iglesia con una nave. La piscina se conecta con "la fuente superior de las aguas de Gihon" (2 Cron. 32,30) por medio de un conducto subterráneo (2 Rey. 18,17), llamado "el acueducto de los reyes" (Esd. 2,14), 600 yardas de largo, cuya caída es tan leve que las aguas corren muy suavemente; de aquí que en Isaías (8,6) compara a la casa de David a "las aguas del Sileo, que van calmadas”. En el año de 1880 las excavaciones de la Sociedad Palestina Alemana descubrieron cerca del desagüe de la pileta de Siloe una leyenda, la cual es, exceptuando la piedra de la Mesa, el espécimen más antiguo de la escritura Hebrea, probablemente del s. VII A. C. La torre en "el Siloe", (Lc. 13,4) era probablemente una parte de la muralla de la ciudad cercana, como se mostró con las excavaciones del señor  Bliss que la piscina daba nombre a todos los alrededores; asi que "la puerta de la fuente" (Neh. 2,14).  
  
 
Bliss, Excavaciones de Jerusalem, 1894-7 (Londres, 1898), 132-210; Zeitschr. des deutschen Palastina-vereins (Leipzig), XXII, 61 sqq.; IV, 102 sqq., 250 sqq.; V, 725; Pal. Explor. Fund, Quarterly Statement (London, 1882), 122 sq., 16 sq., 178 sq.; (ibid., 1883), 210 sqq.; Revue biblique (Paris, 1897), 299-306; HEIDET IN VIGOUROUX, Dict. de la Bible, s. v. Siloe; MOMMERT, Siloah, etc. (Leipzig, 1908); WARREN AND CONDER, Survey of Western Palestine, II (London, 1884), 343-71.  
 
Bliss, Excavaciones de Jerusalem, 1894-7 (Londres, 1898), 132-210; Zeitschr. des deutschen Palastina-vereins (Leipzig), XXII, 61 sqq.; IV, 102 sqq., 250 sqq.; V, 725; Pal. Explor. Fund, Quarterly Statement (London, 1882), 122 sq., 16 sq., 178 sq.; (ibid., 1883), 210 sqq.; Revue biblique (Paris, 1897), 299-306; HEIDET IN VIGOUROUX, Dict. de la Bible, s. v. Siloe; MOMMERT, Siloah, etc. (Leipzig, 1908); WARREN AND CONDER, Survey of Western Palestine, II (London, 1884), 343-71.  

Revisión de 15:10 1 sep 2008

(SILOAH, SILOAM).

Se llamó Siloé a una piscina en el Valle de Tyropoean, justo a las afueras de la pared del sur de Jerusalén, donde Jesucristo dio vista al hombre nacido ciego (Jn. 9,1-7). Gracias a las excavaciones del señor Bliss y otros, la identificación actual de la piscina con la Siloé de Isaías (8,6) y Juan (9,7) está fuera de toda duda. Cerca de la piscina tradicional (birket Silwan), el señor Bliss encontró en 1896 las ruinas de un estanque, 75 pies de norte a sur por 78 de este a oeste y 18 pies de hondo, al norte de la cual había una iglesia con una nave. La piscina se conecta con "la fuente superior de las aguas de Gihon" (2 Cron. 32,30) por medio de un conducto subterráneo (2 Rey. 18,17), llamado "el acueducto de los reyes" (Esd. 2,14), 600 yardas de largo, cuya caída es tan leve que las aguas corren muy suavemente; de aquí que en Isaías (8,6) compara a la casa de David a "las aguas del Sileo, que van calmadas”. En el año de 1880 las excavaciones de la Sociedad Palestina Alemana descubrieron cerca del desagüe de la pileta de Siloe una leyenda, la cual es, exceptuando la piedra de la Mesa, el espécimen más antiguo de la escritura Hebrea, probablemente del s. VII A. C. La torre en "el Siloe", (Lc. 13,4) era probablemente una parte de la muralla de la ciudad cercana, como se mostró con las excavaciones del señor Bliss que la piscina daba nombre a todos los alrededores; asi que "la puerta de la fuente" (Neh. 2,14).

Bliss, Excavaciones de Jerusalem, 1894-7 (Londres, 1898), 132-210; Zeitschr. des deutschen Palastina-vereins (Leipzig), XXII, 61 sqq.; IV, 102 sqq., 250 sqq.; V, 725; Pal. Explor. Fund, Quarterly Statement (London, 1882), 122 sq., 16 sq., 178 sq.; (ibid., 1883), 210 sqq.; Revue biblique (Paris, 1897), 299-306; HEIDET IN VIGOUROUX, Dict. de la Bible, s. v. Siloe; MOMMERT, Siloah, etc. (Leipzig, 1908); WARREN AND CONDER, Survey of Western Palestine, II (London, 1884), 343-71.

NICHOLAS REAGAN Trascrito por: Joseph E. O'Connor Traducido por: Lourdes P. Gómez