Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 3 de junio de 2020

Diferencia entre revisiones de «San Hegesippus»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
 
(Página reemplazada por «Vea San Hegesipo.»)
 
Línea 1: Línea 1:
(Martirologio romano, 7 abril).
+
Vea [[San Hegesipo]].
 
+
Escritor del segundo siglo, a quien conocemos casi exclusivamente por Eusebio, que nos dice que escribió en cinco libros en el más sencillo estilo la verdadera tradición de la predicación Apostólica. Su obra se tituló hypomnémata (Memorias), y se escribió contra las nuevas herejías de los gnósticos y de Marción. Él apeló principalmente a la Tradición como estaba incluida en la enseñanza que se había transmitido en las Iglesias a través de la sucesión de obispos. San Jerónimo estaba equivocado al suponer que había compuesto una historia. Él era claramente un católico ortodoxo y no un judeocristiano, aunque Eusebio dice que mostraba que era un convertido de Judaísmo porque citaba del hebreo, se ilustró con el Evangelio según los hebreos y con un Evangelio Sirio, y también citó tradiciones no escritas de los judíos. Parece que nació en alguna parte del Este, posiblemente Palestina. Hizo un viaje a Corinto y Roma, en el curso del cual se encontró a muchos obispos, y escuchó de todos la misma doctrina. Él dice: "Y la Iglesia de los corintios permanecía en la verdadera palabra hasta que Primo fue obispo en Corinto; yo los conocí en mi viaje a Roma, y permanecí con los corintios muchos días en los que fuimos refrescados con la verdadera palabra. Y cuando estuve en Roma, hice una sucesión a Aniceto cuyo diácono era Eleuterio. Y en cada sucesión y en cada ciudad todos están según las ordenanzas de la ley, los Profetas y el Señor" (Euseb., IV, 22).
+
 
+
Se han hecho muchos esfuerzos mostrar ese diadochen epoiesamen ("yo mismo hice una sucesión") no está claro, y no puede significar, "yo hice una lista de la sucesión de los obispos de Roma". Una enmienda conjetural dada por Halloix y Savile, diatriben epoiesamen, se basa en la versión realizada por Rufino (inibi permansi), y ha sido aceptada por Harnack, McGiffert, y Zahn. Pero la lectura propuesta no tiene sentido: "Y estando en Roma, hice una lista allí hasta Aniceto". ¿Cuándo llegó? ¿Y qué significa "hasta Aniceto"? Eusebio no puede haber leído esto, porque él dice que Hegesipo llegó a Roma bajo Aniceto y permaneció hasta Eleuterio. Los principales estudiosos han aceptado el texto manuscrito sin dificultad, entre otros Lipsius, Lightfoot, Renan, Duchesne, Weizsaecker, Salmon, Caspari, Funk, Turner, Bardenhewer... De hecho los diadoche (listas de sucesión) tenían un significado técnico que precisamente se encuentra en la siguiente frase, donde "en cada sucesión y en cada ciudad", puede parafrasearse "en cada lista de obispos en cada ciudad", que es el argumento de San Ireneo (Adv. Haer., III, 3): "Podemos enumerar aquéllos que fueron hechos obispos en las Iglesias por los Apóstoles, y sus sucesiones hasta nuestro propio tiempo, y no han enseñado ni sabido nada que se pareciera a los sueños salvajes de estos herejes". La adición de Sotero y Eleuterio es pensada por el escritor para llevar actualizado su catálogo original.
+
 
+
Con gran ingeniosidad Lightfoot ha encontrado rastros de esta lista en San Epifanio (Haer., XXVII, 6), donde ese santo del cuarto siglo dice descuidadamente: “Marcelina llegó últimamente a nosotros y destruyó muchos, en los días de Aniceto, Obispo de Roma”, y entonces se refiere a "el catálogo anterior", aunque él no ha dado ninguno. Él claramente está citando a un escritor que estaba en Roma por el tiempo de Aniceto y que hizo una lista de papas que empiezan con S. Pedro y S. Pablo, martirizados en el decimosegundo año de Nerón. En el Pseudo-Tertuliano contra Marción se encuentra una lista que tiene algunas concordancias curiosas con Epifanio, y que sólo se extiende hasta Aniceto; el autor ha equivocado Marcelina por Marción. La misma lista está en la base de la parte más temprana del Catálogo Liberiano, indudablemente de Hipólito (vea más abajo CLEMENTE I). Parece bastante cierto que la lista de Hegesipo también fue usada por Ireneo, Africano, y Eusebio formando su propio escrito. Debe decirse, sin embargo, que no sólo Harnack y Zahn, sino también Funk y Bardenhewer, han rechazado la vista de Lightfoot, aunque sobre bases endebles. Es probable que Eusebio tomara “prestada” de Hegesipo su lista de los obispos tempranos de Jerusalén.
+
 
+
Eusebio cita de Hegesipo un largo y aparentemente legendario relato de la muerte de Santiago, "el hermano del Señor" y también la historia de la elección de su sucesor Simeón, y la convocatoria de los descendientes de San Judas a Roma llamados por Domiciano (lo sabemos por una nota en el Bodleian MS Barocc. 142 -De Boor, en el Texte und Unters, V, ii, 169- que dice los nombres de los dos nietos de San Judas dados por Hegesipo como Zoker y Santiago. También se cita una lista de herejías contra las que escribió Hegesipo El Dr. Lawyor ha mostrado (Hermathena, XI, 26, 1900, pág. 10) que todos estos pasajes citados por Eusebio se entrelazaban en el original, y estaban en el quinto libro de Hegesipo.
+
 
+
El Dr. Lawyor también ha dado por probable (Periódico de Estudios Teológicos, abril, 1907, VIII, 436) que Eusebio recibió de Hegesipo la afirmación de que San Juan fue desterrado a Patmos por Domiciano. Hegesipo mencionó la carta de Clemente a los corintios, al parecer en relación con la persecución de Domiciano. Muy probablemente la datación de herejes según los reinados papales en Ireneo y Epifanio –por ejemplo, que Cerdón y Valente llegaron a Roma bajo el pontificado de Aniceto, etc.- se derivó de Hegesipo, y de igual manera puede ser verdad de la aserción de que Hermas era el hermano de Papa Pío (que consta en el Catálogo Liberiano, el poema contra Marción, y los fragmentos de Muratori). La fecha de Hegesipo es confirmada por la declaración de que la muerte y apoteosis de Antinoo fueron en su propio tiempo (130), que él llegó a Roma siendo Papa Aniceto (154-7 a 165-8) y que escribió por el tiempo de Eleuterio (174-6 a 189-91). Zahn ha mostrado que el trabajo de Hegesipo todavía permanecía en tres bibliotecas Orientales en los siglos XVI y XVII.
+
The fragments of Hegesippus, including that published by De Boor (above) and one cited from Stephen Gobaras by Photius (Bibl. 232), have been elaborately commented upon by Zahn, Forschungen zur Gesch. des N.T. Kanons (Leipzig, 1900), VI, 228 sqq., who discusses other traces of Hegesippus. On the papal catalogue see Lightfoot, Clement of Rome (London, 1890), I, 327, etc.; Funk, Kirchengesch. Abhandlungen (Paderborn, 1897), I, 373; Harnak, Chronol., I, 180; Chapman in Revue Bened., XVIII, 410 (1901); XIX, 13 (1902); Flamon in Revue d Hist. eccl., Dec., 1900, 672-8. On the lost manuscripts, etc., see Zahn in Zeitschr. fur Kirchengesch., II (1877-8), 288, and in Theol. Litteraturblatt (1893), 495. For further references and a fuller account see Bardenhewer, Gesch. der altkirchl. Litt., I, 483 sqq.  
+
 
+
JOHN CHAPMAN
+
Transcrito por Don Ross
+
Traducido por Alejandro Martín de Báez
+

Última revisión de 15:32 22 may 2020

Vea San Hegesipo.