Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 20 de julio de 2019

Robert Pullen

De Enciclopedia Católica

Revisión de 19:35 23 feb 2009 por Perofe (Discusión | contribuciones) (Página nueva: <span style="color:#000066"> (POLENIUS, PULLAN, PULLEIN, PULLENUS, PULLY, LA POULE) Mario en 1147 (?). Nada se sabe de su vida anterior excepto que era de procedencia inglesa. La h...)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar


(POLENIUS, PULLAN, PULLEIN, PULLENUS, PULLY, LA POULE) Mario en 1147 (?). Nada se sabe de su vida anterior excepto que era de procedencia inglesa. La hipótesis un biógrafo (Williams, infra) de que nació en Poole en Dorsershire no aporta pruebas. Otros relatos dicen que procedía de Devonshire. Juan de Hexham, en su continuación de la historia de Simeón de Durham, escrita dentro de los cincuenta años después de su muerte, afirma que Enrique I le ofreció un obispado, que rehusó, por estar dedicado al estudio de la filosofía. Sus primeros estudios los realizó en Inglaterra, pero parece que fue a París, durante las dificultades ocurridas con acceso al reinado de Esteban en 1135, para seguir allí sus estudios en paz. Según otros completó sus estudios en París donde dio clases antes de volver para enseñar en Oxford, donde su nombre consta como uno de los primeros maestros registrados. Abrió allí escuelas y enseñó sin pedir dinero a cambio; se dice que mantuvo a muchos estudiantes con sus propios medios y fue un instrumento principal en el crecimiento de las escuelas de Oxford. Si estas tradiciones son verdad, hay que confesar que se basan en escritores posteriores y parece más probable que sucediera durante el reinado de Enrique I, cuando rehusó al obispado.

En 1134 era ciertamente archidiácono de Rochester y es igualmente cierto que estuvo ausente de Inglaterra, durante bastante tiempo, unos pocos años después, puesto que en un momento anterior a 1143 parece que tuvo dificultades con su obispo por estar ausente tanto tiempo de sus obligaciones. Esto aparece en una carta sin fecha de S. Bernardo dirigida al obispo de Rochester, en la que el santo se excusa por detener a Pullen en París “por la sana doctrina reconocida en él”. En la misma carta culpa al obispo por haberse apoderado de los bienes del archidiácono y ruega que se permita a Pullen permanecer en París donde se le necesita. Aunque el obispo Stubbs (op. cit.) ha puesto en duda la identidad del archidiácono Robert Pullen con el cardenal del mismo nombre, la afirmación del biógrafo de S. Bernardo Guillermo Abad de Teodorico y la crónica de Oseney justifican la identificación.

Mientras estuvo en parís, Pullen enseñó lógica y teología con gran éxito. Entres sus alumnos están Juan de Salisbury, que le describe como un hombre recomendable tanto por su vida como por su saber. Esto era en 1141 ó 1142. En 1143 aun se le describe como el archidiácono de Rochester y probablemente en este año fue a Roma invitado por Inocencio II, que murió en septiembre de eses año, aunque Pullen consiguió favor en el nuevo papa Celestino II que le creó cardenal (Ciaconius). El cronista de Oseney, sin embargo, afirma que fue llamado a Roma por el papa Lucio II que sucedió a Celestino en 1144. Ciertamente fue el papa Lucio quine le nombró canciller de la Santa iglesia Romana, oficio que ejerció de 1145 a 1146. Cuando Eugenio III, discípulo de S. Bernardo, llegó al papado, el santo escribió una carta al cardenal Pullen pidiéndole que consolara y aconsejara al nuevo pontífice.

Como teólogo, el cardenal Pullen usó toda su influencia contra las enseñanzas heréticas de Abelardo e incorporó su doctrina en su obra "Sententiarum Logicarum Libri VIII" reimpresa en la P.L., con el comentario introductorio del maurista Dom Hugo Mathoud, originalmente escrito para esta edición y publicado en París en 1655. En este tratado pisaba nuevo terreno, siendo uno de los primeros en compilar un Libro de “Sentencias”, pero su obra fue enseguida suplantada por la de Pedro Lombardo. Cubre una amplia variedad de temas, pero su tratamiento carece de orden y basa sus pruebas en la escritura y la razón más que en la tradición. Una vez tomada postura sobre la autoridad de la Biblia y de las decisiones papales, procede a entrar en discusiones especulativas.

El primer libro trata de Dios y de sus atributos; el segundo de la creación, de los ángeles, del alma, de la caída del hombre y del pecado original; el tercero, de la ley antigua y nueva y de la Encarnación; el cuarto del poder de Dios, de la Pasión de Cristo, del infierno y del purgatorio; el quinto de la Resurrección, de la Venida del Espíritu Santo, de la predicación del evangelio, del bautismo, confirmación, confesión y de algunas virtudes y vicios; el sexto de varios temas, incluida la ignorancia, negligencia y debilidad, espíritus buenos y malos, los coros de los ángeles, méritos y administración del sacramento de la penitencia; el séptimo, del perdón de los pecados, penitencia, ayuno, oración, diezmos y del poder civil, el sacerdocio, sus privilegios y obligaciones, continencia, la vida activa y contemplativa y el matrimonio. El octavo trata de los Sacramentos, la Segunda venida, el anticristo, el Juicio Final y el último estado de los salvados y de los condenados.

Los títulos de algunas otras obras, algunas no publicadas, nos los da Pitts: "In Apocalypsim Sancti Johannis"; "Super aliquot psalmos"; "De contemptu mundi"; "Super doctorum dictis"; "Praelectiones"; "Sermones." Un manuscrito, copia de los sermones, se guarda en el Palacio Lambeth; Tashdall (Dict. of Nat. Biog.) observa que “los sermones que transpiran un espíritu ascético, fueron predicados ante intelectuales”. Chevalier se equivoca al identificarle con el cardenal Roberto, que era cardenal –presbítero de S. Eusebio, en diciembre de 1134. Este Roberto, que también fue canciller de la Santa iglesia Romana, fue creado cardenal por Inocencio II en 1130, un fecha que no encaja con los datos conocidos de la vida de Pullen.


Fuentes

Annales de Oseney; Annales Monastici, IV (Rolls Series, Londres, 1869); JOHN OF HEXHAM, Continuation of Symeon of Durham (Rolls Series, London, 1885); PITTS, De Anglioe illustribus scriptoribus (Paris, 1619); JAFFE, Regesta Pontificum Romanorum (Berlin, 1851); WILLIAMS, Lives of the English Cardinals (London, 1868); CEILLIER, Hist. Gen. des Auteurs Sacres et Eccles., XIV (Paris, 1869); STUBBS, Lectures on Medioeval and Modern History (Oxford, 1886).


Burton, Edwin. (1911).

Transcrito por John Fobian. En memoria de John Eagan, S.J.

Traducido por Pedro Royo