Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 24 de agosto de 2019

La Planta urbana de la Ciudad de los Reyes, y su emblemática política, moral y religiosa

De Enciclopedia Católica

Revisión de 15:31 8 ene 2019 por Sysop (Discusión | contribuciones) (Página creada con «Vamos a empezar a anotar, aquí, las ideas que nos sugieren el análisis de la planta urbana de la Ciudad de los Reyes, a partir de la planta “definitiva” del Barroco....»)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Vamos a empezar a anotar, aquí, las ideas que nos sugieren el análisis de la planta urbana de la Ciudad de los Reyes, a partir de la planta “definitiva” del Barroco. Hablamos de los planos universalmente conocidos, merced a la imprenta. Entre ellos, el que nos parece que mejor expresa, simbólicamente, el carácter de Lima es el que fue publicado con ocasión de la exaltación universal de Santo Toribio de Mogrovejo.

Por lo tanto, no hablaremos de la Ciudad en gestación, ni enembrión de Pizarro, sino de la Ciudad de los Reyes, como la cabeza indiscutible de América del Sud, cuyo único parangón fue la Ciudad de México: Es la ciudad de tiempos de Pedro de Peralta Barnuevo y Rocha Benavides, y de José de Orejón y Aparicio.

Al analizar cualquier asunto barroco, busquemos siempre la explicación más simple, vayamos al sentido radical. Si ubicamos la raíz, veremos el tronco; y una vez percibo el tronco, veremos la ramificación y la follajería [ 1 ].

La iconografía barroca del plano de Lima, es escenográfica, pedagógica. Es decir; <<deleitando enseña>> [2]. Si vemos con ojos de ver inevitablemente tendremos que asociar este grabado con el plano de la Ciudad: El arco, los baluartes, la fuente y las fuentecillas,