Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 21 de octubre de 2021

Diferencia entre revisiones de «La Fuente de la Plaza Mayor de la Ciudad de los Reyes»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
Línea 29: Línea 29:
 
El zodíaco mariano, nos permite afirmar - por emblemática- que  la Fuente del Virrey Conde de Salvatierra es una fuente Medicinal, salutífera, purgativa y vacunatoria. Cristo concede la salud de alma a cuerpo a sus hermanos consanguíneos, en las casas de María, Madre de Dios, y Madre Nuestra. Cristo hace las veces de un médico de cabecera, que visita casa por casa, para curar los corazones afligidos, cuyas dolencias descubre poniéndolos al trasluz. Cristo es Médico y María  (Salus Infirmorum) es la Apoticaria que tiene la llave de la Botica, que guarda la Pharmacopoeia pauperum. Cristo se hace, el medicamento y la dieta mejor. En la siguiente entrada veremos veremos por qué, además de todo lo dicho aquí, el zodíaco de la fuente es, también, zodíaco sanguíneo, y zodíaco ígneo.
 
El zodíaco mariano, nos permite afirmar - por emblemática- que  la Fuente del Virrey Conde de Salvatierra es una fuente Medicinal, salutífera, purgativa y vacunatoria. Cristo concede la salud de alma a cuerpo a sus hermanos consanguíneos, en las casas de María, Madre de Dios, y Madre Nuestra. Cristo hace las veces de un médico de cabecera, que visita casa por casa, para curar los corazones afligidos, cuyas dolencias descubre poniéndolos al trasluz. Cristo es Médico y María  (Salus Infirmorum) es la Apoticaria que tiene la llave de la Botica, que guarda la Pharmacopoeia pauperum. Cristo se hace, el medicamento y la dieta mejor. En la siguiente entrada veremos veremos por qué, además de todo lo dicho aquí, el zodíaco de la fuente es, también, zodíaco sanguíneo, y zodíaco ígneo.
  
Después de lo dicho acerca de la efusión de sangre, y de la consanguinidad que genera, se entenderá el sentido de estos elogios a la Preciosísima sangre de Cristo, y su relación con la fuente de Salvatiertra, y su relación con el alma de la Ciudad de los Reyes: Precio de nuestra salvación, alimento eucarístico y purificación de las almas, manantial de misericordia,, fuerza de los mártires, virtud de los confesores, fuente de virginidad.,victoria sobre los demonios.  
+
Después de lo dicho acerca de la efusión de sangre, y de la consanguinidad que genera, se entenderá el sentido de estos elogios a la Preciosísima sangre de Cristo, y su relación con la fuente de Salvatiertra, y su relación con el alma de la Ciudad de los Reyes: Precio de nuestra salvación, alimento eucarístico y purificación de las almas, manantial de misericordia,, fuerza de los mártires, virtud de los confesores, fuente de virginidad. victoria sobre los demonios.  
 
Finalmente, la Fuente de Salvatierra tiene atributos mercuriales. Cristo-Mercurio roba las almas al Demonio  Ladrón y Homicida, patra restituirlas a Dios, Legítimo Dueño y Dador de Vida.  pisoteando a la muerte, con su Muerte. Esa es la buena noticia y el triunfo que anuncia la escultura que corona la fuente.
 
Finalmente, la Fuente de Salvatierra tiene atributos mercuriales. Cristo-Mercurio roba las almas al Demonio  Ladrón y Homicida, patra restituirlas a Dios, Legítimo Dueño y Dador de Vida.  pisoteando a la muerte, con su Muerte. Esa es la buena noticia y el triunfo que anuncia la escultura que corona la fuente.
 +
 +
Nunca hay que olvidar que el asunto de los zodíacos atañe a la Teología y a la Filosofía en imágenes; y que su fundamentación es está en la Patrística. El zódiaco mariano, es simultáneamente zodíaco cristiano: porque es ígneo y sanguíneo. Ígneo porque alude al Sagrado Corazón de Jesús, Horno de Caridad Ardiente. Corazón que amó tanto al hombre, que lo condujo a pagar un rescate de sangre por liberarlo del pecado.
 +
 +
La Divina Liturgia enseña que, Cristo -al morir - restauro la Vida.  Las cinco fuentes salutíferas la Plaza Mayor de Lima, tienen como fundamento la profecía de Isaías: Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados: El castigo de nuestra paz sobre él; y por su llaga fuimos nosotros sanados. Además de otras profecías Mesiánicas. Por eso, la fuente es zodíaco sanguíneo. Fuente, que sirve de caño al Lagar divino, del que emana, el Agua Viva que mata la Sed de Dios, y el Vino Nuevo, que santamente embriaga el espíritu. Sangre rubicunda que, aspergida con hisopo, emblanquece más que la nieve. (*).
 +
[Poner aquí zodíaco ígneo]
 +
La Teología Patrística es la fuente de lo mínimamente predicado aquí, del carácter mariano de la fuente del Conde de Salvatierra,  En el Barroco se hicieron compilaciones muy minuciosas de los asuntos de la Pura y Limpia Concepción, y de la encarnación del Verbo (*).
 +
La Alegoría, no escatima recursos para explicar el Misterio de María. ¿Por qué se vale del zodíaco? Porque de María se ha dicho siempre que es: <<Augustísima, Potentísima e Invictísima>>. Reina de Cielos y Tierra. Madre Inmaculada del Divino Cordero Inmaculado. <<Es la mujer vestida de sol>>, <<con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas>>. María, Decoro del Cielo, tiene por corona alegórica, y por guardia de honor a los cuerpos celestes.
 +
El espejo sideral del estanque de la fuente, nos muestra el escenario de combate entre la Luz y las Tinieblas. De donde cayeron incontables ángeles, que fueron arrojados al Abismo. En el Cielo comenzó la sublevación angélica, y en el Cielo terminará. María es el Amor de la Tierra, y el Terror de los Infiernos. Inmensa y Cándida es la quebrantadora de las 7 cabezas, del Demonio Inmundo. Es Otia Sacra, que pone fin a los negocios seculares.
 +
En esta batalla definitiva, María Reina se  muestra terrible como jun <<ejército preparado para la batalla>>. Cuando María entra al Campo de Batalla, anuncia su presencia con el clarín y la caja, que son salutatorias de las personas regias que combaten, desde tiempo medievales. Vemos, entonces, que hay afinidad con lo que la Musica de Capilla de la Catedral de Lima canta: <<Al Campo sale María y ha de lograr vencimiento, pues las sombras que se oponen
 +
desmayan al ver su esfuerzo. Alistando claridades, valerosa sale al puerto, sin temer del enemigo el osado ardor protervo.>> /  <<¡Qué valiente, qué arrogante, qué brillante y qué luciente,
 +
qué eminente y qué elevada, qué agraciada y qué excelente! De tu Oriente, oh Madre peregrina, comunícanos tu luz sacra y divina.>>
 +
  
  

Revisión de 04:06 2 ago 2021

Plaza mayor fuente.jpg

La Fuente del Virrey Conde de Salvatierra forma parte de la emblemática utilitaria de la Ciudad de los Reyes: Es fuente y es, a la vez, un emblema. En el Barroco, las cosas son, lo que son. Y sirven para lo que han sido diseñadas.

Sin embargo, estas obras transportan fortísimas cargas simbólicas, especialmente Teológicas. La Fuente de la Plaza Mayor tiene -por sobre todas las cosas- una carga Cristológica. Sólo a partir de esta afirmación, se puede decir que, a la vez, soporta alegorías marianas. La Fuente de Lima es un jeroglífico.

Pero, ¿jeroglífico de qué? Además de la pila, había 4 pilones que la rodeaban, circundados por una cadena. Los cinco surtidores son jeroglífico de las 5 Llagas de Cristo. Simbolizan el corazón, las manos y los pies de Cristo, traspasados en la Cruz. Lima tiene 2 representaciones esculturales de las santas llagas: La primera en la Plaza Mayor, y la segunda en el Claustro Mayor del Convento de San Francisco.

El Barroco es pedagógico, alegórico, anagógico, apologético y catequético. Su fin es enrumbar hacia la Trascendencia. Por cotejo iconográfico, y por la Teología, podemos afirmar que la Fuente del Virrey Conde de Salvatierra es Eucarística (Triunfo de la Eucaristía), es Trinitaria, es Inmaculista, Epifánica, Escatológica y Apocalíptica.

En la Escritura se moteja al demonio como <<Basilisco>>. El cristianismo se vale de la expresión "León de Judá" para aludir a Cristo. Igualmente, en el Libro del Apocalipsis, se usa para aludir al señor: <<Entonces uno de los ancianos me dijo: «No llores, porque el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos." (Ap, 5, 5)>>.

Los surtidores en forma de basiliscos dominados por leones, indican, que no hay suciedad que no pueda ser limpiada, ni pecado que no pueda ser lavado, ni demonio que no pueda ser vencido; y profetizan que el pecado será vencido por la fuerza y constancia de las virtudes, tal como la cabeza de la serpiente es aplastada por el pie de la Virgen.

El diseño del estanque, que combina las formas redonda y el cuadrada, es predicativo de la Virgen María, lo mismo que los signos zodiacales. La carga mariana mariana de la fuente es innegable: Fue inaugurada El 8 de setiembre de 1650, el día de la Natividad de la Virgen; el trazado que combina el círculo y el cuadrado alude a la Sabiduría, cuya cátedra es de base cuadrada y cuyo conocimiento se figura en el círculo.

La presencia del cinturón zodiacal en la fuente del virrey Conde de Salvatierra, nos indica que su estanque es un espejo sideral. Indica el tiempo en el que Cristo realizo´po su obra redentora. Servirá para que aquellos que estén atentos a los signos de los tiempos puedan saber la inminencia de la llegada de Cristo en Gloria, a regir la Tierra. Vemos aquí combinados -como el arco del puente - los conceptos de Cronos, Kairós y transitus. Conviene decir que es un espejo estelar, porque es predicable de María, que es <<firmamento de virtudes>>, <<stella matutina>>, y el Carro de la Aurora, que transporta al Cristo-Sol de Jusicia.

Esta fuente es, simultáneamente Eucarística y Mariana , porque a veces, la El Lucero de la Mañana, aparece junto al sol. [Cfr]

Cristo es <<sol peregrino>>, que entra en la Historia, en la Era de psicis. En tanto que Sol, se levanta por el Oriente. Mediante la Eucaristía, Cristo, continua su Peregrinar en la Tierra, hasta el fin de los días, acompañándonos. Considerado esto, se entiende la letra del villancico limeño <<A este Sol Peregrino>>.

Tal como la estrella condujo a los Reyes Magos ante Cristo Humilde en el Portal de Belén, este mapa estelar conducirá al Ciudadano de la Ciudad de los reyes ante la Presencia de Cristo Glorioso y Majestuoso.

Se sabe, por documentos, que la fuente del Virrey Conde de Salvatierra, tenía un cinturón zodiacal en el estanque. El cinturón de azulejos va a ser repuesto en la segunda mitad del año 2021. Surge la pregunta: ¿Cómo se va a poner? La respuesta es sencilla y de sentido común, como todo en el Barroco. Al menos así lo veo yo. Conviene poner frente al sagrario el Signo de Piscis, porque la Encarnación del Verbo, la Vida, Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, lo mismo que el devenir de su Iglesia, se dieron, en esta Era. El cómputo de las Eras, nos habla de la Medición del Tiempo. Cristo trasciende el Tiempo; es el Señor del Tiempo. Dios es Eterno. Por eso, Cristo reinante en su Trono del Sagrario, tiene a sus pies (en el estaque), al tiempo. Es Alfa y Omega, Principio y Fin. es principio y término de nuestra reconciliación penitente. De la Parroquia del Sagrario salén los óleos de los Sacramentos de iniciación, con los que comienza la Vida de Fe. Del Sagrario salen los óleos del Sacramento y los ritos de perseverancia.

El Barroco permite la aglutinación y composición de elementos, con el fin de transmitir un mensaje. La estatua que remata la fuente del Virrey Conde de Salvatierra es un simulacro de Fama. Pero como lo predicable de la Fama Clásica no basta para expresar todo el contenido simbólico de la fuente, es a la vez el Ángel del Juicio, y Mercurio Psicompo. Así, la Buena Nueva, que glorifica a Cristo y enaltece a Su Iglesia, es proclamada a los 4 vientos. El Ángel llama a Juicio Universal, y luego del Juicio sube a las Almas redimidas al cielo y arroja a las condenadas al Abismo. El zodíaco mariano, nos permite afirmar - por emblemática- que la Fuente del Virrey Conde de Salvatierra es una fuente Medicinal, salutífera, purgativa y vacunatoria. Cristo concede la salud de alma a cuerpo a sus hermanos consanguíneos, en las casas de María, Madre de Dios, y Madre Nuestra. Cristo hace las veces de un médico de cabecera, que visita casa por casa, para curar los corazones afligidos, cuyas dolencias descubre poniéndolos al trasluz. Cristo es Médico y María (Salus Infirmorum) es la Apoticaria que tiene la llave de la Botica, que guarda la Pharmacopoeia pauperum. Cristo se hace, el medicamento y la dieta mejor. En la siguiente entrada veremos veremos por qué, además de todo lo dicho aquí, el zodíaco de la fuente es, también, zodíaco sanguíneo, y zodíaco ígneo.

Después de lo dicho acerca de la efusión de sangre, y de la consanguinidad que genera, se entenderá el sentido de estos elogios a la Preciosísima sangre de Cristo, y su relación con la fuente de Salvatiertra, y su relación con el alma de la Ciudad de los Reyes: Precio de nuestra salvación, alimento eucarístico y purificación de las almas, manantial de misericordia,, fuerza de los mártires, virtud de los confesores, fuente de virginidad. victoria sobre los demonios. Finalmente, la Fuente de Salvatierra tiene atributos mercuriales. Cristo-Mercurio roba las almas al Demonio Ladrón y Homicida, patra restituirlas a Dios, Legítimo Dueño y Dador de Vida. pisoteando a la muerte, con su Muerte. Esa es la buena noticia y el triunfo que anuncia la escultura que corona la fuente.

Nunca hay que olvidar que el asunto de los zodíacos atañe a la Teología y a la Filosofía en imágenes; y que su fundamentación es está en la Patrística. El zódiaco mariano, es simultáneamente zodíaco cristiano: porque es ígneo y sanguíneo. Ígneo porque alude al Sagrado Corazón de Jesús, Horno de Caridad Ardiente. Corazón que amó tanto al hombre, que lo condujo a pagar un rescate de sangre por liberarlo del pecado.

La Divina Liturgia enseña que, Cristo -al morir - restauro la Vida. Las cinco fuentes salutíferas la Plaza Mayor de Lima, tienen como fundamento la profecía de Isaías: Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados: El castigo de nuestra paz sobre él; y por su llaga fuimos nosotros sanados. Además de otras profecías Mesiánicas. Por eso, la fuente es zodíaco sanguíneo. Fuente, que sirve de caño al Lagar divino, del que emana, el Agua Viva que mata la Sed de Dios, y el Vino Nuevo, que santamente embriaga el espíritu. Sangre rubicunda que, aspergida con hisopo, emblanquece más que la nieve. (*). [Poner aquí zodíaco ígneo]

La Teología Patrística es la fuente de lo mínimamente predicado aquí, del carácter mariano de la fuente del Conde de Salvatierra,  En el Barroco se hicieron compilaciones muy minuciosas de los asuntos de la Pura y Limpia Concepción, y de la encarnación del Verbo (*).

La Alegoría, no escatima recursos para explicar el Misterio de María. ¿Por qué se vale del zodíaco? Porque de María se ha dicho siempre que es: <<Augustísima, Potentísima e Invictísima>>. Reina de Cielos y Tierra. Madre Inmaculada del Divino Cordero Inmaculado. <<Es la mujer vestida de sol>>, <<con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas>>. María, Decoro del Cielo, tiene por corona alegórica, y por guardia de honor a los cuerpos celestes. El espejo sideral del estanque de la fuente, nos muestra el escenario de combate entre la Luz y las Tinieblas. De donde cayeron incontables ángeles, que fueron arrojados al Abismo. En el Cielo comenzó la sublevación angélica, y en el Cielo terminará. María es el Amor de la Tierra, y el Terror de los Infiernos. Inmensa y Cándida es la quebrantadora de las 7 cabezas, del Demonio Inmundo. Es Otia Sacra, que pone fin a los negocios seculares. En esta batalla definitiva, María Reina se muestra terrible como jun <<ejército preparado para la batalla>>. Cuando María entra al Campo de Batalla, anuncia su presencia con el clarín y la caja, que son salutatorias de las personas regias que combaten, desde tiempo medievales. Vemos, entonces, que hay afinidad con lo que la Musica de Capilla de la Catedral de Lima canta: <<Al Campo sale María y ha de lograr vencimiento, pues las sombras que se oponen desmayan al ver su esfuerzo. Alistando claridades, valerosa sale al puerto, sin temer del enemigo el osado ardor protervo.>> / <<¡Qué valiente, qué arrogante, qué brillante y qué luciente, qué eminente y qué elevada, qué agraciada y qué excelente! De tu Oriente, oh Madre peregrina, comunícanos tu luz sacra y divina.>>


José Gálvez Krüger

Sociedad Peruana de Historia

Director de la Enciclopedia Católica

24 de Julio de 2021.