Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 8 de diciembre de 2019

Diferencia entre revisiones de «La Última Cena en el Arte virreinal peruano, y su correcta interpretación»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
Línea 1: Línea 1:
 
[[Archivo:25152032 1538595236190275 3384833629023736990 n.jpg|700px|thumb|center|  <<Alimentaré a los sacerdotes con manjares sustanciosos, y mi pueblo se saciará de mis bienes>>]]
 
[[Archivo:25152032 1538595236190275 3384833629023736990 n.jpg|700px|thumb|center|  <<Alimentaré a los sacerdotes con manjares sustanciosos, y mi pueblo se saciará de mis bienes>>]]
 
+
==El Tema Central ==
 
+
 
A pesar de que el relato evangélico nos indica con precisión que lo acontecido en el Cenáculo fue un encuentro muy privado entre Cristo y los que amaba, sin embargo, vemos una gran cantidad de personas y curiosos. Además, el pintor sugiere que van a ocurrir otros sucesos cercanos en el tiempo inmediato.
 
A pesar de que el relato evangélico nos indica con precisión que lo acontecido en el Cenáculo fue un encuentro muy privado entre Cristo y los que amaba, sin embargo, vemos una gran cantidad de personas y curiosos. Además, el pintor sugiere que van a ocurrir otros sucesos cercanos en el tiempo inmediato.
  
Línea 7: Línea 6:
 
Comencemos fijando la vista únicamente en los protagonistas del relato evangélico: Cristo y los Doce.  
 
Comencemos fijando la vista únicamente en los protagonistas del relato evangélico: Cristo y los Doce.  
  
A) Vemos ahí celabración de la Pascua figurativa  representada en el cordero de la bandeja)
+
A) Vemos ahí celebración de la Pascua figurativa  representada en el cordero de la bandeja)
  
  
Línea 30: Línea 29:
  
  
Miremos ahora a los sirvientes
+
==Miremos ahora a los sirvientes==
 +
 
 
a) La presencia de niños y la abundancia de viandas, es alegórica de dos figuras de la Eucaristía: la multiplicación de los panes y los peces, y de la recolección y distribución del Maná en el Éxodo, cuyo comienzo marca la celebración pascual.
 
a) La presencia de niños y la abundancia de viandas, es alegórica de dos figuras de la Eucaristía: la multiplicación de los panes y los peces, y de la recolección y distribución del Maná en el Éxodo, cuyo comienzo marca la celebración pascual.
 
b) Una interpretación, adiconal, puede ser colegida de la juventud de los niños: quien se acerca a servir la Mesa Eucarística debe hacerlo con la diligencia y con la inocencia espiritual de un niño.
 
b) Una interpretación, adiconal, puede ser colegida de la juventud de los niños: quien se acerca a servir la Mesa Eucarística debe hacerlo con la diligencia y con la inocencia espiritual de un niño.
 
c) El perro a los pies de la Mesa proclama la fe de la Cananea, madre de una niña endemoniada. Como Cristo se niega a dar el <<Pan de los Hijos de Israel a los perros>>, ella responde: <<que hasta los perrrillos se alimentan de las migajas que caen de la mesa de sus amos>>.  
 
c) El perro a los pies de la Mesa proclama la fe de la Cananea, madre de una niña endemoniada. Como Cristo se niega a dar el <<Pan de los Hijos de Israel a los perros>>, ella responde: <<que hasta los perrrillos se alimentan de las migajas que caen de la mesa de sus amos>>.  
Los Manjeres de la Mesa
 
Son explicativos de la floresta de asuntos predicables del Misterio Eucaristico: “La comida mejor”, “cordero hermoso ”, “Pan sobrenatural,  regalo de los Reyes”, “Maná Escondido” “Verbo hecho carne” “Hostia santa”, “Caliz de Bendición”, “Sacrificio incruento”, “Espiritual dulzura, gustada en la misma fuente, “Pan que contiene  en sí todo el deleite”, entre los dictados más conocidos. Para ayudar a al imaginación de los catecúmenos, se agregaron a la Mesa (en varios países hispanos), frutos del propio clima, como ajíes, frutas ácidas y dulces: para que se comprendiera que este Augusto Sacrificio es, para quien lo recibe, “todo dulzura”;  pero para Quien lo ofrece, un mar agridulce, porque si su Sagrado Corazón se alegraba de cumplir la Santa Voluntad de Dios, también se entristecía de la miseria y del y desamparo de los hombre, que hasta ese momento lo acompañaban: <<Cuando todos se escandalicen en ti, yo nunca me escandalizaré>>
 
  
Los coperos y escanciadores
+
==Los Manjares de la Mesa==
 +
 
 +
Son explicativos de la floresta de asuntos predicables del Misterio Eucarístico: “La comida mejor”, “cordero hermoso ”, “Pan sobrenatural,  regalo de los Reyes”, “Maná Escondido” “Verbo hecho carne” “Hostia santa”, “Cáliz de Bendición”, “Sacrificio incruento”, “Espiritual dulzura, gustada en la misma fuente, “Pan que contiene  en sí todo el deleite”, entre los dictados más conocidos. Para ayudar a al imaginación de los catecúmenos, se agregaron a la Mesa (en varios países hispanos), frutos del propio clima, como ajíes, frutas ácidas y dulces: para que se comprendiera que este Augusto Sacrificio es, para quien lo recibe, “todo dulzura”;  pero para Quien lo ofrece, un mar agridulce, porque si su Sagrado Corazón se alegraba de cumplir la Santa Voluntad de Dios, también se entristecía de la miseria y del y desamparo de los hombre, que hasta ese momento lo acompañaban: <<Cuando todos se escandalicen en ti, yo nunca me escandalizaré>>
 +
 
 +
==Los coperos y escanciadores==
 +
 
 
Al lado derecho inferior, se reconocen inmediatamente, por convención y los gestos, a los servidores de las Bodas de Caná.  Bodas  que, como sabemos, son también figura de la Eucaristía. En este caso, va mas allá de lo decorativo o lo alusivo: Mientras Cristo en el Altar dice a sus Apóstoles <<Hagan esto en Memoria Mía>>, en el extremo del cuadro se escucharía el eco de lo dicho por la Siempre Virgen Gloriosa y Bendita a los servidores de Caná: << Hagan lo que Él les diga>>. Dicho en otras palabras, estamos en presencia de la Mediación de Cristo, y de la Intercesión de María.
 
Al lado derecho inferior, se reconocen inmediatamente, por convención y los gestos, a los servidores de las Bodas de Caná.  Bodas  que, como sabemos, son también figura de la Eucaristía. En este caso, va mas allá de lo decorativo o lo alusivo: Mientras Cristo en el Altar dice a sus Apóstoles <<Hagan esto en Memoria Mía>>, en el extremo del cuadro se escucharía el eco de lo dicho por la Siempre Virgen Gloriosa y Bendita a los servidores de Caná: << Hagan lo que Él les diga>>. Dicho en otras palabras, estamos en presencia de la Mediación de Cristo, y de la Intercesión de María.
 
  Además hay un detalle que hay que notar de estos oficios: daban el primer bocado y el primer sorbo, de comidas y bebidas, para constatar que no estuviese envenenado. En este contexto, la presencia de un despabilador en el la candeleja de la palmatoria, es alusivo a los efectos del la Comunión: Para quien la recibe bien , es vida en abundancia; para quien la recibe mal , es muerte eterna.
 
  Además hay un detalle que hay que notar de estos oficios: daban el primer bocado y el primer sorbo, de comidas y bebidas, para constatar que no estuviese envenenado. En este contexto, la presencia de un despabilador en el la candeleja de la palmatoria, es alusivo a los efectos del la Comunión: Para quien la recibe bien , es vida en abundancia; para quien la recibe mal , es muerte eterna.
Línea 46: Línea 49:
 
El destino de quienes de acercan y apartan de Cristo
 
El destino de quienes de acercan y apartan de Cristo
 
Un cortinaje escenográfico muestra una puerta de entrada y otra de salida.El lado derecho alegoriza la alegría del alma cristiana que se encuentra finalmente con Cristo, la sorpresa, la espontaneidad, la luz y la felicidad pueden confrontarse con este conocido boceto de Rubens.
 
Un cortinaje escenográfico muestra una puerta de entrada y otra de salida.El lado derecho alegoriza la alegría del alma cristiana que se encuentra finalmente con Cristo, la sorpresa, la espontaneidad, la luz y la felicidad pueden confrontarse con este conocido boceto de Rubens.
 +
 +
[[Archivo:42258367 1853028261413636 4007636251640332288 n.jpg|700px|thumb|center|]]
  
  

Revisión de 17:28 31 oct 2018

<<Alimentaré a los sacerdotes con manjares sustanciosos, y mi pueblo se saciará de mis bienes>>

El Tema Central

A pesar de que el relato evangélico nos indica con precisión que lo acontecido en el Cenáculo fue un encuentro muy privado entre Cristo y los que amaba, sin embargo, vemos una gran cantidad de personas y curiosos. Además, el pintor sugiere que van a ocurrir otros sucesos cercanos en el tiempo inmediato.

Separemos, entonces, los elementos que por motivos pedagógicos juntó el pintor, y que nosotros separaremos para mejor comprensión. Comencemos fijando la vista únicamente en los protagonistas del relato evangélico: Cristo y los Doce.

A) Vemos ahí celebración de la Pascua figurativa representada en el cordero de la bandeja)


C) La Celebración de la Pascua Eterna, indicada por el ofrecimiento que Cristo hace de su Cuerpo y de su Sangre en los accidentes de pan y vino.

D) El brazo de Cristo levantado al cielo nos indica que la Sagrada Eucaritía ha sido instituida, y que el Sacrificio ha sido aceptado por Dios Padre. [2]

E) Cristo, Luz del mundo, está colocado en medio , entre la Lámpara de los Profetas y el Faro de los Doctores de la Iglesia: hablando litúrgicamente, alegorizan “el Lado de la Epístola” y el “Lado de la Evangelio”. Completan el sentido de la Mesa conformados por el <<Pan de Vida>> y el <<Pan de la Palabra>>.

F) Hasta las angustias del Sagrado Corazón de Jesús han sido representadas ahí: cuando anuncia que uno de ellos lo va a entregar, Juan se reclina sobre su pecho, y es el único que pudo escuchar los latidos de su angustiado corazón. Mientras tanto, un taimado Judas se lleva la mano al pecho para burlarse de Cristo: ¿Acaso seré yo Señor? La maldad ya inspira y mueve todos los actos de Judas; los demonios, como ladrones a la espera del momento, observan por las ventanas para tentar al resto de los apóstoles. Por que esa noche, todos serían tentados, cada cual a su tiempo.

Vírgenes puras con blancos lirios El árbol cercarán de tu victoria; Y entre espantosos rígidos martirios Varones dignos de inmortal memoria, Y confesores, cual ardientes cirios Abrazados en celo de tu gloria Honrarán tu Pasión, con frutos suaves, Y otros crucificafos que tu sabes” (L. II) Diego de Hojeda.
<<No todos están limpios>>


Miremos ahora a los sirvientes

a) La presencia de niños y la abundancia de viandas, es alegórica de dos figuras de la Eucaristía: la multiplicación de los panes y los peces, y de la recolección y distribución del Maná en el Éxodo, cuyo comienzo marca la celebración pascual. b) Una interpretación, adiconal, puede ser colegida de la juventud de los niños: quien se acerca a servir la Mesa Eucarística debe hacerlo con la diligencia y con la inocencia espiritual de un niño. c) El perro a los pies de la Mesa proclama la fe de la Cananea, madre de una niña endemoniada. Como Cristo se niega a dar el <<Pan de los Hijos de Israel a los perros>>, ella responde: <<que hasta los perrrillos se alimentan de las migajas que caen de la mesa de sus amos>>.

Los Manjares de la Mesa

Son explicativos de la floresta de asuntos predicables del Misterio Eucarístico: “La comida mejor”, “cordero hermoso ”, “Pan sobrenatural, regalo de los Reyes”, “Maná Escondido” “Verbo hecho carne” “Hostia santa”, “Cáliz de Bendición”, “Sacrificio incruento”, “Espiritual dulzura, gustada en la misma fuente, “Pan que contiene en sí todo el deleite”, entre los dictados más conocidos. Para ayudar a al imaginación de los catecúmenos, se agregaron a la Mesa (en varios países hispanos), frutos del propio clima, como ajíes, frutas ácidas y dulces: para que se comprendiera que este Augusto Sacrificio es, para quien lo recibe, “todo dulzura”; pero para Quien lo ofrece, un mar agridulce, porque si su Sagrado Corazón se alegraba de cumplir la Santa Voluntad de Dios, también se entristecía de la miseria y del y desamparo de los hombre, que hasta ese momento lo acompañaban: <<Cuando todos se escandalicen en ti, yo nunca me escandalizaré>>

Los coperos y escanciadores

Al lado derecho inferior, se reconocen inmediatamente, por convención y los gestos, a los servidores de las Bodas de Caná. Bodas que, como sabemos, son también figura de la Eucaristía. En este caso, va mas allá de lo decorativo o lo alusivo: Mientras Cristo en el Altar dice a sus Apóstoles <<Hagan esto en Memoria Mía>>, en el extremo del cuadro se escucharía el eco de lo dicho por la Siempre Virgen Gloriosa y Bendita a los servidores de Caná: << Hagan lo que Él les diga>>. Dicho en otras palabras, estamos en presencia de la Mediación de Cristo, y de la Intercesión de María.

Además hay un detalle que hay que notar de estos oficios: daban el primer bocado y el primer sorbo, de comidas y bebidas, para constatar que no estuviese envenenado. En este contexto, la presencia de un despabilador en el la candeleja de la palmatoria, es alusivo a los efectos del la Comunión: Para quien la recibe bien , es vida en abundancia; para quien la recibe mal , es muerte eterna.

Los platos y bandejas

A lo largo de la biblia se solía ofrecer a guisa de obsequios, la cabeza de los enemigos sacrificados, en una bandeja de plata. San Juan Bautista, precursor en el Martirio, fue decapitado y su venerable cabeza, ofrecida en bandeja de plata a mujer impura y pecadora. Las presencia del Cordero Pascual en su bandeja, y la presencia de bandejas delante de los Apóstoles, indicaría que ellos, también tendrían el sacrificio de su propio Holocausto. Las Bandejas situadas en la parte posterior, sin uso, aludirían a los sucesores en el martirio, tal y como hubo un precursor. El destino de quienes de acercan y apartan de Cristo Un cortinaje escenográfico muestra una puerta de entrada y otra de salida.El lado derecho alegoriza la alegría del alma cristiana que se encuentra finalmente con Cristo, la sorpresa, la espontaneidad, la luz y la felicidad pueden confrontarse con este conocido boceto de Rubens.

42258367 1853028261413636 4007636251640332288 n.jpg



No puede ser un cuy por varios motivos: el primero y más importante, porque sería un elemento disturbador de la finalidad pedagógica, que era modélica; es decir, no se dejaba al arbitrio o capricho del artista; en segundo lugar porque la censura inquisitorial las hubiese destruido; y en tercer lugar por iconografía universal comparada. Es un corderito lechal.

José Gálvez Krüger