Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 9 de marzo de 2021

Jean de La Bruyère

De Enciclopedia Católica

Revisión de 22:07 26 dic 2007 por Sysop (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Nació en Paris en el 1645 y murió en Chantillí en 1696. Fue el hijo de un Contralor General de ingresos municipales. Un activista en el Parlamento de París, pronto cedió la posición y compró un puesto al Tesorero de Finanzas en Caen (1673), continuando así su residencia en Paris. El llevaba allí una vida de estudio "en la soledad de su estudio" de acuerdo a su propia expresión, cuando su amistad con Bossuet le obtuvo su admisión en la casa de Condé para enseñar historia al Duque de Borbón, nieto del víctor de Rocroi. El niño tenia seis años y por dos años recibió lecciones de su nuevo tutor. El último solamente logró parcialmente su tarea, pero aseguró la amistad del gran Conde y permaneció en Chantillí apegado a la persona del Duque con una pensión de 3,000 libras hasta que este murió de un ataque de apoplejía en el 1696, siendo por tres años miembro de la Academia Francesa. Ventajosamente ubicado para ver el mundo e inclinado a juzgarlo sin indulgencia, esto por los rechazos que debió de experimentar en su posición de subordinado y por su correcta y orgullosa pero desafortunada naturaleza, anónimamente publicó en 1688 "Les Caractères de Théophraste, traduits du Grec, avec les caractères et les moeurs de ce siècle." El libro obtuvo gran éxito. Aunque sus medios eran modestos, el autor cedió el manuscrito libremente al editor Michallet como parte de su contribución para el dote de su hija, se dice que produjo casi 300,000 francos. Esta primera parte del libro no fue una notable traducción de un texto con fallas. La segunda parte asumió mayores proporciones, especialmente relacionado a las "estampas". La Bruyère continuo añadiéndolas desde la primera edición (1689) a la novena (1696). Los primeros quince capítulos, el dijo con complacencia de su laxamente preparado plan, "son preparaciones para la decimosexta y última, 'Des esprits forts' en que el ateísmo es atacado y tal vez depuesto".

La Bruyère no debe de ser considerado un profundo y poderoso moralista como Pascal. El es un profundo y honesto observador cristiano y sobre todo un escritor admirable. Pero el artista y el estilista están en demasiada evidencia; carece la amplia simplicidad de los autores de la predecesora generación. Su arte es sin embargo inimitable. Particularmente notables son la variedad, terminación de detalles, profusión de humor, destreza en lograr el efecto y los inextinguibles recursos de su dicción; sus obras son un inventario de los poderes de la lengua francesa. Sus ideas como su vida pertenecen al siglo XVII, pero sus breves y sentenciosas frases auguran el siglo XVIII.

FOURNIER, La comedie de La Bruyère (1867); ALLAIRE, La Bruyère dans la maison de Condé (1886).

GEORGES BERTRIN Transcrito por John Fobian A la memoria de James Johnson Traducido por Anónimo de Borinquen