Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 20 de noviembre de 2019

Diferencia entre revisiones de «El Niño de la Santa Llaga de la Iglesia de San Pedro de Lima»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
(La Virgen de los Remedios)
(La Virgen de los Remedios)
Línea 292: Línea 292:
  
 
[[Archivo:66367665 2267783333271458 740821445550014464 n.jpg]]
 
[[Archivo:66367665 2267783333271458 740821445550014464 n.jpg]]
 +
 +
[[Archivo:32783363 1685797028136761 5946490029286096896 n.jpg]]
  
 
==Los Ángeles hospitalarios mexicanos==
 
==Los Ángeles hospitalarios mexicanos==

Revisión de 09:56 21 jul 2019

Palta 1.jpg

Presentación

Con ocasión de los 450 años de la presencia de los jesuitas en el Perú, se eligió como imagen distintiva de la campaña publicitaria, una talla del siglo XVII que representa a Dios Niño .Originalmente se encontraba en la sacristía de la Iglesia de San Pedro de Lima.

En nuestros días parece desconocerse la pedagogía catequética que transportan los símbolos de esta bella imagen. No es difícil atribuir un tema; sin embargo nadie, parece atinar con una explicación plausible en este caso concreto.

La eficacia en la imagen religiosa catequética

Para que una representación religiosa sea pedagógicamente eficaz:

a) Deberá estar referida a un asunto muy concreto;

b) La representación gráfica de este asunto, debe generar en el espectador, el recuerdo de una, o varias citas de las Sagradas Escrituras, sucesos de la Historia de la Salvación o hitos de la Historia de la Iglesia.

c) Debe remitir, forzosamente, a otros asuntos y materias predicables afines.

  • Toda imagen del Señor, nos remite a la la Vida (oculta y pública), Pasión y Muerte de Jesucristo.
  • Toda imagen del Señor, a cualquier edad, remite forzosamente a Sus Misterios, y por tanto a los Santos Evangelios.
  • El Arte catequético barroco compone y combina; o, si conviene, resume y sintetiza. El resultado puede parecer complejo y difícil de interpretar en nuestros días; pero no lo fue entonces y no debe serlo hoy tampoco.

En Niño de la Iglesia de SantaPedro, es un Niño Eucarístico

Templete 2.jpg

El el Virreinato la Fiesta por antonomasia fue la del Corpus Christi, y lo siguió siendo durante los primeros 150 años de vida republicana. Que quede planteado que el marco conceptual, dentro del cual colocaremos al Niño de la Iglesia de San Pedro, es eucarístico.

Iremos de la periferia al centro. La racionalidad del barroco exige concatenaciones y asociaciones lógicas. A partir de las evidencias haremos, primero, descripciones generales del conjunto de elementos que concurren en el culto eucarístico. Cuando convenga, nos detendremos en tal o cual asunto que merezca ser precisado.

Tenemos a la vista una imagen familiar a la retina de los peruanos: el templete de plata, que cobija el ostensorio del Santísimo Sacramento del Altar, que recorre en Triumpho las calles de la Ciudad de Cuzco.

En el campo de la emblemática, el Templete Eucarístico remite al templo de Juno . A pesar de carecer de muros, en el centro de este templo había una lámpara donde ardía un fuego que ni los vientos más fuertes podían extinguirlo.

Sin dificultad ninguna, esta representación emblemática alegoriza

1) La Presencia Real del Cristo en la Sagrada Eucaristía

2) La divinidad de Cristo que reposaba en el Sepulcro esperando el día tercero, para resucitar gloriosamente Su Cuerpo.

3) El cuerpo humano, que es templo del Espíritu Santo.

4) Y de muchos modos a la Santa Iglesia.

Comparando los grabados precedentes vemos que hay coincidencia perfecta: el templete cuzqueño ostenta en la cúpula una alegoría de la Santa Fe; el grabado presenta a María, Madre de la Fe, La Creyente, la que es Bienaventurada por haber creído. La que no necesitó ir al Sepulcro como las otras mujeres.

El Nuestro no es un Dios lejano; se complace y se deleita estando en medio de los hombres. En la Antigua Alianza, hizo levantarse una tienda para morar en medio de su pueblo. Era un solo pueblo y este pueblo tenía un solo Dios.

La tienda contenía el “Arca de la Alianza”, donde se guardaban las tablas de la Ley, el maná - conservado por Mandato de Dios – y la vara florecida de Aarón. Hasta aquí el Tabernáculo del Pueblo de Israel.

El Tabernáculo de la Iglesia de Cristo es más que el tabernáculo mosaico: Cristo es el Arca de la Alianza Nueva y Eterna, Cristo es la Nueva y Eterna Ley, su Cuerpo es el maná mejor, convite dulcísimo donde sirven los Ángeles. Cristo es el brote siempre verde sembrado en el Calvario. El antiguo maná sabía según el gusto que apetecía el manducante; y era amargo para quien se acercaba haciéndole ascos. El Nuevo maná es vida, para quien lo come bien , y muerte para quien lo come mal.

La vara de Aaron florecida operó los prodigios que quebraron la soberbia de un Faraón tiránico. El leño verde de la Cruz de Cristo simboliza la mano fuerte y el brazo poderoso de Dios que pisotea a la muerte con Su Muerte, y le quiebra el Aguijón. Para los mansos y humildes de corazón es cayado de Pastor; pero es caña de su ira, y bastón de su furor para los soberbios.

La Fiesta de Corpus Christi, por tanto, se celebra en medio de inmensos júbilos, porque Cristo-Eucaristía es prenda de la Gloria que esperamos La peregrinación de los ayllus y de las parroquias de doctrina, a la Plaza Mayor del Cuzco materializa los júbilos del Salmista en el Salmo 21. Lo dicho del Cuzco se aplica a Lima y cualquier ciudad del Perú.

¡Qué alegría cuando me dijeron:

«Vamos a la casa del Señor»!

Ya están pisando nuestros pies

tus umbrales, Jerusalén.

Jerusalén está fundada

como ciudad bien compacta.

Allá suben las tribus,

las tribus del Señor,

según la costumbre de Israel,

a celebrar el nombre del Señor;

en ella están los tribunales de justicia,

en el palacio de David.


Desead la paz a Jerusalén:

«Vivan seguros los que te aman,

haya paz dentro de tus muros,

seguridad en tus palacios».

Por mis hermanos y compañeros,

voy a decir: «La paz contigo».

Por la casa del Señor, nuestro Dios,

te deseo todo bien.

El Niño de San Pedro es también un Niño emblemático

La escultura de Dios Niño muestra dos corazones, uno entero, y el otro partido a la mitad.Si se compara con otras representaciones cordiales, no habrá duda de que estamos en presencia de uno de los lóbulos del sagrado Corazón de Jesús y no ante la representación de una fruto de la tierra.

El corazón entero corresponde al Sagrado Corazón de María, como bien lo indica su monograma. El corazón partido y herido simboliza la fracción del pan que va a ser repartido entre muchos. Esa fracción de pan es medicina para la humanidad que tiene el corazón dividido, porque ve el bien y lo aprueba, pero hace el mal que no quiere.

Como hay correspondencia de afectos, voluntad, humildad y sacrificio entre Cristo y Su Madre, el Sagrado Corazón de María se nos muestra entero.

La imagen es una invitación que hace Cristo al hombre para se una a Su Sagrado Corazón, para que sea pleno y perfecto como el de Su Madre; cuya perfección nos ofrece como modelo.

<<El alma que quiere a Dios, no ha de querer a otro alguno, que su Amor es trino y uno>>

<<El amor adora la unidad, y el Misterio es su identidad>>

<<El alma que quiere a Dios, no ha de querer a otro alguno, que su Amor es trino y uno>>
La Eucaristía es Sacramento de Unidad
No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas

Cristo dice en el Evangelio: <<Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas>> (Mt 6,24).

Y, ¿no dice San Ignacio de Loyola?:

Toma, Señor, y recibe

toda mi libertad,

mi memoria,

mi entendimiento

y toda mi voluntad;

todo mi haber y mi poseer.

Tú me lo diste,

a Ti, Señor, lo retorno.

Todo es Tuyo:

dispone de ello

según Tu Voluntad.

Dame Tu Amor y Gracia,

que éstas me bastan. Amén

Si la conciencia del pecado nos oprime, buscamos instintivamente a aquel que tiene el Poder de perdonador los pecados, y lo buscamos por medio de María.

48369993 1979792858737175 1663956165391810560 n (1).jpg
51947606 2050062175043576 1129724914522128384 n.jpg

53093809 2063451063704687 4789226493131620352 n.jpg

No se puede acceder a la Sagrada Comunión sin Confesión Sacramental, en la cual María es intercesora ante Cristo, el Ángel de la Guarda es el guía que encamina a Él. Mencionamos esto, de paso, porque este es uno de los muchos temas que por ramificación barroca pueden predicarse de este hermoso Niño

Cristoconfesor.jpg

Constatación material del dibulo ideal

Custodia y grabado.jpg

Las figuras que preceden, en lo esencial representan lo mismo: La ostensión del Corazón traspasado (al que se accede por la Llaga del costado) que fue entregado para la Salvación de muchos. El Corazón eucarístico está entronizado en un solio. Ahora bien, este solio puede ser ceremonial, como el de la izquierda, en medio de una marcha Triumphante. El solio también puede ser íntimo y cordial, donde Cristo permanece vigilante . Por comparación iconográfica sabemos que es así, y que además marca la medida del corazón de su devoto. Esto se constata en los dibujos místicos de Santa Teresa de Jesús y de Santa Rosa de Lima. Por lo tanto, nuestra primera afirmación respecto de este niño es que es un Niño Eucarístico. Esta afirmación queda holgadamente comprobada por cotejo simbólico con otros objetos. El ojo sagaz se dará cuenta, que bajo formas distintas, las imágenes que siguen significan la misma cosa.

3 custodias.jpg
Corazón eucaristico.jpg
Palta 1.jpg
Palta 3.jpg
Palta 5.jpg

Cristo convierte en morada el corazón humano purificado

Medida del Corazón.jpg
]
Pictor.jpg
]
Tabula Legs.jpg
]

Los corazones de Santa Teresa y de Santa Rosa fueron convertidos en morada por Cristo mismo. ¿Cómo ocurrió?. La respuesta es muy simple: Ellas le abrieron las puertas de sus corazones.Esto se produjo a partir de una solicitud amorosa de Cristo; invitación que fue aceptada, y luego correspondida.Hicieron de su corazón un Tabernáculo. Y Cristo hizo esos corazones semejantes al suyo. Para el Antiguo Testamento, el corazón no solo solo un órgano del cuerpo. Es también asiento de la vida corporal, del conocer querer y sentir. Indica la intimidad de la persona. ¿No es acaso lo que inspira la oración de San Ignacio de Loyola?

La invitación al Amor

Hemos entrado ya en la materia que nos ocupa: el mensaje del Niño de la Iglesia de San Pedro. Conviene que recordemos aquí el diálogo entre Nuestro Señor Jesucristo y el escriba:

En aquel tiempo, un escriba se acercó a Jesús y le preguntó:

-«¿Qué mandamiento es el primero de todos?».

Respondió Jesús:

-«El primero es: “Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser. ” El segundo es este: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” No hay mandamiento mayor que estos».

El escriba replicó:

-«Muy bien, Maestro, sin duda tienes razón cuando dices que el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él; y que amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todo el ser, y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios».

Jesús, viendo que había respondido sensatamente, le dijo:

-«No estás lejos del reino de Dios». Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas. Marcos 12, 28-34.

Pero este el ámbito del Antiguo Testamento. Cuando el Señor proclama el Mandamiento Nuevo dice: <<Amaos los unos a los otro, como yo os he amado>>, es decir hasta beber las heces del cáliz de la amargura: Por eso Cristo manda cuando instituye la Sagrada Eucaristía: <<Haced esto en Memoria Mía>>. En esa dirección va el reproche que Cristo lanza al mundo cuando se revela a la monja visitandina Santa Margarita María Alacoque: <<He aquí el Corazón que tanto ha amado a los hombres, y en cambio, de la mayor parte de los hombres no recibe nada más que ingratitud, irreverencia y desprecio, en este sacramento de amor.>>

Queda claro, que el fundamente la iconografía ya vista y las que nos queda por ver es indubitablemente eucarística y reparadora. Busca pagar Amor con amor.

Invitación 1.jpg
Invitación 2.jpg
center]

Proponiendo un discurso catequético reconstruido

Palta 14.jpg

<<Tomad y comed>> ..... o seréis comidos>>


La imagen de Dios Niño, materia de comentario, es una talla de madera policromada del siglo XVII, de autor desconocido, de 43 x 23 x 82 cms. La gestualidad de la imagen corresponde a la pedagogía que se encuentra en los Emblemas de Amor divino, y bien podría calificarse como una <<Invitación al Amor>>. ¿Qué invitación puede ser ésta? No cabe duda de que es la invitación al Sacrificio eucarístico, en el que Cristo se entregó por Amor. Y por Amor está realmente presente en el Santísimo Sacramento.

Lo que el Niño lleva en las manos, simboliza el ofrecimiento de rol intercesor de María (haced lo que Él os mande) y su propio rol de Mediador entre Dios y los hombres:<<Tomad y comed todos de él>>. Y <<Haced esto en memoria mía>>.

Lo que el Niño muestra en la mano izquierda es el su Sagrado Corazón, que será traspasado en la Pasión futura. Es, a no dudar, su costado abierto. Y así debe entenderse, puesto que está envuelto con la misma tela de su túnica. Además, son bastante conocidas la presentaciones simbólicas de la herida del costado , de la mesa pascual y de la lanza que da forma a esa herida.


Mientras Dios tenía designios de Amor y de gloria para el hombre, el pésimo Satanás tuvo envidia de los planes de Dios para con él, y por eso buscó perderle. Le hizo pecar para que el Abismo devorara su corazón, que estaba llamado a ser Trono de la Voluntad de Dios. Para salvarnos de Eterna muerte Cristo nos manda comer de Su Cuerpo de Su Sangre.

Así lo explica el párroco hoy, y así lo explicaba el arte parroquial ayer, cuando se ocupaba de los Novísimos y del destino del hombre.

Palta 6.jpg
]


Aquí se muestra el gozo del alma en su encuentro con el Resucitado. La Presentación la hace el Santo Ángel de la Guarda, que ha sabido inspirarle la asistencia repetida al Banquete Eucarístico, logrando sí, que su corazón se inflame de amor por Cristo. La meditación y adoración constante de los Misterios de su Pasión, llegan a imprimirse en el alma humana, tal como lo indican los símbolos que decoran la túnica del alma bienaventurada: la Cruz, las obras de Justicia, la Santa Comunión, el grato perfume de las oraciones y alabanzas y la incolumidad de la paciencia, y la firmeza de la fe.

Palta7.jpg

Los libros de emblemática transmiten esta verdad de Fe mediante imágenes y sentencias: <<El Amor es Dios y su ofrenda, Sólo es el corazón lo que nos pide>> [5] y << “Aquí está el amor satisfecho, aquí está el alma constante, el alma viendo al amor y el amor viendo al amante”.


Quien no come el Pan del Cielo morirá, y caerá al precipicio cargado con las cadenas de sus culpas, para ser devorado por las fauces del infierno . Ahí será retribuido según la naturaleza de su obras y pensamientos, como lo ilustra el jesuita Perier (1651-1730), en <<DESENGAÑO DE PECADORES>> .

Palta 8.jpg

La emblemática de Amor, insiste en el tema de los dones de Cristo al hombre, para que preserve su vida y evite la corrupción. Antes de comenzar su vida pública, Nuestro Señor y Salvador, se retira al desierto a orar y ayunar. Cuando tuvo hambre, el demonio le ofreció ,como alimento, el pan de piedra del hartazgo material, el manjar de la vanagloria y el festín de las riquezas del mundo. Al recharzarlo, Cristo pide a los hombre tener un corazón manso y humilde. Esta petición, oída por el ama devota, es respondida con otra: <<Haz mi corazón semejante al tuyo>>.


El Corazón humano se libra de la corrupción mediante un doble alimento: la Sagrada Eucaristía, y el Evangelio, que es Sal Terrae:

<<Amor y sal son dos cosas

que fuera de dar sazón,

preservan de corrupción>>


Palta 10.jpg

Cristo dijo claramente al demonio <<No solo de Pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca del Señor>> . El demonio quiso darle una comunión de piedra , que simbolizaba, todos los materialismos, todas las concupiscencias, todos los egoísmos, y todas las maldades. Esa fue fue la comunión que quiso comer el rico Epulón y terminó devorado por los abismos, donde no hay redención .

Pan piedra.jpg
Palta 13.jpg

Ahora bien, si sabemos que hay un ángel malo, egoísta y envidioso que busca desviarnos del camino, sabemos también, que tenemos como aliados a unos seres devotísimos, inflamados de amor por Cristo, que nos conducirán a las cumbres donde brilla la Luz Eterna.La iconografía barroca nos presenta, a este respecto, a San José de la Luz, la Virgen de la Luz y los Ángeles de la Luz.

Palta 14.jpg
Palta 15.jpg
Palta 16.jpg
Palta 17.jpg
1184971 553776254672183 1822187101 n.jpg
]
El demonio le arrebata la vida al hombre. Cristo entrega la suya para que el hombre tenga vida eterna
]

El ofrecimiento de la Santa LLaga da inicio a una rueda de asuntos predicables

La Devoción a las Santas LLagas

El Rosario de las Santas LLagas

Cristo Médico y Apoticario

Cristo Médico y Apoticario en la iconografía barroca de Cardiomorfosis

La Virgen de los Remedios

66367665 2267783333271458 740821445550014464 n.jpg

32783363 1685797028136761 5946490029286096896 n.jpg

Los Ángeles hospitalarios mexicanos

El Unicornio como jeroglífico de la Sagrada Eucaristía

Cristo, nuevo Alejandro

La confesión frecuente y la comunión cotidiana es Hierotheca de los Apóstoles

José Gálvez Krüger

Director de la Enciclopedia Católica

Dedicado al R.P. Enrique Rodríguez,S.J. Párroco de San Pedro de Lima, custodio de este Santo Niño