Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 17 de octubre de 2019

Diferencia entre revisiones de «El Niño de la Santa LLaga de la Iglesia de San Pedro de Lima»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
Línea 48: Línea 48:
  
 
Cristo le dijo claramente al demonio <<No solo de Pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca del Señor>> . El demonio quiso darle una comunión de piedra , que simbolizaba, todos los materialismos, todas las concupiscencias, todos los egoísmos, y todas las maldades. Esa fue fue la comunión que quiso comer el rico Epulón y terminó devorado por los abismos, donde no hay redención .
 
Cristo le dijo claramente al demonio <<No solo de Pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca del Señor>> . El demonio quiso darle una comunión de piedra , que simbolizaba, todos los materialismos, todas las concupiscencias, todos los egoísmos, y todas las maldades. Esa fue fue la comunión que quiso comer el rico Epulón y terminó devorado por los abismos, donde no hay redención .
 +
 +
Ahora bien, si sabemos que hay, un ángel mallo, egoísta y envidioso que busca  desviarnos del camino, para que caigamos a las oscuras profundidades del Seol, sabemos, también sabemos, que tenemos unos seres devotísimos, inflamados de amor por Cristo mismo, que nos conducirán a las cumbres donde brilla la Luz Eterna.La iconografía barroco nos presenta, a este respecto a San José de la Luz, la Virgen de la Luz y los Ángeles de la Luz.

Revisión de 20:41 21 dic 2018

Con ocasión de los 450 años de la presencia de los jesuitas en el Perú , se eligió como imagen distintitiva de la campaña publicitaria una talla del siglo XVII que representa a Dios Niño , que originalmente se encontraba en sobre la puerta que comunica la sacristía con el presbiterio de la Iglesia de San Pedro. En nuestros días parece desconocerse la pedagogía catequética que transportan los símbolos de esta bella imagen. No es difícil atribuir un tema; sin embargo nadie parece atinar con una explicación plausible para este caso concreto. Para que una representación religiosa sea pedagógicamente eficaz:

a) Deberá estar referida a un asunto muy concreto;

b) La representación gráfica de este asunto debe generar en el espectador el recuerdo de una o varias citas de las Sagradas Escrituras, sucesos de la Historia de la Salvación o hitos de la Historia de la Iglesia.

c) Debe remitir forzosamente a otros asuntos y materias predicables afines.

  • Toda imagen del Señor, nos remite a la la Vida (oculta y pública), Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo.
  • Toda imagen del Señor, a cualquier edad, remite forzosamente a Sus Misterios, y por tanto a los Santos Evangelios
  • El Arte catequético barroco compone y combina, o si conviene resume y sintetiza. El resultado puede parecer complejo y difícil de interpretar en nuestros días; pero no lo fue entonces y no debe serlo hoy tampoco…

<<Tomad y comed>> ..... o seréis comidos


La imagen de Dios Niño, materia de comentario, es una talla de madera policromada del siglo XVII, de autor desconocido, de 43 x 23 x 82 cms. La gestualidad de la imagen corresponde a la pedagogía que se encuentra en los Emblemas de Amor divino, y bien podría calificarse como una <<Invitatio amoris>>. ¿Qué invitación puede ser ésta? No cabe duda de que es la invitación al Sacrificio y al Banquete eucarístico, al que se entregó por Amor, y en que se encuentra presente por Amor.

Lo que el niño lleva en las manos simboliza el rol intercesor de María (haced lo que Él os mande) y el rol Mediador de Cristo:<<Tomad y comed todos de él>>. Y <<Haced esto es memoria mía>> Lo que el Niño muestra en su mano izquierdo es el su Sagrado Corazón, traspasado en la Pasión futura. Es su costado abierto, y así debe entenderse, puesto que esta envuelva con la misma tela de su túnica.. Además, son baste conocidas la presentaciones simbólicas de la herida del costado , de la mesa pascual y de la lanza que da forma a esa herida.


Mientras Dios tenía designios de Amor y de gloria para el hombre, el pésimo Satanás tuvo envidia de los planes de Dios para con é, y por eso buscó perderle, le hizo pecar para que el Abismo devorara su corazón, que estaba llamado a ser Trono de Dios. Para salvarnos de Eterna muerte Cristo nos manda comer de su Sagrado Corazón Eucarístico, para rescatar el nuestro, impuro y pecador. Así lo explica el párroco hoy, y lo explicaba el arte parroquial ayer cuando se ocupaba de los Novísimos y del destino del hombre.


Aquí se muestra el gozo del alma en su encuentro con el resucitado. La Presentación la hace el Santo Ángel de la Guarda, que ha sabido inspirarle la aceptación repetida al Banquete Eucarístico y ha permitir que su corazón de inflame de amor por Cristo, mediante la meditación y adoración constante de los Misterios de su, que han llegado a imprimirse en el alma de su protegido, tal como lo indican los símbolos que decoran la túnica del alma bienaventurada: la Cruz, las obras de Justicia, la acceso a la Mesa Eucarística, el grato perfume de las oraciones y alabanzas y la incolumnidad de la paciencia y la firmeza de la fe.


Los libros de emblemática transmiten esta verdad de de mediante imágenes y sentencias: <<El Amor es Dios y su ofrenda, Sólo es el corazón lo que nos pide>> y << “Aquí está el amor satisfecho, aquí está el alma constante, el alma viendo al amor y el amor viendo al amante”.


Quien no come el Pan del Cielo morirá, y caerá al precipicio cargado con las cadenas de sus culpas, para ser será devorado por las fauces del infierno . Ahí será castigadoser castigado según las naturaleza de su pecado, como lo ilustra el jeusita Perier (1651-1730), en <<DESENGAÑO DE PECADORES>> .

La emblemática de Amor, insiste en el tema de los dones de Cristo al hombre, para que preserve su vida y evite la corrupción. Antes de comenzar su vída pública Nuestro Señor y Salvador se retira al desierto a orar y ayunar. Cuando tuvo hambre el demonio le ofreció como alimento del hartazgo material, el manjar de la vanagloria y el festín de las riquezas del mundo. Al re charzarlo Cristo pide a los hombre tener un corazón manso y humilde. Esta petición, oída por el ama devota es respondida con otra: <<Has mi corazón semejante al tuyo>>.


El Corazón humano se libra de la corrupción mediante un doble alimento: la Sagrada Eucaristía, y el Evangelio, que es Sal Terrae:

<<Amor y sal son dos cosas

que fuera de dar sazón,

preservan de corrupción>>

Cristo le dijo claramente al demonio <<No solo de Pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca del Señor>> . El demonio quiso darle una comunión de piedra , que simbolizaba, todos los materialismos, todas las concupiscencias, todos los egoísmos, y todas las maldades. Esa fue fue la comunión que quiso comer el rico Epulón y terminó devorado por los abismos, donde no hay redención .

Ahora bien, si sabemos que hay, un ángel mallo, egoísta y envidioso que busca desviarnos del camino, para que caigamos a las oscuras profundidades del Seol, sabemos, también sabemos, que tenemos unos seres devotísimos, inflamados de amor por Cristo mismo, que nos conducirán a las cumbres donde brilla la Luz Eterna.La iconografía barroco nos presenta, a este respecto a San José de la Luz, la Virgen de la Luz y los Ángeles de la Luz.