Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 19 de octubre de 2019

El Narciso divino: Las flores, huertos y jardines en la pintura virreinal peruano-mexicana

De Enciclopedia Católica

Revisión de 06:59 22 ago 2019 por Sysop (Discusión | contribuciones) (Página creada con «El Narciso divino: La base o argumento de este Tema píctorico, la encontramos en la Mitología griega: Narciso, joven dotado de extraordinaria belleza enamoraba a todo aqu...»)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

El Narciso divino: La base o argumento de este Tema píctorico, la encontramos en la Mitología griega: Narciso, joven dotado de extraordinaria belleza enamoraba a todo aquel que lo veía. Engreído por su belleza corporal, despreciaba a todos, dejándolos heridos de amor. Tuvo por castigo el enamorarse de su propia imagen, que vio reflejada en el espejo de las aguas. Quedó absorto, y prendado de sí mismo, se arrojó al agua en porqué amaba lo que veía. En aquel lugar creció una flor exótica, llamada <<Narciso>>, en su memoria. Vemos que el motor del Narciso de la Mitología fue el amor egoísta, que lo aniliquila después de dañar a todos. Cristo, Narciso divino, es movido por un amor filantrópico y sacrificial. Se anonada, buscando la Salvación de todos. Cristo-Jesús, Verbo Humanado, Hombre Verdadero, semejante a nosotros excepto en el pecado, al ver su Humanidad reflejada en la nuestra, queda prendado de ella. No se ve en nuestra miseria, sino en la Inocencia perdida por el pecado, que nace de la desobediencia y del egoísmo. Movido por el Amor, compadecido del extravío de los hombres, se lanza altorrentoso Cedrón [NOTA: MISTICA TOALLA] de la obediencia, que lo anonada. No para perder la vida, sino para entregarla.



El premio de su obediencia es el poder de herir de Amor inflamado, y de inspirar Amor Hermoso y Florido, en todo aquel que lo busca de todo corazón. A diferencia de Narciso despectivo y desdeñoso, que hiere con venablos de muerte, Cristo-Narciso, lanza saetas que hieren de amor místico, cardiomórfico y penitencial. Las heridas que resultan de su solicitud[NOTA. ¿POR QUÉ TE ESCONDES? (MÚSICA) ¿A DONDE TE ESCONDISTE AMADO (SAN JUAN DE LA CRUZ) y diligencia, son reflejo de sus Santas LLagas, por las cuales hemos sido sanados [Nota: Cristo Médico y Apoticario]