Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 23 de octubre de 2019

Diferencia entre revisiones de «Diócesis antigua y Monasterio de Lindisfarne»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
(Sin diferencias)

Revisión de 17:15 19 jun 2008


Antigua diócesis y monasterio de Lindisfarne

(Lindisfarnensis).

La isla de Lindisfarne esta a dos millas aprox. de la costa de Northumberland, a nueve millas y media al sudeste de la ciudad fronteriza de Berwick. Tiene unas tres millas de largo y alrededor de una y media de ancha. Con la marea baja se une a la tierra firme. Dos veces al día es accesible por medio de un camino de tres millas desde Beal atravesando las arenas, que esta indicado con postes de madera a través de las arenas húmedas, que salpican. Esta isla era generalmente llamada Tierra Santa, desde el siglo once. Lindisfarne es famosa por ser la iglesia –madre y capital religiosa de Nortumbria porque aquí el monje-obispo Columbano de Iona, S. Aidan, fundó su sede en 635. El parecido de Lindisfarne con la isla a desde la que llegó S. Aidan ha sido la causa de que la llamen la Iona de Inglaterra. La misión de Aidan se realizó a instancias del rey Oswald que había sido educado por un monje celta y que entonces residía en tierra firma en la fortaleza real de Bamborough. Isla Santa llegó a ser el centro de una gran actividad misionera y también sede episcopal de 16 obispos sucesivos.

La influencia de estos líderes espirituales fue considerable, debido en gran medida al patronato de reyes como S. Oswald. No solo fijó S. Aidan su sede aquí sino que fundó una comunidad monástica, imitando así, como dice Beda, la práctica de S. Agustín de Canterbury (Hist. eccl., IV, xxvii). Desde este monasterio se fundaron las iglesias entre Edimburgo y el Humber, así como otras en el gran distrito de Midland y en el condado de East Angles. Entre los hombre conocidos educados en Linbdisfarne están S.(Chad) de Lichfield sus hermanos Cedd, Cynibill, Caelin, también S. Egbert, S. Edilhun, S. Ethelwin, S. Oswy el rey y los cuatro obispos de Middle Angles: Diuma, Cellach, Trumhere y Jaruman. El Obispo Eata fue uno de los jóvenes nacidos en Northumbria que Aidan había llevado a Lindisfarne “para ser instruidos en Cristo”. S. Adamnan visitó el monasterio y S. Wilfrid recibió su primera educación allí.

Los edificios originales eran, probablemente, de madera. Deducimos su carácter sencillo del hecho de que S. Finan, sucesor de Aidan, creyó necesario reconstruir la iglesia para que fuera para hacerla más digna de su sede. Y lo hizo a la manera irlandesa usando robles tallados con un tejado de cañas. Un obispo posterior, Eadbert, quitó las cañas y las sustituyó por hojas de plomo. Esta modesta estructura fue dedicada por le arzobispo Teodoro de Canterbury en honor de S, pedro y dentro de ella, a la derecha del altar, colocó el cuerpo de S. Aidan. En 1082 existían partes de esta primitiva catedral pero entonces desaparecieron para dar lugar a un edificio más elaborado y duradero. Con el deseo, probablemente, de guardarse contra irregularidades como las que habían ocurrido en Coldingham, se prohibió a las mujeres entrar a la iglesia y se les proporcionó una iglesia especial, llamada la iglesia verde por estar situada en una verde pradera. Esta exclusión de las mujeres se observo temporalmente en Durham.

Lindisfarne debe mucho a la Gloria de S. Cuthbert, que rigió su iglesia durante dos años y cuyo cuerpo incorrupto se veneró allí durante dos siglos, En 793 los daneses invadieron la isla, sometieron a pillaje a la iglesia y asesinaron y ahogaron a los monjes. En 875 volvieron dispuestos a volverlo a destruir, pero los monjes habían huido llevándose el relicario de S. Cuthbert. Esto sucedió durante el episcopado de Eardulf que fuel el último de la sede de Lindisfarne. La iglesia medio derruida volvió a ser cobijo a las reliquias DE S. Cuthbert cuando Guillermo el Conquistador estaba sometiendo Northumbria, pero la sede no volvió a establecerse allí. Durante un tiempo estuvo en Chester-le-Street con Eardulf y en 955 trasferida a Durham, donde permaneció hasta el cambio de religión en el siglo dieciséis. La sucesión anglicana aun continúa. Ciando Pío XI restauró la jerarquía en Inglaterra en 1850, este venerable episcopado acatólico fue refundado con el título de Hexham y Newcastle.

Las ruinas eclesiásticas de la Santa Isla datan del siglo once. En una carta de 1082 el obispo Carileph donaba la iglesia de Lindisfarne a los benedictinos que había traído a Durham desde Wearmouth y Jarrow; para ellos comenzó la iglesia Normanda cuyos restos aún existen. Su sucesor, el obispo Flambard, completó la obra que había sido diseñada por un arquitecto monje de Durham llamado Edward. La sucesión de priores y monjes siempre era nombrada por la iglesia madre de Durham. De los informes que aun existen se colige que el priorato, en sus mejores días, tenía unos ingresos anuales de unas 120º libras. Durante el priorato de Tomas Sparke (1536) la casa se disolvió y a su muerte en 1571 la propiedad pasó a las manos del Deán y Capítulo de Durham. Desde 1613 el lugar del priorato ha pertenecido a la corona. La iglesia, bajo ala advocación de S. Cuthbert, era una copia de la catedral de Durham a menor escala. La semejanza es observable principalmente en las volutas de las columnas de la nave de una longitud de más de 45 metros. La torre aun estaba levantada en 1728. Un peregrinaje de 3000 personas cruzó las arenas a la Isla Santa en 1887 – duodécimo centenario de la muerte de S. Cuthbert. La siguiente es una lista de obispos de Lindisfarne, con las fechas de acceso: Aidan, 635; Finan, 652; Colman, 661; Tuda, 664; (durante 14 años Lindisfarne perteneció a la diócesis de York bajo Chad y Wilfrid.) Eata, 678; Cutbert, 685; Eadbert, 688; Eadfrid, 698; Ethelwold, 724; Cynewulf, 740; Higbald, 780; Egbert, 803; Heathored, 821; Ecgred, 830; Eanbert, 845; Eardulf, 854.

Los Evangelios del Lindisfarne

El libro llamado “Los Evangelios del Lindisfarne” (“Evangelios de S. Cuthbert” o el “Libro de Durham") se guarda en la biblioteca del Museo Británico (Manuscrito de Algodón Nero D. iv). Esta copia no ha de confundirse con una copia más pequeña del evangelio de S. Juan encontrado en el féretro de S. Cuthbert en 1104 y que está ahora en Stonyhurst. El primero fue escrito en Lindisfarne por Eafrid “en honor de S. Cuthbert” hacia el 700. Consiste en 258 hijas de grueso pergamino que contiene los cuatro evangelios en el latín de la versión de S. Jerónimo, escrito en dobles columnas con glosas sajonas interlineares – la más antigua forma de los evangelios en inglés. También contiene la Epístola de al papa Dámaso de S. Jerónimo sus prefacios los cánones de Eusebio, argumentos para cada evangelio y “Capitula” o títulos de las lecturas. El Glosador, Aldred, afirma que la ornamentación fue obra de Ethelwold (724-740), y que la preciosa cubierta metálica fue hecha por Bilfrid (Billfrith), el anacoreta. Está escrito en una letra uncial espléndida, adornada con complicados modelos que consisten en cintas entrelazadas, líneas espirales y nudos geométricos que terminan algunas veces en cabezas de pájaros y bestias. Los espacios se llenan con dibujos varios de puntos rojos. Antes de cada evangelio hay una representación del evangelista. Una tabla de días festivos con lecturas especiales parecen indicar que este manuscrito fue copiado de uno utilizado en una iglesia de Nápoles. ( Para un tratamiento más completo del origen del manuscrito , ver Dom Chapmans "Early History of the Vulgate Gospels", en el que da una visión ligeramente distinta del tema)

El libro permaneció en Lisdisfarne hasta la huida de los monjes, alrededor de 878, fecha en que se lo llevaron , junto con las reliquias. Durante el intento de huida a Irlanda, cayó al mar pero fue milagrosamente recuperado después de cuatro días. En 995 fue llevado a Durham y después vuelto a llevar a Lindisfarne, al reconstruir allí la iglesia. Durante 100 años desapareció de la vista hasta que en 1623 apareció en manos de Robert Bowyer, escribiente de Cámara de los Comunes, que lo cedió a Sir Robert Cotton y des éste pasó al Museo Británico. Los expertos han encontrado huellas de la inmersión en el mar. La preciosa encuadernación actual fue un regalo del obispo Maltby. El códice fue editado por Stevenson y Waring (1854-65), y por Skeat (1887).

Edmonds, C. (1910).


Transcrito por Paul Knutsen.

Traducido por Pedro Royo