Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 20 de julio de 2019

Crónica de Eusebio

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar


Consta de dos partes: la primera fue llamada, probablemente por Eusebio, "Cronógrafo" o "Cronografía" y la segunda que denomina "Canon" o "Cánones" y también "los Cánones Cronográficos", que llega hasta el año 225 y puesto que Eusebio la cita en fechas anteriores en la "Eclogæ Propheticæ" y "Præparatio Evangelica" existieron dos ediciones. El original se ha perdido pero ambas se han conservado en una versión armenia de la que se publicaron dos traducciones rivales por Zohrab y Aucher, respectivamente, en 1818. Ambas ediciones fueron superadas por la de Schoene.

Los "Canon" se conservan en la traducción de S. Jerónimo. Dos epítomes siríacos se han publicado también, uno de un manuscrito del Museo Británico, que fue traducido por Roediger para la edición de Schoene, otro editado por Siegfried y Gelzer (Eusebii Canonum Epitome ex Dionysii Telmaharensis Chronico petita, Leipzig, 1884). Escritores posteriores, especialmente Syncellu, también conservaron extractos considerables, que han sido identificados desde el descubrimiento de la versión Armenia. Se encuentran en Schoene. La Cronografía es un epítome de historia universal, dividido en cinco partes: (1) la historia de los Caldeos y de los Asirios, seguidas por listas de reyes asirios, medos, lidios y persas; (2) historia del Antiguo Testamento; (3) historia egipcia;(4) historia de Grecia; (5) historia romana y está, como la "Præparatio Evangelica", llena de citas de autores perdidos. Como ejemplo de su valor en un en un tema concreto podemos ir al capítulo tercero de Smith "Chaldean Account of Genesis", titulada "Chaldean Legends transmitted through Berosus and other Authors".

Los extractos más largos e importantes, como por ejemplo la historia babilonia de la creación y del diluvio deben su preservación a Eusebio. Los “Cánones” son series de tablas cronológicas con notas históricas cortas, y lo sustancial son los años de Abraham, comenzando por la supuesta fecha de su nacimiento. Junto a ellos se colocan los años de reinado de los monarcas de los diferentes reinos en su ascenso y caída. Un extracto servirá mejor que cualquier descripción para dar al rector una idea del carácter y contenido de los “Cánones”. Hemos mostrado arriba el valor de la “Crónica” para un asiriólogo, el segundo ejemplo mostrará su importancia para los expertos en cultura clásica. Casi en la primera página de la edición que hizo Jebb de los poemas descubiertos de Baquílides se discuten en las notas de la “Crónica” respecto al poeta. Hay dos noticias de esas. La primera la damos en este contexto, como se halla en el facsímil del manuscrito Bodleian, de la versión de S. Jerónimo.


LXXVIII Olymp. Herodotus historiarum scriptor agnoscitur.

XVIII Bacchylides et Diagorus atheus sermone plurimo celebrantur XXXVI.

MDL. XVIII Zeuxis pictor agnoscitur, etc. XXXVII.


Por el cuadro sabemos que Baquílides llegó a ser conocido en el 18 año de Jerjes, rey de Persia, el 36 de Alejandro, rey de Macedonia, el principio de la olimpiada 78 y en el año 1549 de Abraham. En este manuscrito los años de Abraham se dan al comienzo de cada década. Así, en la última línea, el primer año (MDL) marca la apertura de una nueva década mientras que el segundo año muestra la continuación del reino de Jerjes.

Cual de las dos versiones de la “Crónica” sea la más confiable respecto a los datos y cifras es una cuestión que se contestó exclusivamente en favor de la versión latina de Lightfoot en su excurso “The Early Roman Succession". Las sorprendentes diferencias entre las listas episcopales (notablemente la romana) tal como se encuentran en la versión Armenia, por una parte, en la versión latina y “La Historia de la Iglesia” por otra parte, que sugieren algunas ingeniosas teorías respecto a los cambios hechos por Eusebio en una edición posterior de La “Crónica”. Lightfoot anuló esas teorías demostrando el estado corrupto de la versión armenia en todo lo que se refiere las figuras y años a los que se asignan los diferentes sucesos. Es importante recordar ésto al leer libros o artículos en los que se hace referencia a la “Crónica”, si fueron escritos antes de 1890.

Mejores ediciones.–(1) "Eusebii Chronicorum Libri duo", ed. Schoene, 2 vols., Berlin, 1866-1875; (2) El manuscrito Bodlelian de la versión de la “Crónica de Eusebio” que lleva una introducción de John Knight Fotheringham, M. A., Oxford, 1905; (3) los epítomes siríacos de los que se habló arriba. SALMON en SMITH AND WACE, Dict. of Christ. Biog., s. v. Eusebius, Chronicle of; LIGHTFOOT, Excursus on the Early Roman Succession in St. Clement of Rome (1890), I; TURNER, The Early Episcopal Lists: I. The Chronicle of Eusebius in Journal of Theological Studies, I, 181 sq.; CHAPMAN, La Chronologie des premiéres listes episcopales de Rome in Revue Bénéldictine (1901), 399 sq.; SCHOENE, Die Weltchronik des Eusebius in ihrer Bearbeitung durch Hieronymusf (Berlin, 1900).


F.J. BACCHUS.


Transcrito por WGKofron. Con agradecimiento a la Iglesia de Sta. María en Akron, Ohio.


Traducido por Pedro Royo