Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 25 de febrero de 2020

Armagh, el Libro de

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar


Tecnicamente conocido como LIBER AR(D)MACHANUS. Manuscrito Irlandés-latino preservado en la Biblioteca del Trinity College de Dublín. Un pergamino en pequeño cuarto y en un estado de conservación bueno, con la excepción del principio donde faltan unas pocas páginas. En situación actual consiste en 221 hojas (442 páginas) con escritura columnas dobles y, aunque menos frecuentemente, triple. La banda irlandesa se emplea en todo, aunque algunas de las letras iniciales están en caracteres griegos y algunas de las letras están ligeramente coloreadas en negro, rojo, verde y amarillo. La caligrafía es, en casi todo el libro, muy hermosa, distinta y uniforme.

Los únicos dibujos del manuscrito son cuatro que representan los símbolos de los evangelistas. Debido al valor que los irlandeses dieron al libro de Armagh fue frecuentemente encuadernado ricamente y puesto en fundas - relicario artísticamente elaboradas. El Libro de Armagh también fue conocido como “Canon de S. Patricio” y se pensó que era el libre del mismo santo y en parte obra de sus manos. El obispo Charles Graves, sin embargo descubrió, por las raspaduras del mismo manuscrito y por referencias en los Annales a nombres que había reunido del libro de Armagh, el nombre del escriba o quizás la obra completamente la obra de Ferdomnach de Armagh, que murió en 845 ó 846 y que escribió la primera parte del libro en 807 ó 808.

El libro de Armagh es principalmente una trascripción de documentos un período mucho más antiguo que el libro que los ha preservado y estos documentos son de inestimable valor para la primera historia de la civilización de irlanda. Sobre todo, esta colección es valiosa porque contiene los primeros escritos que nos han llegado relativos a S. Patricio. El autor de una de las Vidas de Patricio, que contiene el Libro de Armagh, era un Muirchu Maccu Machteni, que escribió por petición del obispo Aed de Sletty. El autor de la otra Vida fue Tirechan, que escribió según se nos dice para el obispo Ultan de Ardbraccan. Ambos autores escribieron alrededor de mediados del siglo séptimo y tenían como autoridades a otras más antiguas. El Libro contiene otros documentos misceláneos sobre S. patricio y da considerable información sobre los derechos y prerrogativas de la sede de Armagh. Entres estos contenidos misceláneos se puede mencionar el “Liber Angueli” ( deletreado así a la manera irlandesa para mostrar que la g no se palatalizaba) “Libro del Angel” en el que se representa a un ángel entregando a S. Patricio los derechos primaciales de Armagh.; los Cánones de Eusebio, la Carta de S. Jerónimo a Damasco, las Epístolas de S. pablo , con prefacios, principalmente de Pelagio, la Epístolas de Santiago, pedro, Juan y Judas, el Apocalipsis, los Evangelios según Mateo, Marcos; Juan y Lucas y la “Vida de S. Martín de Tours” de Sulpicio Severo. Al fondo del folio 16 verso hay una entrada en la que el escriba dice que se hizo "in conspectu Briani imperatoris Scotorum", es decir, en presencia de Brian Borumbha, emperador de los escoceses, probablemente en el año 1002.

S. Bernardo, que escribía en el siglo doce en su “Vida de Malachi”, habla de un cierto libro que era una de las pruebas de los derechos primaciales de la sede de Armagh. Probablemente fuera el "Liber Ardmachanus". Este libro se tenía en tan alta estima que se nombró un custodio y en virtud de su oficio tenía como remuneración nada menos que las tierras de ocho pueblos Es probable que una de sus funciones fuera llevar el libro en ocasiones de ceremonias solemnes. El nombre del guardián llegó a ser, con el curso de los tiempos, un nombre de familia, puesto que el oficio era hereditario (en irlandés Maor, administrados o encargado) y se les conocía como mac (pl. meic) maor, anglizado Moyre o Moyer.

El precioso libro cambió de manos con frecuencia y hay constancia en los informes que hasta fue entregado en prenda de una deuda de cinco libras. En la última parte del siglo diecisiete pasó de las manos de los MacMoyres a la posesión la familia Brownlow de Lurgan, con los que permaneció hasta 1853 cuando fue comprado por trescientas libras por un anticuario irlandés, el Dr. Reeves, que lo presentó a la Biblioteca del Trinity Collage. Hay evidencias de que el libro se usó para dar testimonio, sobre él se emitieron juramentos y se ratificaron pactos. Hay muchas páginas que muestran que se las ha frotado o usado frecuentemente. El Libro de Armagh es de la máxima importancia para la historia del idioma irlandés.

No sólo es uno de los más antiguos monumentos del antiguo irlandés, puesto que sólo lo única anterior son las glosas fragmentarias de manuscritos irlandeses preservados en el continente, pero es el ejemplar existente de una narración continua en prosa irlandesa. Representa el idioma de finales del siglo séptimo o principios de octavo. Las peculiaridades fonéticas del irlandés de ese período se evidencian en el Libro de Armagh y se han sido descritas brevemente por Whitley Stokes y John Strachan en el prefacio al segundo volumen de su Thesaurus Paleohibernicus", XIII, ss. Este mismo volumen contiene todo el irlandés encontrado en el Libro de Armagh.


Bibliografía

Sobre la fecha del manuscrito ver CHARLES GRAVES, en The Proceedings of the Royal Irish Academy, III, 316 sq., 356 sqq. Descrito por GEORGE PETRIE en su Inquiry into the Origin and Uses of the Round Towers of Ireland in the Transactions of the Royal Irish Academy, XX 330 sqq. Todos los documentos del Libro sobre S. Patricio están en WHITLEY WHITLEY S'TOKES'S The Tripartite Life of St. Patrick, pt. 11, 1887, y fueron reimprimidos por E. HOGAN, de la Analecta Bollandiana, I and 11, bajo Excerpta hibernica ex Libro Armachano, in his Outlines of the Grammar of Old-Irish (Dublin, 1900). Ver también STUART, Historical Memoirs of the City of Armagh, ed. COLEMAN (Dublin, 1900); BETHAM, Irish Antiquarian Researches, 11, - 1827; HEALY, Ancient Schools of Ireland (Ist ed., Dublin), 103-105. El Dr. Reeves proyectó una edición crítica definitiva, retomada por el Profesor Gwynn de Dublin.


JOSEPH DUNN .


Transcrito por John Looby .


Traducido por Pedro Royo