Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 18 de septiembre de 2019

Advocatus Diaboli

De Enciclopedia Católica

Revisión de 09:04 25 abr 2009 por Perofe (Discusión | contribuciones) (Página nueva: <span style="color:#000066"> (Abogado del Diablo) Un nombre popular que se da a uno de más importantes empleos oficiales de la Sagrada congregación de Ritos, establecido en 1587...)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar


(Abogado del Diablo) Un nombre popular que se da a uno de más importantes empleos oficiales de la Sagrada congregación de Ritos, establecido en 1587 por Sixto V, para que tratara jurídicamente con los procesos de beatificación y canonización. Su título oficial es Promotor de la Fe (Promotor Fidei). Su oficio consiste en impedir que nadie reciba esos honores si no se ha demostrado jurídicamente que su muerte ha sido “preciosa a los ojos de Dios”. (Ver BEATIFICACION y CANONIZACION).

Prospero Lamertini, después papa Benedicto XIV (1740-58), fue Promotor de la Fe durante veinte años y tuvo todas las oportunidades de estudiar la obra de la Iglesia en este importante función, estaba, pues, especialmente cualificado para escribir su monumental obra “Sobre la Beatificación y Canonización de los Santos”, que contiene la reivindicación completa de los derechos de la iglesia es este asunto y expone históricamente el extremo cuidado del uso de este derecho.

Ningún acto importante en el proceso de beatificación o canonización es válido a no ser que se lleve a cabo en la presencia del Promotor de la Fe formalmente reconocido. Su obligación es protestar contra la omisión de las formas establecidas e insistir en la consideración de cualquier objeción. La primera mención formal de este oficio se halla en la canonización de S. Lorenzo Justiniano, bajo León X (1513-21). Urbano VIII, en 1631, hizo que su presencia fuera necesaria, al menos por diputación, para la validez de cualquier acto relacionado con el proceso de beatificación y canonización.

Fuentes

BENEDICT XIV, De Beat. et Canon. Sanctorum, I, xviii.

Burtsell, Richard. (1907).

Transcrito por las monjas dominicas claustrales del Monasterio de Niño Lufkin, Texas. Dedicado a todos los santos.

Traducido por Pedro Royo