Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 21 de agosto de 2018

Santiago de Brescia

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Teólogo del siglo XV. Entró a la Orden de Predicadores en Brescia, su ciudad natal, y en 1450 fue designado a la oficina del inquisidor. Ayudó al auditor del Papa, Bernardo de Bosco, en poner fin a la enseñanza de doctrinas impías en Bérgamo.

También tomó una parte prominente en la controversia entre los dominicos y los minoritas con respecto a la Sangre Preciosa. Durante la semana de Pascua de 1462, Santiago de la Marca, un famoso predicador minorita, afirmó en un sermón en Brescia que la Sangre separada del Cuerpo de Cristo durante su Pasión fue de ese modo separada de su Divinidad, y por lo tanto, no merecía la adoración durante el tiempo que Cristo permaneció en el sepulcro. Puesto que doctrina había sido proscrita por el Papa Clemente VI en 1351, Santiago de Brescia citó a Santiago de la Marca a comparecer ante su tribunal en caso de que no se retractara. De inmediato surgió una disputa entre los dominicos y los frailes menores. Poco antes, en una Bula escrita en Tívoli, Pío II había declarado que no era contrario a la fe cristiana sostener que Cristo no reasumió “una parte” de la Sangre que él vertió en su Pasión. Esta declaración redujo la controversia a la pregunta: Si la Sangre que Cristo vertió en su Pasión y reasumida en su Resurrección era adorable como la sangre del Hijo de Dios durante los tres días que estuvo separada de su cuerpo, la cual afirmaban los dominicos y negaban los minoritas.

El Papa ordenó una discusión solemne a efectuarse ante la corte pontifical en la Navidad de 1462 (1463, según muchos). Santiago de Brescia era uno de los tres teólogos que representaron a los dominicos. Entre los campeones minoritas, estaba Francesco della Rovere, luego Papa Sixto IV. Después de una discusión de tres días, el Papa y los cardenales realizaron una consulta, pero no se pronunció ninguna decisión definitiva. En una constitución datada 1 de agosto de 1464, dos semanas antes de su muerte, Pío II prohibió toda discusión sobre el tema. Una presentación completa del lado dominico de esta controversia se conserva en un tratado inédito escrito por Santiago de Brescia y sus dos colegas. Otros trabajos teológicos atribuidos a Santiago ya no existen.


Fuente: McHugh, John. "James of Brescia." The Catholic Encyclopedia. Vol. 8. New York: Robert Appleton Company, 1910. <http://www.newadvent.org/cathen/08277a.htm>.

Traducido por Gonzalo Valderrama. L H M