Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 23 de octubre de 2017

San Gregorio Betico

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Obispo de Elvira, en la provincia de Baética, España, de donde deriva su sobrenombre; murió alrededor del año 392. Primero vemos a Gregorio como obispo de Elvira (Iliberis) en 375; Lucifer de Cagliari lo menciona en su “Libellus precum ad Imperatores” (Migne P.L., XIII, 89 ss.) como el defensor del Credo Niceno, después que el obispo Hosio de Córdoba dio su consentimiento en Sirmio a la segunda formulación de doctrina de Sirmio, en el año 357. Demostró ser de todos modos un ardiente oponente del arrianismo, defendió el Credo Niceno en el Concilio de Rimini, y se negó a entrar en ningún trato eclesiástico con los obispos arrianos Ursacio y Valente. De hecho, tomó la opinión extrema, junto con el obispo Lucifer, que era ilegal hacer avances a los obispos y sacerdotes que alguna vez se habían manchado con la herejía arriana, o mantener ninguna comunión religiosa con ellos. Este partido luciferino encontró seguidores en España, y a la muerte de Lucifer (370 ó 371) Gregorio de Elvira se convirtió en el líder y frente del movimiento. Por lo menos tal es la mención hallada de él en el antedicho “Libellus Precum”, así como en la crónica de San Jerónimo (Migne, P.L. XXVII, 659). Sin embargo, el progreso hecho en España no fue considerable de ningún modo.

Gregorio también halló tiempo para labores literarias. San Jerónimo dice que él escribió, hasta edad muy avanzada, una diversidad de tratados compuestos en lenguaje simple y ordinario (mediocri sermone) y produjo un excelente libro (elegantem librum), “De Fide”, que se dice existe todavía (Jerón., Hombres Ilustres 105). El libro “De Trinitate seu de Fide” (Roma, 1575), que Aquiles Statio, su primer editor, le atribuía a Gregorio Bético no vino de su pluma, sino que fue escrito en España a finales del siglo IV. Por otro lado los historiadores de literatura primitivos, por ejemplo, Quesnel, y más recientemente Morin, le han atribuido el tratado"De Fide orthodoxa", que está dirigido contra el arrianismo, y figura entre las obras de San Ambrosio (Migne, P.L., XVII, 549-568) y de Vigilio de Thapsus (Migne, P.L., LXII, 466-468; 449-463). Lo mismo puede decirse de los primeros siete de los doce libros “De Trinitate", cuya autoría se ha adscrito a Vigilio de Tapsus (Migne, P.L., LXII, 237-334). Unos pocos comentadores investigadores también han tratado de probar que Gregorio Bético fue el escritor del tratado "De Libris Sacarum Scripturarum", publicado por Batiffol (París, 1900) como la obra de Orígenes. Pero hasta hora ha sido imposible afirmar positivamente la autoría en cuestión. Se conserva una carta a él de San Eusebio de Vercelli (Migne, P.L., X, 713). En cuanto a Eusebio de Vercelli (Migne, P.L., X, 713). Puesto que San Jerónimo, en su “Hombres Ilustres”, escrito en 392, no menciona a Gregorio como muerto, se supone que éste estaba todavía vivo en esa época. Sin embargo, debe haber sido un hombre muy anciano y de ningún modo puede haber sobrevivido después del año 392. En España se le venera como a un [[Comunión de los Santos|santo, y su fiesta se celebra el 24 de abril.


Bibliografía: FLORIO, De Sancto Gregorio Illiberitano, libelli de Fide auctore (Boloni, 1789); MORIN, Les Nouveaus Tractatus Origenis et l'heritage litteraire de l'eveque espagnol, Gregoire d'Illiberis in Revue d'historie et de litterature relig. (1900, V, 145 ss.); BARDENHEWER, Patrología, tr. SHADAN (San Luis, 1908), 415; GAMS, Kirchengeschichte vom Spanien (Ratisbona, 1864), II, 256 ss.; KRUGER, Lucifer, Bischof von Calaris, und das Schisma der Luciferianer (Leipzig, 1886), 76 ss.; LECLERQU, L'Espagne chretienne (París, 1906), 130 sq.

Fuente: Kirsch, Johann Peter. "Gregory Bæticus." The Catholic Encyclopedia. Vol. 7. New York: Robert Appleton Company, 1910. <http://www.newadvent.org/cathen/07009a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina.