Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 19 de octubre de 2017

Alá

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

El nombre de Dios en arábigo.

Es una palabra compuesta a partir del artículo ‘al e ilah, divinidad, y significa “el dios” par excellence. Esta forma del nombre divino es en sí misma una prueba segura de en un tiempo ilah fue un apelativo común a todos los dioses locales y tribales. Gradualmente, con la adición del artículo, se limitó a uno de ellos que tomó precedencia sobre los otros; finalmente, con el triunfo del monoteísmo, fue reconocido como el único Dios verdadero.

De una forma u otra, esta raíz hebrea aparece en todos los lenguajes semíticos, como una designación de la Divinidad; sin embargo es una cuestión ampliamente debatida si originalmente fue un nombre propio, que apuntaba a un monoteísmo primitivo, con la subsiguiente desviación al politeísmo y posterior rehabilitación, o si fue desde el principio un apelativo que se convirtió en nombre propio sólo cuando los semitas habían alcanzado el monoteísmo. Sin embargo, es cierto que antes de la época de Mahoma, debido a su contacto con los judíos y cristianos, los árabes eran por lo general monoteístas.

La noción de Alá en la teología árabe es en esencia la misma que la de Dios entre los judíos, y también entre los cristianos, con la excepción de la Trinidad, la que está positivamente excluida en el Corán, CXII: “Di que Dios, es un Dios, el Dios eterno, Él no engendra, ni es engendrado, y en Él no hay ninguno similar a Él.”

Sus atributos, negados por los motazilitas heterodoxos, son un total de noventa y nueve. Cada uno de ellos es representado por una cuenta en el “rosario” musulmán, mientras que en la centésima y más grande de las cuentas se pronuncia el nombre mismo de Alá.

Es absurdo aseverar con Curtiss (Ursemitische Religion, 119) que las tribus nómadas de Arabia, consideran seriamente al Oum-el-Gheith, "madre de la lluvia", como la esposa de Alá, e incluso si se utilizara la expresión, tal lenguaje simbólico no menoscabaría en lo más mínimo la pureza del monoteísmo profesado por esas tribus. (Cf. Revue Biblique, Oct., 1906, 580 ss).

Debe notarse, empero, que aunque Alá es un término arábigo, es usado por todos los musulmanes, cualquiera que sea su lenguaje, como el nombre de Dios.


Fuente: Butin, Romain. "Allah." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01316a.htm>.

Traducido por Giovanni E. Reyes. rc