Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 24 de octubre de 2017

Agripino

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Obispo de Cartago a fines del siglo II y principios del siglo III. Durante su episcopado surgió en la Iglesia Africana la controversia sobre qué se debía hacer respecto a los conversos provenientes del cisma o la herejía. Si ellos habían sido antes católicos, la disciplina eclesiástica les imponía la debida penitencia. Pero si se trataba de aquéllos bautizados fuera de la Iglesia, ¿se debía considerar ese bautismo como válido? Agripino convocó a los obispos de Numidia y África al Primer Concilio de África (probablemente del 215-217), el cual resolvió la pregunta negativamente.

Consecuentemente, Agripino decidió que tales personas debían ser bautizadas no condicionalmente, sino absolutamente. Los herejes, argumentó, no poseen la verdadera fe; ellos no pueden absolver del pecado; el agua en sus bautismos no puede limpiar del pecado. Le parecía que esas razones fortalecerían su conclusión, pero no era la costumbre en Roma. Sin embargo, el punto no se había planteado ni resuelto de manera definitiva. Pero asumiendo su buena fe, Agripino y los otros no fueron excluidos de la unidad de la Iglesia. Casi quinientos años más tarde, San Cipriano de Cartago habló de la buena reputación de Agripino (bonae memoriae vir); y San Agustín, en un escrito contra los donatistas, defiende a Agripino y a Cipriano demostrando que, a pesar de que estaban en el error, ellos no habían roto la unidad de la Iglesia.


Bibliografía: BAREILLE en Dict. De théol. Cath., I, 637, 638;BENSON en Dict. Christ. Biog., I, 65; HEFELE, Conciliengesch., 2d ed., I, 104-125.

Fuente: A'Becket, John Joseph. "Agrippinus." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01232a.htm>.

Traducido por Giovanni E. Reyes. rc