Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 18 de octubre de 2017

Versiones coptas de la Biblia

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Dialectos

El lenguaje copto se reconoce actualmente en cuatro dialectos principales, Boháirico (antiguamente Menfítico), Fayúmico, Sahídico (antiguamente Tebano) y Akhmímico. La antigüedad relativa de estos como idiomas literarios es muy discutida. Pero el hecho es que ningún manuscrito boháirico y probablemente ningún manuscrito fayúmico es anterior al Siglo IX, mientras que algunos códices sahídicos y akhmímicos son aparentemente del Siglo V e incluso del Siglo IV. En el Siglo IX el Boháirico estaba floreciente en el Norte de Egipto, particularmente en la provincia de Bohairah (de ahí su nombre) al sudoeste de Alejandría y en los monasterios del Desierto de Nitria, mientras que el Sahídico se extendió por todo el Alto Egipto o Sahid (de ahí el nombre de Sahídico), incluso El Cairo, habiendo sustituido ya al Fayúmico en la provincia de Fayum (antigua Cocodrilópolis) y al Akhmímico en la región de Akhmim (antigua Panópolis). Más tarde (¿Siglo XI?) cuando el Patriarca de Alejandría trasladó su residencia de esa ciudad a El Cairo, el Boháirico empezó a desplazar al Sahídico y se convirtió pronto en la lengua litúrgica de los coptos en todo Egipto.

Versiones

Hay versiones de la Biblia en los cuatro dialectos. Todas ellas están ahora incompletas, pero apenas hay razón para dudar que en un tiempo existieron en su integridad. Ahora se considera seguro que fueron hechas de manera independiente y que sus diferencias se han de referir a la diferencia entre las recensiones griegas de las que han sido traducidas. Hay mucha discusión entre los especialistas respecto a la época de las versiones coptas, especialmente respecto a cuál de ellas se hizo primero. El presente autor en su "Étude sur les versions coptes de la Bible" (Revue biblique, 1897, p. 67) concluía que algunas versiones coptas deben haber existido ya a fines del Siglo II. Por otro lado Forbes Robinson (Hastings, "Dict. of the Bible", IV, 570) no piensa que haya base suficiente para creer que existiera una versión copta antes del Siglo IV (ver también Burkitt en Cheyne, "Encycl. Biblica", IV, 5008 y s.). Sin embargo, en la medida en que se descubren manuscritos más antiguos, y las versiones coptas se someten a un estudio más detenido, el péndulo de la opinión está volviendo a la opinión más antigua. Leipoldt admite que la versión sahídica se terminó hacia 350 ("Gesch. der christlichen Literaturen", VII, 2, Leipzig, 1907, p. 139). El doctor Kenyon va un paso más allá: “Por tanto, si ponemos el origen de las versiones coptas hacia el 200, seremos coherentes con la evidencia existente y probablemente no estaremos muy equivocados” ("Crítica Textual del Nuevo Testamento", 154, citado por Budge en "Textos Bíblicos Coptos", p. LXXXIII). Más enfático aún es Horner: “ Si, con Harnack, basándonos en Leipoldt, podemos conjeturar, aunque no podamos probar, que la versión sahídica se retrotrae parcialmente al Siglo III, parece haber alguna razón para suponer que la necesidad de una versión vernácula surgiera ya en la época de Demetrio [año 188]. Donde nos falta la historia, el carácter interno de la sahídica proporciona la confirmación de una fecha anterior al Siglo III...las huellas de la mixtura primitiva mostradas por el tinte definido de influencia occidental apenas pueden explicarse sino por referencia a una fecha lo más temprana posible. Si el Cristianismo no existió en absoluto en el Alto Egipto antes del 150, entonces debemos retroceder a la fecha de Demetrio como la fecha más antigua posible de la versión; pero si, como es más probable, la religión cristiana se había extendido por medio del Nilo inmediatamente después de que empezara a predicarse en Alejandría, y ya se había infectado de supersticiones heréticas y semi-paganas en el Siglo II, podemos provisionalmente concluir del carácter de la versión sahídica que fue hecha en esta época” ("Las Versiones Coptas del Nuevo Testamento en el Dialecto del Sur", III, Oxford, 1911, p. 398).

Todos concuerdan sobre el gran valor de las versiones coptas. La versión sahídica es especialmente importante para el estudio de los Setenta, que se hizo, al parecer, de manuscritos griegos libres de la influencia de la Hexapla. Sin embargo, el valor crítico de esas versiones no podrá comprenderse plenamente hasta que tengamos un estudio comprensivo de ellas, basado en ediciones críticas como ya tenemos para el Nuevo Testamento en boháirico y para los Evangelios en sahídico por Horner. Lo que sigue es una sinopsis del material disponible para el estudio de las diversas versiones coptas (Ver el "Étude des versions coptes de la Bible" del autor en "Rev. bibl." (1896-7) para un resumen más completo del material boháirico y en el caso de las otras tres versiones para un resumen hasta esa fecha).

La versión boháirica

Los únicos libros completos conocidos del Antiguo Testamento que existen en boháirico son el Pentateuco, los Profetas con las Lamentaciones, los Salmos y Job. De los otros sólo tenemos fragmentos, principalmente tomados de leccionarios. El Nuevo Testamento está completo. Las principales ediciones son: Pentateuco, Wilkins (Londres, 1731); P. de Lagarde (Leipzig, 1867); Profetas y Lamentaciones, Tattam, Prophetae majores (Oxford, 1852); Prophetae minores (ibid., 1836); Salmos, Tuki (Roma, 1744), Ideler (Berlin, 1837), Schwartze (ibid, 1851); Job, Tattam (Londres, 1846). Las ediciones más antiguas del Nuevo Testamento han sido todas superadas por la reciente edición de Oxford; “Las versiones coptas del Nuevo Testamento en el dialecto del Norte, llamadas también Menfítica y Boháirica”, por Geo. Horner (4 vols., Clarendon Press, 1898-1905). El único manuscrito nuevo de importancia es uno de los recientemente adquiridos por el difunto J.P. Morgan de Nueva York. Se supone que ha venido del monasterio de S. Miguel en Fayum como el resto de la colección. En un tiempo contenía los cuatro Evangelios. Desgraciadamente muchas hojas actualmente han desaparecido. Aun así puede demostrarse de considerable valor pues es cien o doscientos años más antiguo que el más antiguo de los manuscritos boháiricos de los Evangelios conocido (Bodl. Huntington 17, A.D. 1174).

La versión sahídica

Hasta hace poco no teníamos de esta versión casi nada, sino fragmentos, consistentes en varios cientos de manuscritos, principalmente del monasterio de Amba Shnudah (Shenoute) cerca de Sohag, provincia de Akhmim, conocido generalmente como “Monasterio Blanco”. Los únicos libros completos eran los de la Sabiduría de Salomón y la Sabiduría de Jesús, hijo de Sirach (Eclesiástico), y alguna de las Epístolas menores. Últimamente, sin embargo, este número se ha incrementado considerablemente, ver más arriba LITERATURA COPTA, Colección Morgan y Museo Británico, adquisiciones recientes. Las ediciones más importantes desde 1897 (aparte de las mencionadas en el artículo que acabamos de referir) son las siguientes:

Antiguo Testamento

(1) Rahlfs, "Die Berliner Handschrift des sahidischen Psalters" (Abhandlungen der königlichen Gesellschaft der Wissenchaften, zu Gottingen, philolog.-hist. Klasse, IV, 4), Berlín, 1901. Este códice, que Rahlfs adscribe hacia el año 400, contenía alrededor de 129 hojas de las que 98 aún existen en una condición más bien ruinosa. La máxima laguna (unas treinta hojas), entre las hojas 94 y 95, cubría los Salmos 106-143. Al final del libro se reproducen seis páginas en fototipia.

(2) “Un palimpsesto copto que contiene Josué, Jueces, Ruth, Judit y Ester” por Sir Herbert Thompson (Oxford Univ. Press, Londres, 1911). Este palimpsesto es el manuscrito Add. 17.183 del Museo Británico ya conocido por las descripciones de W. Wright, “Catálogo de los Manuscritos Siríacos del Museo Británico” II, 89, no. DCCCXII, y Crum, “Catálogo de los Manuscritos Coptos del Museo Británico”, nº 12. Muestras del manuscrito, que puede datarse como del Siglo VII, fueron publicadas por el presente autor en "Album de paleographie copte" (Paris, 1888), pl. VII, 1, and LVI, 1. Unos veinticinco folios del manuscrito original han desaparecido ahora, dejando como lagunas: Josué, 2, 15-3, 15; 10, 26-36; 17, 17-18, 6; 19, 50-20, 1,6; 22, 14-20; Jueces, 7, 2-6 y 15-19; 8, 11-19; 8, 28-9, 8; 10, 7-14; 16, 19-17, 1; 18, 8-21; 19, 8-15; 20, 16-23; 20, 48-21, 6; 21, 15 al final; Ruth, 4, 3-9; Judit, 2, 6-4, 5; 5, 23-6, 3; 7, 2-7 y 18-21; 16,7-17, 16; Ester (según la edición griega de Sweet): A, 11-1, 11; 2, 8-15; 3, 13-B, 4; 4, 13-C, 6; D, 9-6, 5; 8, 2-E, 6; E, 17-8, 12.

(3) “La versión copta (sahídica) de ciertos libros del Antiguo Testamento de un papiro del Museo Británico”, por Sir Herbert Thompson (Oxford Univ. Press, Londres, 1908). Este papiro (Museo Británico, Or. 5984), en un tiempo en forma de libro ordinario, ahora sólo consiste en fragmentos, conservados en 62 marcos de cristal numerados. Originalmente contenía los Libros de Job, Proverbios, Eclesiastés, el Cantar de los Cantares, la Sabiduría y el Eclesiástico (Sirach). De Job sólo queda 28, 27-29, 12. De Proverbios hay considerables partes desde 4, 16 al final; del Eclesiastés, igualmente de 6, 6 a 9, 6; del Cantar de los Cantares, del principio al fin; de la Sabiduría, desde el principio a 19, 8; del Eclesiástico desde el principio a 40, 18. El manuscrito (ilustrado por una lámina que reproduce el Eclesiástico, Prólogo, 1-1, 12) se declara por Crum (Proc. de la Soc. de Bibl. de Arqueología) de ser “quizá del Siglo VI o VII”.

(4) "Sahidischgriechischa Psalmenfragmente" por C. Wessely en "Sitzungsber. d. kais. Akad. d. Wissenschaften, philos.-histor. Klasse", vol. 155, I (Viena, 1907). En éste el erudito conservador de la colección Rainer nos da algunos fragmentos muy importantes de los Salmos, entre los que hay veinticuatro hojas de una códice de papiro que en un tiempo contenía todo el Salterio tanto en griego como en sahídico en páginas opuestas, y fragmentos más cortos de otros dos pergaminos bilingües manuscritos de los Salmos, y otros fragmentos de pergamino sólo en sahídico. Otros fragmentos bilingües de los Salmos, de la misma colección, se publicaron por Wessely en su "Griechische u. koptische Texte theologischen Inhalts I" en "Studien zur. Palæographie u. Papyruskunde", IX (Leipzig, 1909) nº. 17.

(5) El último volumen de Wessely contiene también fragmentos del Antiguo Testamento en Sahídico, junto a algunos salmos sólo en griego.

(6) "Textes de l'ancien testament en copte sahidique" por Pierre Lacau en "Recueil de travaux relatifs a la philologie et a l'archeologie egyptiennes et assyriennes", XXIII (Paris, 1901). De la biblioteca del Institut Français, El Cairo, una hoja de un leccionario del Antiguo Testamento (Borgia, XXXII), y seis hojas de un manuscrito de Isaías; de la Bibliothèque Nationale, París, una hoja de este último manuscrito.

(7) Winstedt. Algunos fragmentos sahídicos inéditos del Antiguo Testamento en "Journ. of Theol. Studies", X (Oxford, 1909), 233-54. Estos son los nºs. 5, 15, 44, 19, 20, 40, 43, 45, 46, 47, 53, 51, 52, 56, 59, y 14 del "Catálogo de Manuscritos Coptos en el Museo Británico" de Crum (Londres, 1905).

(8) "Sahidische Bibel-Fragmente aus dem British Museum zu London I and II" en "Sitzungsberichte der kai. Akademie d. Wissenschaften in Wien, philos.-hist. Klasse", vol. 162, VI, and 164, VI (Viena, 1909-11) por J. Schleifer y "Bruchstucke der sahidischen Bibelubersetzung," (ibid., vol. 170, I, Viena, 1912) por el mismo autor. Estos son los nºs. 11, 43, 48, 47, 21, 51, 40; 1, 4, 5, 7, 10, 13, 23, 8, 938; 9, 934, 935, 936, 953 del “Catálogo” de Crum (ver más arriba) más un fragmento de la Bibiblioteca del Eaton College, Londres, y uno de la Bibliothèque Nationale de París (1317, fol. 36). En relación con la edición de fragmentos del Antiguo Testamento de París editada por G. Maspero, "Mémoires de la Mission," etc. (Paris, 1886) debemos mencionar:

(9) S. Gaselee: "Notas sobre la Versión Copta de los LXX, I" en "Journ. of Theol. Studies", XI (1909-10), 246-55, en las que el autor proporciona a partir de los originales coptos un buen número de correcciones y algunas añadiduras al texto de los libros históricos en esa edición. También (10) los "Fragments coptes inédits de Jérémie" de Deiber, que proporcionan una hoja de Jeremías (23,3-34,4), supervisada por Maspero.

(11) Finalmente, una excelente contribución a los fragmentos sahídicos del Antiguo Testamento por A. Hebbelynck en sus "Manuscripts coptes sahidiques du Monastère Blanc, I", reimpresos del "Muséon" (Lovaina, 1911). El autor identifica los fragmentos dispersos por toda Europa que una vez pertenecieron a los mismos códices, como los treinta y dos fragmentos borgianos. Estamos informados de que esta obra de identificación se extenderá a los demás fragmentos de todo el Monasterio más allá de la colección Borgiana.

Nuevo Testamento

(1) "Sacrorum bibliorum fragmenta copto-sahidica musaei Borgiani, vol. III, Novum Testamentum edidit P.J. Balestri O.S.A." (Roma, 1904), con cuarenta muestras en fototipia a toda página bajo cubierta especial.

(2) “La Versión Copta del Nuevo Testamento en el dialecto del Sur también llamado Sahídico y Tebano, con aparato crítico, traducción literal al inglés, registro de fragmentos y valoración de la versión", I-III (Oxford, 1911), con muestras fotográficas de los manuscritos más importantes. En esta obra maestra de paciente erudición, el autor (cuyo nombre no aparece en la página del título), el reverendo George Horner, ha tenido éxito en reconstruir la totalidad de los Cuatro Evangelios (excepto unos pocos versículos) a partir de 744 fragmentos dispersos por las colecciones privadas y públicas del mundo. Estos fragmentos pertenecieron en su momento a unos 150 manuscritos diferentes, cuya identificación por el autor no es quizá el menor mérito de su obra. Desgraciadamente algunos valioso fragmentos, en particular los de la colección Rainer, ahora incorporados a la Biblioteca Imperial de Viena, no fueron accesibles a Horner a tiempo de ser utilizados para su edición.

(3) Desde entonces, los fragmentos del Nuevo Testamento de esa rica colección han sido publicados en manuscrito con los más minuciosos detalles paleográficos por el conservador C. Wessely, "Griechische u. koptische Texte theologischen Inhalts, I-III" en "Studien zur Paläographie u. Papyruskunde", IX, XI, XII (Leipzig, 1909-12).

Ediciones mixtas

Desde 1897 (inclusive) se han editado también fragmentos tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento.

(1) Por Pleyte y Boeser del Museo de Leyden en su "Catalogue des manuscripts coptes du Musée d'antiquités des Pays-Bas" (Leyden, 1897).

(2) Por Leipoldt, del Museo de Berlín en "Aegyptiselie Urkunden aus den königlichen Museen zu Berlin, koptische Urkunden", I (Berlín, 1904).

(3) Por O. v. Lemm, del Museo Británico, la Bibliothèque Nationale de París, la Colección Golenishef de S. Petersburgo y la Biblioteca de Berlín en su "Sahidische Bibelfragmente III" en "Bulletin de l'Académie imper. des Sciences," Ve, ser., XXV, 4 (S. Petersburgo, 1906).

La mayor parte de las publicaciones del Nuevo Testamento en los fragmentos arriba mencionados han sido utilizados por Horner para su edición. Pero no son los menos bien recibidos en su actual condición independiente, especialmente cuando se imprimen página por página y línea por línea, como han hecho, por ejemplo, Wessely, O. v. Lemm y Schleifer, de manera que dan a todos los estudiosos de la versión copta los medios de reconstruir, en cuanto es posible, los antiguos códices tal como eran originalmente.

Versión Fayúmica

E. Chassinat editó de nuevo y más correctamente los fragmentos antes publicados por Bouriant (Bull. de l'Inst. Franc. D'arch. or. au Caire, II) y mostró que pertenecían a los mismos códices que los "Fragmenta Basmurica", I-III borgianos. Otras añadiduras a los mismos fragmentos fueron hechas a partir de la Colección Rainer por C. Wessely en "Sitzungsber. der kais. Akad. d. Wissensch. in Wien, philos.-hist. Klasse", vol. 158, 1 (Viena, 1908), y Jos. David de la Bibliothèque Nationale de París en la "Revue biblique" (1910), 80 y ss. También hay una docena más de fragmentos más bien cortos, en papiro o en pergamino, descritos y publicados en cuanto pudieron ser descifrados por W.E. Crum, “Catálogo de los manuscritos coptos del Museo Británico” (Londres, 1905) nºs. 483-510, 1221. Tres de ellos, los 500, 502 y 504 son bilingües, exhibiendo un lado de la hoja el texto griego y el otro el fayúmico. Después de la terminación del “Catálogo” de Crum, el Museo Británico ha adquirido un nuevo fragmento, Or. 6948, Hechos, 7, 14-28, 9, 28-39. Fue publicado por S. Gaselee en “Journ. of Theol. Studies", XI, (1909-10), 514-7.

Versión Akhmímica

Desde 1897 se ha aumentado considerablemente el material para nuestro conocimiento de esta versión, con el descubrimiento de un códice de papiro entero que contenía los Proverbios de Salomón. Es de esperar que este valioso manuscrito, ahora conservado en la Biblioteca de Berlín, será publicado pronto. Aparte de eso las únicas añadiduras importantes son fragmentos de un papiro del Evangelio de S. Juan (bilingüe, el capítulo 10 completo en akhmímico, los versículos 1-10 en griego; el 11 completo en akhmímico, los versículos 1-8 y 45-52 en griego; el 12, 1-20 en akhmímico y el 13, 1,2,11,12, en akhmímico) y de la Epístola de Santiago (1,13-5, 20). Fueron publicados por Rosch, en "Bruchstücke des ersten Clemensbriefes" (Estrasburgo, 1910). El famoso códice de pergamino de los doce profetas menores de la colección Rainer está desgraciadamente aún inédito. Pero los cortos fragmentos de papiro publicados por Buriant han sido hechos públicos de nuevo por Lacau en el "Bulletin de l'Institut Francais d'archéologie orientale", VIII (El Cairo, 1911), 43-107 (ver LITERATURA COPTA en este volumen; y EGIPTO).


Fuente: Hyvernat, Eugène. "Coptic Versions of the Bible." The Catholic Encyclopedia. Vol. 16 (Index). New York: The Encyclopedia Press, 1914. <http://www.newadvent.org/cathen/16078c.htm>.

Traducido por Francisco Vázquez