Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 22 de octubre de 2017

Tagaste

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Eran una tribu de Muskhogean, con una cultura desarrollada, que vivían desde que se tiene noticias en el bancal oriental del Misisipi, dentro de los límites actuales de la parroquia de Tensas, Lousiana. Eran alrededor de 1200 almas, repartidas en varios pueblos. El significado de su nombre es desconocido. Su idioma, religión, y costumbres eran muy parecidas a las de la celebre cultura Natchez, quienes eran sus vecinos cercanos del bancal opuesto del Misisipi, un poco más abajo. Los Taensa eran hombres sedentarios, agrícolas y hábiles con la canoa que vivían en casas grandes con paredes de adobe, y cubiertos con esteras de entrelazadas de caña. Sus jefes ejercían un poder total y eran tratados con gran respeto, en marcado contraste a la costumbre de las tribus norteñas. En la ocasión de una visita ceremonial a La Salle (N. del T. Robert Cavalier de la Salle, gobernador francés) el jefe fue acompañado por sirvientes que, con sus manos, barrían el camino delante de él. Hacia los franceses se manifestaron primero una calurosa amistad, pero aunque descrito por los primeros exploradores como dignos, educados, dóciles, e incluso "humanos", su religión, como la Natchez, era famosa por sus ritos sangrientos. Sus deidades principales parece que eran el sol y la serpiente. Su templo estaba coronado por las figuras de tres águilas de cara al sol naciente. Las paredes exteriores y el tejado, estaba pintadas totalmente de rojo - esta era de cañas trenzadas -, y todo el perímetro estaba rodeado por una empalizada de estacas y en cada una de ellas clavada un cráneo humano, de sacrificios anteriores. Dentro había un altar, rodeando por una soga de cuero cabelludo humano, y un fuego perpetuo que día y noche era cuidado dos sacerdotes ancianos. Cuando un jefe se moría se sacrificaba a sus esposas y sus sirvientes personales para que sus espíritus pudieran acompañarle al otro mundo. En el funeral de un jefe se sacrificaron trece víctimas. En una ocasión estando presente el Padre Montigny intercedió y evitó el sacrificio. Poco después, durante una tormenta, el templo fue alcanzado por un rayo y ardió completamente. El gran sacerdote lo interpretó como una señal del enojo del dios por abandonar el culto antiguo, y en reparación convocó a las mujeres para que arrojasen a sus niños al fuego. En respuesta inmediata cinco madres se adelantaron y lanzaron sus niños a las llamas y otras estaban a punto de continuar cuando los soldados de grupo de Iberville lo evitaron (N.del T. Juan Bautista le Moyne Señor de Iberville, explorador francés). Después a las cinco madres, que habían arrojado sus niños a la muerte, las llevaron en procesión, vestido de blanco con túnicas tejidas de la fibra interna de la corteza de la morera.

Los Taensa pudieron haber sido visitados por la expedición de De Soto ya en 1540 (N. del T. Hernando de Soto explorador de la actual Alabama, Lousiana y Misisipi, posteriormente participó en la conquista del Perú con Pizarro). Su registro histórico arranca en 1682, cuando el comandante francés La Salle, acompañado por Tonti y el Padre recoleto Zenobius Membré, acamparon en sus pueblos uno o dos días mientras descendían el Misisipi y se encontraron con una acogida amistosa. En 1686 Tonti los visitó de nuevo, y en 1690 convirtió sus pueblos en la base de su expedición al oeste en busca de La Salle. En 1698 sufrieron una gran mortandad por una epidemia de la viruela que asoló todas las tribus del bajo Misisipi, pero todavía eran unos 800. En el mismo año, los Padres F. J. de Montigny, Antoine Davion, y Thaumur de la Source fueron enviados desde Quebec por el Seminario de Misiones Extranjeras qué se había encargado del trabajo entre las tribus del sur. Después de un reconocimiento preliminar, el Padre Montigny, con poderes de vicario general del Obispo de Quebec, entró en 1699 en Taensa, a Davion le asignó Tonica. Después cuando llega el Padre Buisson del San Cosme, del mismo seminario, le asignó a Natchez.. El Padre Montigny fue bien recibido, y, como se ha dicho, en el momento oportuno para evitar la matanza fúnebre de la muerte del jefe, y para fijar la paz entre los Taensa y Natchez. En el año 1700 fueron visitados por Iberville, gobernador de la colonia de Louisiana. Las misiones, sin embargo, no prosperaron. El propio Iberville era contrario a la orden de Quebec, los Taensa y los Tonica, aparentemente amables, estaban demasiado apegados a su propio culto y a sus costumbres para convertirlos. El asesinato del Padre Foucault por la tribu vecina hostil, los Koroa, en 1702, produjo la retirada de los sacerdotes del seminario y el abandono de las misiones.

En 1706 la hostilidad de los Chickasaw y los Yazoo obligó a los Taensa a abandonar sus pueblos y a retirarse río abajo. Se vieron obligados de nuevo a refugiarse después de atacar a una tribu que les había acogido, y finalmente, hacia 1740, trasladados al río de Tensas cerca Móvil, Alabama, bajo la protección francesa. Todavía eran paganos en su mayoría. Cuando se cedió Móvil a los ingleses en 1763, se trasladaron de nuevo a Lousiana con otras pequeñas tribus, y se asentaron en Río Rojo, donde todavía residían en 1805, reducidos a solo 25 hombres, unas 100 personas en total. Algunos años después se movieron al sur a Bayou Boeuf y después al Gran Lago, y después desapareciendo de la historia.

En 1880 se despertó interés considerable entre los filólogos por la publicación en París de material importante del idioma de Taensa, incluyendo escritos, canciones, una gramática y vocabulario, pero se demostró que era la fraudulenta invención de un joven estudiante de clérigo llamado Parisot, o de alguien del que provenían originariamente los manuscritos. Esta decepción fue expuesta por Brinton en 1885 y ha sido más señalada recientemente por Swanton.

BRINTON, Ensayos de un Americanista (Filadelfia, 1890); FRENCH, Hist. Colls. de Louisiana, I (Nueva York, 1846); HAMILTON, Colonial Móvil (Boston y Nueva York, 1897); LE PAGE DU PRATZ, Hist. de la Louisane (3 vols., París, 1758, tr. Londres, 1763, 1774);MARGRY, Découvertes et établissements des Francais (6 vols., París, 1879, 1886); SHEA, Descubrimiento y Exploración del Valle de Mississippi (Nueva York, 1852; Albany, 1903); ÍDEM, Hist Misiones Ind. católicas (Nueva York, 1855 y 1870); SWANTON, Tribus Ind. del más Bajo Miss. Boletín 43 de Bur. Etnología Am.. (Washington, 1911).

JAMES MOONEY Transcrito por Calvin H. Marousch En memoria de mi tío, Wesley Frank Marousch Traducido por Félix Carbó