Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 15 de diciembre de 2018

Santa Liduvina

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Nacida en Schiedam, Holanda, el 18 de Abril 1380; falleció un 14 de Abril, 1433. Su padre, de nombre Pedro, provenía de una familia noble mientras que su madre Petronila, nacida en Kethel, Holanda, era una muchacha de origen campesino. Ambos eran pobres. Muy al inicio de su vida Santa Liduvina sintió la inclinación hacia la Madre de Dios y oró mucho ante la imagen milagrosa de Nuestra Señora de Schiedam. Durante el invierno del año 1395, Liduvina fue a patinar con sus amigos, uno de ellos provocó que cayera al hielo con tal violencia que se fracturó una costilla del costado derecho. Este fue el inicio de su martirio. Ninguna habilidad médica fue de provecho para sanarla. La herida de la caída se le infectó con Gangrena y se extendió por todo su cuerpo. Por años permaneció acostada con dolores permanentes que parecían incrementarse constantemente. Algunos la veían con suspicacia, como si estuviera bajo la influencia del espíritu maligno. Su pastor, Andries, le trajo una hostia sin consagrar, sin embargo, la santa la distinguió enseguida. Pero Dios la recompenso con un regalo maravilloso en la oración y también con visiones. Numerosos milagros ocurrieron a un costado de su cama. El célebre predicador y adivino, Wermbold de Roskoop, la visitó después de haberla contemplado en espíritu. El piadoso Arnold de Schoonhoven la trató como a una amiga. Hendrik Mande escribió, para su consuelo, un tratado piadoso en Holandés. Cuando Joannes Busch se lo trajo, le preguntó que pensaba de las visiones de Hendrik Mande, y le respondió que venían de Dios. En una visión, se le mostró un rosal con las palabras, "Cuando éste florezca, tu sufrimiento terminará." En la primavera de1433, ella exclamó, "¡Veo el rosal florecido!" Desde su decimoquinto año hasta el quincuagésimo tercero, sufrió cada dolor inimaginable; ella tenía un solo dolor de la cabeza a los pies y notablemente demacrada. En la mañana del Día de Pascua, 1433, se encontraba en una contemplación profunda y presenció, en una visión, a Cristo que se acercaba a ella para administrarle el Sacramento de la Unción de los Enfermos. Murió con la fragancia de una gran santidad. De inmediato, su tumba se convirtió en un lugar de peregrinaje, y tan pronto como en 1434 se construyó una capilla sobre ella. Joannes Brugmann y Thomas à Kempis narraron la historia de su vida, y la veneración a ella de parte de la gente se incrementó significativamente. En 1615 sus reliquias fueron transportadas a Bruselas, pero en 1871 fueron regresadas a Schiedam. El 14 de Marzo, 1890, León XIII declaró la aprobación oficial de la Iglesia sobre la veneración que había existido durante siglos.

COUDURIER, Vie de la bienheureuse Lidwine (Paris, 1862); RIBADENEIRA, La vie de s. Lidwine, vierge (Valenciennes, 1615); THOMAS À KEMPIS, Vita Lidewigis virginis in Opera Omnia, iv (Freiburg, 1905); HUYSMANS, Sainte Lydwine de Schiedam (Paris, 1901)

P. ALBERS Dedicado a las Pobres Almas en el Purgatorio Transcrito por Michael T. Barrett Traducido por Félix Carrera Franco