Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 17 de octubre de 2017

San Pablo de la Cruz

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
SPaolo.jpg
61159 4241150760684 929519760 n.jpg
Escudo2.jpg
Imagen12.jpg
Pablo Francisco Danei nació en Ovada, Génova, Italia, el 3 de enero de 1694 y murió en Roma el 18 de octubre de 1775.

Sus padres, Lucas Danei y Ana María Massari fueron ejemplarmente católicos. Desde sus primeros años el crucifijo fue su libro y el Crucificado su modelo. Pablo recibió su educación temprana de un sacerdote que mantenía una escuela para jóvenes en Cremolino, Lombardía. Hizo grandes avances en el estudio y la virtud; dedicaba mucho tiempo a la oración, escuchaba misa diariamente, recibía los sacramentos con frecuencia, atendía fielmente sus deberes escolares y dedicaba su tiempo libre a la lectura de buenos libros y a la visita de iglesias, donde pasaba mucho tiempo frente al Santísimo Sacramento, hacia el cuál tenía una ardiente devoción. A la edad de quince años dejó la escuela y regresó a su casa en Castelazzo y desde ese tiempo su vida estuvo llena de pruebas. En su juventud renunció a la posibilidad de un honorable matrimonio; también a una buena herencia que le fue dejada por un tío, que era sacerdote. Únicamente conservó su Breviario.


Inflamado por un deseo de dar gloria a Dios, tuvo la idea de instituir una orden religiosa dedicada a la Pasión de Nuestro Señor. Vestido con una túnica negra por el Obispo de Alejandría, su consejero, portando el emblema de la Pasión de Nuestro Señor, descalzo y con la cabeza descubierta, se retiró a una estrecha celda donde preparó las Reglas de la nueva congregación, conforme al plan que se le dio a conocer en una visión, la cuál relata en la introducción a la copia original de las Reglas. Para más información sobre el relato de su ordenación sacerdotal, la fundación de la Congregación de la Pasión, y la aprobación de las Reglas, véase PASIONISTAS. Tras la aprobación de las Reglas y la institución del primer capítulo general fue mantenido en el Retiro de la Presentación en el Monte Argentario el 10 de abril de 1747. En este cabildo, San Pablo, contra sus deseos, fue electo unánimemente como primer superior general, oficio que ejerció hasta el día de su muerte. En todas las virtudes y en la observancia de la disciplina regular, se convirtió en un modelo a seguir para sus compañeros. "Aunque ocupado continuamente con las tareas de la dirección de su sociedad religiosa y en la fundación de nuevas casas para ella por todas partes, nunca dejó de predicar la Palabra de Dios, que bullía en él con un maravilloso deseo por la salvación de almas" (Brief of Pius IX for St. Paul's Beatification, 1 Oct., 1852). Fueron instituidas misiones sagradas y se hicieron numerosas conversiones. Fue incansable en su labor apostólica y nunca, ni siquiera en su última hora, moderó en algo la austeridad de su modo de vida, finalmente sucumbió a una severa enfermedad, empeorada en mucho por sus prácticas austeras y por su avanzada edad.

Entre los distinguidos asociados de San Pablo, en la formación y extensión de la congregación estuvieron: Juan Bautista, su hermano menor y constante compañero desde la niñez, quien compartió todos sus trabajos y sufrimientos y lo igualó en la práctica de la virtud; el padre Marco Aurelio (Pastorelli), el padre Tomás Struzzieri (subsecuentemente Obispo de Amelia y de Todi) y el padre Fulgencio de Jesús, todos ellos sobresalientes en el aprendizaje, la piedad y el celo misionero; el venerable Strambi, Obispo de Macerata, y Tolentino, su biógrafo. La unión personal con la Cruz y la Pasión de Nuestro Señor fue el rasgo característico de la santidad de San Pablo. Pero la veneración a la Pasión no fue lo único, porque llevó a un grado heroico todas las otras virtudes de la vida cristiana. Numerosos milagros, además de aquellos tan especiales que se presentaron en su beatificación y canonización, fueron testimonio del favor de que gozaba con Dios. Abundaron los milagros de gracia, como los atestiguados en la conversión de pecadores que parecían difíciles y sin esperanza. A lo largo de cincuenta años, pidió por la conversión de Inglaterra y dejó la devoción como un legado para sus hijos. El cuerpo de San Pablo yace en la Basílica de San Juan y San Pablo en Roma. Fue beatificado el 1 de octubre de 1852 y canonizado el 29 de junio de 1867. Su fiesta se celebra el 28 de abril. La fama de su santidad que durante su vida se había difundido a lo largo y ancho de Italia, aumentó después de su muerte y llegó a todos los países. Gran veneración hacia él se practica por la fidelidad dondequiera que los Pasionistas están establecidos.

ARTHUR DEVINE Transcrito por John Coleman Traducido por EMG