Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 21 de febrero de 2017

Rito bizantino: Ektenía antes del Padre Nuestro

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
El tercer Sacramento de Iniciación Cristiana: La Comunión. La recibe el niño desde bebé. Desde bebé Dios comienza a llenarlo de bendición y Amor.
Letania del padre nuestro.jpg

Ektenía antes del Padre nuestro

Diácono: Habiendo conmemorado a todos los santos, más y más , en paz roguemos al Señor.


C: Señor Ten piedad.


Diácono: Por los preciosos Dones ofrecidos y santificados, roguemos al Señor.


C: Señor te piedad


Diácono: Que Nuestro Dios, Amante de la humanidad, se digne recibirlos sobre su santo, celestial y místico Altar, como suave perfume de fragancia espiritual, y envíe sobre nosotros su divina gracia y los dones del Espíritu Santo, roguemos al Señor.

C: Señor Ten piedad.


Diácono: Para que nos libre de toda aflicción, ira, peligro y necesidad, roguemos al Señor


C: Señor Ten piedad


Diácono: Ampáranos y sálvanos, Ten misericordia y consérvanos, Oh Dios en tu Gracia.

C: Señor Ten piedad


Nota: El diácono canta todas las letanías, mientras el sacerdote hace en silencio una oración propia de cada letanía, misma que remata con la exclamación al final de cada letanía: "Porque eres bueno y misericordioso, y amante de la humanidad...", o "Porque a ti se debe toda gloria , honor y adoración..." o "Porque tuyo es el reino, el podre y la gloria...", etc, y que terminan siempre con " y a ti rendimos gloria, oh Padre, Hijo y Espíritu Santo, Ahora y siempre y por los siglos de los siglos".

Durante la Liturgia, el Diácono es quien se dirige al pueblo siempre, excepto para dar la Paz, bendecir o solicitar la elevación de los corazones y la acción de gracias.

El sacerdote, aparte de esas ocasiones en que se dirige al pueblo, y cuando da la comunión,prácticamente sólo se dirije al Señor durante todo el tiempo.

Allí radica la importancia del diácono.

Cuando no hay diácono, el sacerdote tiene que leer casi todas las oraciones secretas antes de empezar la Liturgia si no quiere alargar la misa casi al doble.

Colaboración: Abuna Emiliano y Alejandro Rodea Arteaga


[1]Ektenía antes del Padre nuestro por Kabarnos Nikodimos.

  • Saint Cyprian's Treatise on The Lord's Prayer - A Short Commentary [2] Autor: Francisco José Pino Rodríguez.