Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 20 de julio de 2017

Papa Martín V

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar


(Oddone Colonna). Nacido en Genazzano, en la Campaña de Roma, 1368 y falleció en Roma el 20 feb.1431. Estudió en la universidad de Perugia y llegó a ser protonotario apostólico con Urbano VI, auditor papal y nuncio ante varias cortes italianas con Bonifacio IX, administrador de la diócesis de Palestrina desde el 15 de diciembre de 1401 a 1405 y del 18 al 23 de septiembre de 1412. En junio de 1402 fue creado cardenal diácono de San Giorgio in Velabro. Desertó del papa legítimo Gregorio XII, estuvo presente en el Concilio de Pisa y tomó parte en la elección los antipapas Alejandro V y Juan XXIII.

En el Concilio de Constanza fue elegido papa por unanimidad tras un cónclave de tres días, el 11 de noviembre de 1417, por los representantes de las cinco naciones (Alemania, Francia, Italia, España e Inglaterra) y tomó el nombre de Martín V en honor del santo de Tours cuya fiesta caía en el día de su elección. Como sólo era subdiácono, se le ordenó diacono el 12, sacerdote el 13 y consagrado obispo el 14 de nov. El 21 de noviembre coronado papa en la sala principal del palacio episcopal de Constanza. (Respecto a su actividad en el concilio, ver CONCILIO DE CONSTANZA).

La muy influyente familia de los Colonna había dado ya 27 cardenales a la iglesia, pero Martín V era el primero en ascender al trono papal. Con sus 41 años, estaba en el momento de pleno vigor de su vida. De maneras sencillas y modestas y un carácter sin mácula, tenía un gran conocimiento de la ley canónica, no pertenecía a ningún partido, y poseía otras muchas buenas cualidades. Parecía el hombre adecuado para regir la iglesia que había pasado por el más crítico período de su historia, el llamado Cisma de Occidente.

Los antipapas Juan XXIII y Benedicto XIII aun eran recalcitrantes. El primero, sin embargo, se sometió a Martín en Florencia el 23 de junio de 1419 y fue nombrado Deán del Sagrado Colegio y cardenal obispo de Frascati. El último permaneció empecinado hasta el fin, pero tuvo pocos seguidores. Su sucesor, Clemente VIII se sometió a Martín V en 1429 mientras que otro sucesor de Benedicto XIII, elegido por un solo cardenal y que se tituló Benedicto XIV, fue excomulgado por Martín V y en adelante tuvo solo unos pocos defensores (ver CISMA DE OCCIDENTE). El 22 de abril de 1418, Martín disolvió el concilio pero permaneció en Constanza concluyendo concordatos con Alemania (Mansi "Sacrorum Conc. Nova et ampl. Coll" XXVII, 1189-93), Francia (ibid.,1184-9) Inglaterra (ibid., 1193-5), España (Colección completa de concordatos españoles", Madrid, 1862, 9 sq.).

Probablemente se hizo un concordato separado con Italia, aunque algunos lo creen idéntico al concordato con España. El rey Segismundo de Alemania hizo todos los esfuerzos para convencer a Martín V de que residiera en una ciudad alemana, mientras Francia le rogaba que fuera a Aviñón. Rechazando todas las ofertas partió hacia Roma el 16 de mayo de 1418.

La triste situación de Roma en aquellos momentos hizo imposible que se reestableciera allí el trono papal. La ciudad estaba casi en ruinas, el hambre y las enfermedades habían diezmado a sus habitantes y la poca gente que aún aguantaba estaban muertos de hambre. Martín V, entonces comenzó a volver parando por algún tiempo en Berna, Génova, Mantua y Florencia. Mientras estaba en estas dos últimas, ganó el apoyo de la reina Juana de Nápoles, que tenía la posesión de Roma y Nápoles, al consentir que fuera reina de Nápoles y permitir su coronación por el cardenal legado Morosini el 28 de octubre de 1419.

Ordenó al general Sforza Attendolo evacuar Roma el 6 de marzo de 1419 y concedió importantes feudos en su reino a los dos hermanos del papa Giordano y Lorenzo. Con la ayuda de los florentinos Martín llego a un acuerdo con el famoso condottiero Bracco di Montone que dominaba el centro de Italia. El papa le permitió quedarse con Peruggia, Asís , Todi y Jeso como vicario de la iglesia, con lo que Bracci devolvió sus otras conquistas y en julio de 1420 obligó a Bolonia a someterse al papa.

Martin podía ahora volver a Roma. Llegó el 28 de sept de 1420, poniéndose inmediatamente a trabajar restableciendo el orden y restaurando las iglesias, palacios, puentes u otras estructuras públicas arruinadas. Para realizarlo contrató a varios maestros famosos de la escuela toscana poniendo así las bases para el Renacimiento Romano. Cuando había ya surgido prácticamente una nueva Roma de las antiguas ruinas, volvió su atención a los Estados Pontificios que durante el Cisma se habían convertido en una masa incoherente de ciudades y provincias independientes. Después de la muerte de Braccio di Montone en junio 1424, Perugia, Asís, Todi y Jesi se sometieron libremente al territorio papal. Bolonia se rebeló de nuevo en 1428 pero volvió a la alianza con el papa al año siguiente.

En todas estas actividades fue ayudado por su familia, los Colonna, a los que llenó de importantes cargos civiles y eclesiásticos. En su caso la acusación de nepotismo pierde algo de su odioso sentido porque cuando llegó a Roma y buscó apoyo, nadie se lo dio sino su familia.

La tendencia manifestada por algunos cardenales en el concilio de Constanza de sustituir en la iglesia el gobierno constitucional por otro monárquico y someter al papa al Concilio general fue rechazada firme y exitosamente por Martín V. El concilio había decidido que debía reunirse otro cada cinco años. Consecuentemente, Martín V lo convocó en Pavía en abril de 1423 pero hubo de trasladarse a Siena en junio por una epidemia.

Usó los desacuerdos y la poca asistencia de cardenales como pretexto para disolverlo de nuevo el 26 de febrero de 1424 pero estuvo de acuerdo en convocar otro en Basilea en siete años. Murió antes de que se reuniera aunque había nombrado previamente al cardenal Giuliano Cesarini como presidente de la Asamblea con poderes para trasladarlo y si fuera necesario, suspenderlo.

Aun que Martín V permitió que el arreglo de los asuntos temporales de la iglesia apartaran su atención de los más importantes deberes de la reforma de la corte papal y del clero, aunque la triste situación de Roma y de los Estados Pontificios cuando llegó al papado, de alguna manera palian esta negligencia.

No abandonó completamente la reforma interior de la iglesia. Sobre todo durante la primera parte de su pontificado hizo algunos intentos de reformar al clero de S. Pedro y abolió los más llamativos abusos de la Curia. En la bula del 16 de marzo de 1425 hizo algunas excelentes provisiones para una reforma completa, pero aparentemente se quedó en letra muerta. (Esta bula está impresa en Dillinger,"Beiträge sur politischen kirchlichen and Kulturgeschichte der sechs lletxten Jahrhunderte",II, Raisbon,1863, pp335-44.). Se opuso a la invasión secular en los derechos de la iglesia en Francia promulgando la Constitución ( 13 de abril 1425 ) que limitaba mucho las libertades galicanas en la parte de Francia que estaba sometida al rey Enrique VI de Inglaterra y por la firma de un nuevo concordato con Carlos VII de Francia en agosto de 1426 (ver Valois, "Concordats antérieurs a celui de François I, Pontificat de Martin V" en "Revue des questions historiques", LXXVII, Paris, 1905, pp.376-427). Ordenó una cruzada contra los husitas de Bohemia y negoció con Constantinopla para la reunificación de las iglesias griega y latina. Sus bulas, diplomas y cartas están impresas en Mansi "Sacrorum Conc. Et amp., Coll.," XXVII-XXVIII.


Bibliografía.

PASTOR, Gesch. Der Päpate seit dem Ausgang des Mittelalters, I (4ª ed.,Freiburg, 1901). 1st ed. tr. ANTROBUS, History of the Popes from the close of the Middle agesI (London, 1891), 208-82: CREIGHTON, History of the Papacy during the Period of the Reformation, I-II (London, 1882); HALLER England u. Rom. Unter Martin V (Roma, 1905);CONTELORI, Vita di Martino V (Roma,1641); CIROCCO Vita di Martino V (Foligno 1628); FUNK, Martino V und das Konzil zu Konstanz in Theolog. Quartalschr.., LXX (Tübinggen 1888), 451-65; VERNET, Martin V et Bernardin de Sienne in Université Catholique IV (Lyons, 1890) 563-94; IDEM, Le Pape Martin V et les Juifs in Revue des questions hist., LI(Paris, 1892), 373-423; LANCIANI, Patrimonio della famiglia Colonna al tempo di Martin V in Archivio della Societa Romana di storia patria, XX (Roma, 1897), 369-449; FROMME, Die Wahl des Papses Martin V in Römische Quartaalschr., X (Romem 1896), 131-61. Las primeras biografías de Martin V están impresas en MURATORI, Rerum Italicarum Scriptores, III, ii, 857-868. Ver también bibliografía bajo CONSTANZA, CONCILIO DE Y CISMA DE OCCIDENTE.


MICHAEL OTT.


Transcrito por C.A. Montgomery.


Traducido por Pedro Royo.