Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 18 de diciembre de 2017

Papa Esteban III

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Nacido alrededor de 720 fallecido el 1 ó 3 de agosto de 772. Aún no había muerto Paulo I cuando comenzaron los problemas por la sucesión. Toto de Nepi con un grupo de toscanos irrumpió en Roma y a pesar de la oposición del primicerius Cristóbal, colocó a la fuerza a su hermano Constantino, un laico, en el trono de Pedro (junio 767).

En la primavera de 768, sin embargo, Cristóbal y su hijo Sergio se escaparon de la ciudad y con la ayuda de los lombardos depusieron al usurpador. También depusieron al monje Felipe al que otros lombardos, clandestinamente, habían elegido papa. Gracias a sus esfuerzos se pudo elegir canónicamente a Esteban, un siciliano hijo de Olivus, que fue consagrado el 7 de agosto de 768.

Había sido monje benedictino, ordenado sacerdote por el papa Zacarías. Tras su elección, los antipapas fueron tratados con la mayor crueldad, que Esteban, al parecer, fue incapaz de evitar.

Para evitar elecciones como la de Constantino, el Concilio Laterano prohibió a los laicos ser elegidos papa o tomar parte en la elección en el futuro. Sólo los cardenales debían ser elegidos papas (abril 769). Gracias a la ayuda de Esteban el archidiácono León no pudo mantenerse en la sede de Rávena y a su vez, gracias a la ayuda de los hermanos Carlomagno y Carloman, reyes de los francos, Esteban pudo recuperar algunos territorios de los lombardos.

Pero su rey, Desiderio, se las arregló para arremeter con serios golpes contra Esteban, con el matrimonio de su hija con Carlomagno y de forma misteriosa logró la caída de algunos de los principales ministros del papa, Cristóbal y Sergio. Además se alió con Paulo Afiarta, chambelán de Esteban, que practicó grandes crueldades cuando el papa estaba en su lecho de muerte. Desiderio produjo dificultades también en Istria al tratar de que se declarara un cisma contra el patriarca de Grado. Esteban defendió al patriarca y le prometió ayuda armada si era necesaria. Esteban es honrado como santo en algunos martirologios.

Bibliografía

Ver Esteban (II) III, Papa.

Horace K. Mann.

Transcrito por Douglas J. Potter. Dedicado al Inmaculado Corazón de la Santísima Virgen María.

Traducido por Pedro Royo