Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 20 de octubre de 2017

Mormones

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(Llamados también Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.)

Este grupo religioso tuvo su origen en los primeros años del siglo diecinueve. Joseph Smith, el fundador y primer presidente de la secta, fue hijo de un granjero de Vermont, y nació en el pueblo de Sharon, Condado de Windsor de ése estado, el 23 de diciembre de 1805. En la primavera de 1820, mientras vivía con sus padres en Manchester, Condado de Ontario (actualmente Wayne), New York, estuvo profundamente preocupado por la cuestión de su salvación, situación que fue parcialmente inducida por una efervescencia religiosa que atrajo a algunos de sus parientes hacia la Fe Presbiteriana. El mismo Josephse inclinó hacia el Metodismo; Para satisfacer su espíritu en cuanto a cuál de las sectas existentes debería unirse, buscó guía Divina, y declara haber recibido como respuesta a su oración una visita de dos gloriosos seres, quienes le dijeron que no se uniera a ninguna de ésas iglesias, sino que debería esperar la venida de la Iglesia de Cristo, que estaba a punto de ser reestablecida.

De acuerdo a su propia declaración, la noche del 21 de septiembre de 1821, se le apareció un mensajero celestial quien dijo llamarse Moroni, y reveló la existencia de unos antiguos documentos que contenían los Evangelios completos de Cristo según fueron enseñados por El Salvador, después de su Resurrección, a los Nefitas, una rama de La Casa de Israel que habitaba el continente Americano mucho tiempo antes de su descubrimiento por Colón. Moroni, en su vida mortal, había sido un profeta Nefita, e hijo de otro profeta llamado Mormón, que fue el recopilador de los documentos que estaban enterrados en una colina a cerca de dos millas del actual poblado de Manchester.

Joseph Smith asevera que recibió los documentos del ángel Moroni en septiembre de 1827. Estos estaban, según afirma, en láminas metálicas que tenían la apariencia de oro, y más delgadas que el latón común, que en conjunto formaban un libro de cerca de seis pulgadas de largo, seis de ancho y seis de grueso, unido por anillos. Las letras grabadas en las láminas pertenecían a una lengua que llamó Egipcio Reformado, y con el libro había traductores -- Urim y Thummin -- por medio de los cuales éstos caracteres podrían ser traducidos al inglés. El resultado fue el “Libro de Mormón”, publicado en Palmyra, New York, en marzo de 1830; en el prefacio, once testigos, exclusivamente de Joseph Smith, el traductor, afirman haber visto las láminas de las cuales el libro fue tomado. Más tarde, al renunciar al mormonismo, Cowdery, Whitmer y Harris -- los tres principales testigos -- declararon que ése testimonio era falso.

El “Libro de Mormón” pretende ser un compendio de la relación de Dios con las dos grandes razas de los Americanos prehistóricos -- los Jareditas, quienes fueron guiados desde la Torre de Babel en el tiempo de la confusión de las lenguas, y los Nefitas, quienes vinieron de Jerusalén justo antes del cautiverio en Babilonia (600 A. C.). De acuerdo a éste libro, América es la “Tierra de Sión”, donde la Nueva Jerusalén será construída durante la reunificación de los Israelitas esparcidos antes de la segunda venida del Mesías. La labor de hombres como Colón, los Padres Peregrinos y los patriotas de la Guerra de Independencia de Estados Unidos están señalados como algo preparatorio a ésa consumación. El trabajo de Joseph Smith está también proféticamente comisionado, siendo él descendiente directo del José de la antigüedad, a iniciar la reunificación de Israel predicho por Isaías (11:10-16) y otros profetas antiguos.

En otra parte de su narración Joseph Smith afirma que, mientras estaba traduciendo el “Libro de Mormón”, él y su calígrafo, Oliver Cowdery, fueron visitados por un ángel, quien declaró ser Juan el Bautista y los ordenó en el sacerdocio de Aarón; y posteriormente fueron ordenados en el sacerdocio de Melquisedec por los apóstoles Pedro, Jaime y Juan. De acuerdo con Smith y Cowdery, el sacerdocio de Aarón les daba autoridad para predicar la fe y el arrepentimiento, para bautizar mediante inmersión para el perdón de los pecados y para administrar el sacramento de La Cena del Señor; el sacerdocio de Melquisedec les daba poder para imponer las manos y otorgar el Espíritu Santo. Al ser publicado el “Libro de Mormón”, sus peculiares doctrinas, incluyendo aquellas recién incluidas, fueron predicadas al oeste de New York y al norte de Pennsylvania. Aquellos que las aceptaron fueron llamados “Mormones”, pero ellos se llamaron a sí mismos “Santos de los Ultimos Días”, en contraste a los santos de los tiempos anteriores. La “Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días” fue organizada el 6 de abril de 1830, en Fayette , Condado de Séneca, New York; Joseph Smith fue aceptado como el primer mayor, así como profeta, visionario y revelador. Los artículos de fe formulados por él mismo son los siguientes:

“(1) Creemos en Dios, el Padre Eterno, en su hijo Jesucristo y en el Espíritu Santo.”

“(2) Creemos que los hombres serán castigados por sus propios pecados y no por la desobediencia de Adán.” “(3) Creemos que a través de la expiación de Cristo todos los hombres son salvados, por su obediencia a las leyes y a las ordenanzas del Evangelio.”

“(4) Creemos que ésas ordenanzas son: primero, fe en el señor Jesucristo; segundo, el arrepentimiento; tercero, el bautismo por inmersión para el perdón de los pecados; cuarto, la imposición de las manos para recibir los dones del Espíritu Santo.”

“(5) Creemos que un hombre debe ser llamado por Dios mediante profecía, y mediante la imposición de las manos por aquellos que tienen autoridad, para predicar el Evangelio y vigilar que se cumplan las ordenanzas mencionadas anteriormente.”

“(6) Creemos en la misma organización que existió en la iglesia primitiva, como la de los apóstoles, profetas, pastores, evangelistas, etc.”

“(7) Creemos en el don de lenguas, profecía, revelación, visiones, curación, interpretación de lenguas, etc.”

“(8) Creemos que la Biblia es la Palabra de Dios, en tanto sea correctamente traducida; también creemos que el “Libro de Mormón” es la palabra de Dios.”

“(9) Creemos en todo lo que Dios ha revelado, en todo lo que hoy revela, y creemos que El aún revelará muchas cosas grandes e importantes acerca del Reino de Dios.”

“(10) Creemos literalmente en la reunificación de Israel y en la restauración de las Diez Tribus. Que Sión será construida en éste continente. Que Cristo reinará personalmente en la tierra, y que ésta será renovada y recibirá la gloria del Paraíso.”

“(11) Reclamamos el privilegio de adorar al Dios Todopoderoso de acuerdo al dictado de nuestras conciencias, y permitimos a todos los hombres el mismo privilegio; permítansele adorar como, cuando o lo que ellos quieran.”

“(12) Creemos que estamos sujetos a reyes, presidentes, legisladores y magistrados para obedecer, honrar y respetar la ley.”

“(13) Creemos en que debemos ser honestos, veraces, castos, benévolos, virtuosos y hacedores del bien a todos los hombres; ciertamente podemos decir que seguimos la admonición de Pablo, “creemos en todas las cosas, esperamos en todas las cosas”, hemos soportado muchas cosas y esperamos poder soportar todas las cosas. Si hay algo que sea virtuoso, amoroso o de buena fama, o digno de alabanza, buscaremos ésas cosas.”

Seis meses después de sus inicios, la Iglesia Mormona envió sus primera misión a los Indios Americanos – llamados Lamanitas por el “Libro de Mormón”, “los restos degenerados de la nación Nefita”. Oliver Cowdery fue puesto a la cabeza de ésta misión, , que también incluyó a Parley P. Pratt, un antiguo predicador de los Bautistas Reformados o Campbellitas. Los misioneros fueron al norte de Ohio, que entonces era tierra casi inexplorada, donde el Mayor Pratt presentó a su antiguo pastor, Sidney Rigdon, una copia del “Libro de Mormón”, publicada unos meses antes. Hasta ése momento, Rigdon nunca había visto el libro, del cual fue acusado de haber ayudado a Smith a escribirlo. Los Mormones son igual de enfáticos al negar la identidad del “Libro de Mormón” en la “Historia del Manuscrito” de Spaulding, que hoy se encuentra en el Colegio de Oberlin; ellos citan, con respecto a ésta relación, a James H. Fairchild de ése instituto, quien, en un comunicado al “New York Observer” (5 de febrero de 1885) declara que el Sr. L. L., Rice y él, después de comparar el “Libro de Mormón” y la obra de Spaulding, “no pudieron detectar similitud entre los dos, ya sea en forma general o en detalle”.

El mayor Cowdery y sus compañeros, después de bautizar a cerca de cien personas en Ohio fue al este de Missouri, y de ahí, cruzando Independence hacia lo que hoy es el estado de Kansas, trabajó por algún tiempo con los indios de ahí. Mientras, los Mormones del este, para escapar a la oposición provocada por sus postulados fuera de lo común, y para estar más cerca de su pretendido último destino, cambiaron su sede a Kirtland, Ohio, desde donde, en el verano de 1831su primera colonia partió hacia Missouri -- Condado Jackson, en ése estado, habiendo sido designado como el lugar de la Nueva Jerusalén.

Tanto en Kirtland como en Independence se hicieron esfuerzos por establecer “El Orden Unido”, un sistema comunal de carácter industrial, diseñado para hacer a los miembros de la iglesia iguales tanto en cosas espirituales como en terrenales. El profeta predicó que ése sistema había santificado la Ciudad de Enoc, cuyo pueblo fue llamado “Sión, porque tenían un solo corazón y una sola mente, y vivían con rectitud,” sin “pobres entre ellos”. También declaró que los antiguos apóstoles habían procurado establecer tal orden en Jerusalén (Actas 4:31-37), y que, de acuerdo con el “Libro de Mormón”, había prevalecido entre los Nefitas durante dos siglos después de Cristo.

Hacia el final de 1833, aparecieron problemas entre los Mormones y la gente de Missouri, debido primordialmente, de acuerdo a los escritores Mormones, al sentimiento de aprensión hacia las aspiraciones y motivos de los nuevos pobladores. Como vinieron del norte y del oeste, se sospechaba que estaban a favor de la abolición la esclavitud, lo cual era suficiente para hacerlos impopulares en Missouri. También se les acusaba de intentar unirse a los indios y llevarse a los antiguos pobladores del lugar. Los mormones aseguraban que eran inocentes de éstas y otras acusaciones, pero su postura no triunfó. Turbas armadas les cayeron encima, y toda la colonia, -- doscientos hombres, mujeres y niños --, fueron echados del Condado de Jackson, y se les prohibió, bajo amenaza de muerte, que regresaran.

En Ohio los Mormones prosperaron, aunque aún ahí, sufrieron vicisitudes. Un templo fue construido en Kirtland, y una organización más completa del sacerdocio surgió. La primera misión extranjera del Mormonismo se abrió en el verano de 1837, cuando Heber C. Kimball y Orson Hyde, dos de los “doce apóstoles de la iglesia”, fueron enviados, junto con otros mayores, a Inglaterra para tal propósito. Mientras ésta labor de proselitismo prosperaba, el descontento era enorme en Kirtland, y los sentimientos en contra crecieron y se intensificaron hasta que el “profeta” fue obligado a huir para salvar su vida. Es importante tener en cuenta que la oposición a los Mormones en las localidades donde se establecían es, debido a las contradictorias y divergentes afirmaciones hechas por los Santos de lo Últimos Días y los vecinos que no compartían sus creencias, difícil de explicar. Es posible asumir que habían provocaciones desde ambos lados. El principal grupo de Mormones, siguiendo a su líder a Missouri, se establecieron en, y alrededor, de Far West, en el Condado de Caldwell, que se convirtió en su principal lugar de reunión. La secta había sido organizada por seis hombres, y un año después se decía que contaba con cerca de dos mil almas. En Missouri se incrementó a doce mil. Una corta temporada de paz fue seguida por una serie de calamidades, ocasionadas por diferencias religiosas y políticas. Los problemas comenzaron en agosto de 1838, y durante los conflictos una considerable cantidad de sangre fue derramada y muchas propiedades destruidas, y el acto final del drama fue la expulsión, en pleno invierno, de la comunidad entera de Mormones del estado. En Illinois, donde fueron recibidos amablemente, construyeron la ciudad de Nauvoo en los alrededores de la pequeña villa de Commerce, en el condado de Hancock, reuniendo en ése lugar un número de veinte mil personas. Otro templo fue construido, varios pueblos fundados y los campos de los alrededores fueron ocupados. Hasta éste tiempo no hubo proselitismo de Mormones en el extranjero, todos los conversos en la nueva secta provenían de varios estados de la Unión y de Canadá. En 1840-41 Brigham Young y varios emisarios visitaron Gran Bretaña, predicando en las principales ciudades y pueblos. Aquí bautizaron a cierto número de gente, publicaron una nueva edición del “Libro de Mormón”, fundaron un periódico llamado “Millennial Star” (“Estrella Milenaria”), y establecieron una agencia permanente de emigración. Los primeros emigrantes Mormones de tierra extranjera -- una pequeña compañía de conversos británicos -- llegaron a Nauvoo, vía New York, en el verano de 1840. Después, la emigración llegaba vía New Orleáns.

La legislatura de Illinois otorgó una carta liberal a Nauvoo, y como protección contra violencia de las turbas y más avanzadas y saqueos, se permitió a los Mormones organizar la “Legión de Nauvoo”, un cuerpo militar independiente, aunque formaba parte de la milicia estatal, comandada por Joseph Smith como teniente general. Incluso, una corte municipal fue instituida, con jurisdicción en casos civiles, como barra de procedimientos legales de carácter persecutorio o controversial.

Casos similares a aquellos que habían dado como resultado un éxodo de Mormones de Missouri, propiciaron su expulsión de Illinois, antes de lo cual un trágico evento les quitó a su profeta, Joseph Smith y a su patriarca, Hyrum Smith, quienes fueron asesinados por una turba en la cárcel de Carthage el 27 de junio de 1844. La causa inmediata del asesinato de los hermanos fue la destrucción de la imprenta del Expositor de Nauvoo, un periódico establecido por los secesionistas del Mormonismo para dar voz a la gran indignación causada por la promulgación de la revelación de Smith del 12 de julio de 1843, que establecía la poligamia, que había sido practicada personalmente por el profeta durante varios años. Otro propósito explícito de éste periódico era asegurar la revocación de la carta liberal de Nauvoo, a la cual los Mormones veían como la fortaleza que protegía sus libertades. El “Expositor” se había publicado una sola vez, cuando fue condenado como amenaza pública por orden del cabildo de la cuidad, sus talleres fueron destruidos y su editor, Foster, fue expulsado. Por éste acto sumario de sentimiento anti-Mormón y para la preparación de Smith para resistirse por la fuerza a la orden de aprehensión, la milicia fue llamada y turbas armadas empezaron a amenazar Nauvoo. En Carthage había un cuerpo militar grande concentrado bajo el mando del gobernador Thomas Ford para obligar la rendición de Nauvoo. Smith se entregó y fue a Carthage donde él y su hermano Hyrum, junto con otros, fueron puestos en prisión. Temeroso de una confrontación sangrienta, el gobernador disolvió la mayor parte de sus fuerzas, y con el resto marchó a Nauvoo donde los Mormones habían depuesto las armas. Durante la ausencia del gobernador, una porción de la milicia disuelta regresó a Carthage y asaltó la prisión donde los líderes Mormones fueron encarcelados, disparando a Joseph y a Hyrum, e hiriendo fatalmente a John Taylor; William Richards, su compañero de prisión, escapó ileso. En el éxodo que resultó, Brigham Young guió a la gente hacia el oeste. Pasando por el congelado Mississippi (febrero de 1846), el grupo principal marchó a través de las praderas de Iowa, llegando al río Missouri cerca de mediados de Junio. Una colonia Mormona, navegando desde New York rodeó Cabo de Hornos y llegaron a Yerba Buena (San Francisco) en julio de 1846. Anteriormente sólo unos pocos miles de americanos se habían establecido en la costa del Pacífico, mayormente en Oregon, que había sido reclamado tanto por Gran Bretaña como por Estados Unidos. Hasta donde se sabe, ningún americano había levantado un hogar permanente en lo que fue llamado “The Great Basin” (La Gran Cuenca). La región desértica, hoy conocida como Salt Lake Valley, era entonces parte de la provincia mexicana de California, pero estaba deshabitada, excepto por indios y unos pocos buscadores de pieles y cazadores.

Los pioneros Mormones, marchando desde el río Missouri en abril de 1847, llegaron a Salt Lake Valley el 24 de julio. El grupo, que contaba con 143 hombres, 3 mujeres y 2 niños, fue guiado por Brigham Young. La mayoría de los exiliados de Nauvoo permanecieron en refugios temporales en la frontera donde se refugiaron en alojamientos invernales en lo que hoy es Nebraska. Bien armados y disciplinados, completaron el viaje de más de mil millas a Salt Lake Valley sin una sola muerte. A unos días de su llegada, trazaron Salt Lake City.

La gente que se quedó en el Missouri migró en el otoño de 1848, y después de ellos, anualmente venían a las Rocallosas (Rocky Mountains), generalmente en vagones de la iglesia enviadas a la frontera para reunirse con ellos, emigrantes Mormones de los Estados Unidos, Europa y de otras tierras a donde los misioneros continuaron siendo enviados. La mayoría de los conversos fueron atraídos de las clases media y trabajadora, pero había algunos profesionistas entre ellos.

Mientras esperaban el momento para el establecimiento de un gobierno civil, los Mormones estaban bajo reglamentación de la iglesia. Oficiales seculares fueron designados, sin embargo, para preservar la paz, administrar la justicia y llevar a cabo mejoras públicas. Estos oficiales eran frecuentemente seleccionados en reuniones de la iglesia, y las funciones civiles y religiosas radicaban frecuentemente en la misma persona. Pero éste estado de cosas no duró mucho tiempo. Tan pronto como un gobierno civil fue organizado, muchas de las formas de procesos políticos que ya eran usados en los estados independientes de América, fueron introducidos y permanecieron vigentes hasta que el estado de Utah fue creado.

En marzo de 1849, trece meses después de la firma del tratado por el cual México cedió ésta región a los Estados Unidos, los pobladores de Salt Lake Valley fundaron el gobierno provisional del Estado de Deseret, quedando pendientes acciones del Congreso Americano en relación a su petición de ser admitidos en la Unión. Deseret es una palabra tomada del “Libro de Mormón” y significa abeja. Brigham Young fue elegido gobernador, y una legislatura con un equipo completo de oficiales ejecutivos fue también elegido. El Congreso les negó la petición de convertir su territorio en estado, y organizaron el Territorio de Utah, llamándolo así por una tribu local de indios. Brigham Young fue designado como gobernador por el presidente Millard Fillmore (septiembre de 1850) y cuatro años más tarde fue reasignado por el presidente Franklin Pierce. El período que va de 1850 a 1858, durante el cual los Mormones desafiaron la autoridad del gobierno federal, es uno de los menos creíbles capítulos de su historia. Una razón dada para explicar la persistente hostilidad hacia los Mormones era el desacuerdo causado por la amarga controversia sobre la poligamia y los matrimonios plurales. Joseph Smith, el fundador del Mormonismo afirmaba haber recibido una revelación y una mandamiento ordenándole reintroducir el matrimonio plural y restituir la condición de poligamia aceptada por las tribus pre-judaicas. La poligamia se había convertido, en un principio, en el credo de los Santos de los Últimos Días, y aunque no fue hecha obligatoria por la jerarquía Mormona, fue predicada por los mayores y practicada por los jefes del culto y por muchos de los miembros. La violación por parte de los Mormones de las leyes monogámicas del cristianismo y de los Estados Unidos llamó la atención del congreso, quien prohibió, bajo pena de ser multado y encarcelado, continuar la práctica anti-cristiana, negándose, sin embargo, a hacer la prohibición retroactiva. Los Mormones apelaron a la Suprema Corte que apoyó la acción del congreso, y estableció la constitucionalidad de los estatutos contra la poligamia.

Los Santos de lo Últimos Días, muy extrañamente, se sometieron a los decretos del congreso, admitiendo implícitamente, mediante su sumisión, que la revelación de su fundador y profeta, Joseph Smith , no pudo haber venido de Dios. Si el mandato de restaurar la poligamia en el mundo moderno viniera del Altísimo, entonces, sometiéndose a la decisión de la Suprema Corte, la jerarquía Mormona dio marcha atrás a la proclamación apostólica y reconoció que era mejor “obedecer al hombre que obedecer a Dios”.

En tanto Utah permaneció como un territorio, había mucha animosidad entre sus ciudadanos Mormones y no Mormones, llamados éstos “Gentiles”. Sin embargo, los Mormones se sometieron, y su presidente, Wilford Woodruff, publicó un “Manifiesto” que, siendo aceptado por los Santos de los Últimos Días en Conferencia General, retiró la sanción a la iglesia contra otros reconocimientos de cualquier matrimonio prohibido por la ley de ésta tierra. Uno de los resultados de ésta acción fue la admisión de Utah en la Unión de los Estados el 6 de enero de 1896.

Debido a la violación de las leyes contra la poligamia posteriores a la fecha en que el “Manifiesto” fue sacado a luz, la entonces cabeza de la iglesia (1913), Presidente Joseph F. Smith, en abril de 1904, hizo la siguiente declaración ante la Conferencia General instituida en Salt Lake City, y fue endosada mediante resolución y adoptada mediante voto unánime:

DECLARACIÓN OFICIAL

Debido a que han habido numerosos reportes en circulación, acerca de que matrimonios plurales se han llevado a cabo, contrario a la declaración oficial del presidente Woodruff del 24 de septiembre de 1890, comúnmente llamado el “Manifiesto”, que fue publicado por el presidente Woodruff y adoptado por la iglesia en su Conferencia General el 6 de octubre de 1890, que prohíbe cualquier matrimonio que viole las leyes terrenas, yo, Joseph F. Smith, presidente de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, afirmo y declaro aquí que tales matrimonios no se han reconocido mediante la sanción, consentimiento o conocimiento de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días; y aquí anuncio que tales matrimonios están prohibidos, y si algún oficial o miembro de la iglesia consiente en reconocer o vivir en cualquiera de esos matrimonios se le juzgará como trasgresor a la iglesia, será sujeto de ser tratado de acuerdo a las reglas y regulaciones de la iglesia y excomulgado a partir de ese momento.

Joseph F. Smith

Presidente de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

En una “Locución al Mundo”, adoptada en la Conferencia General de abril de 1907, el presidente Smith y sus consejeros John R. Winder y Anthon H. Lund, por parte de la iglesia, reafirmaron su actitud de obediencia a las leyes del Congreso. La práctica de matrimonios plurales se está convirtiendo rápidamente en cosa del pasado.

El Mormonismo anuncia, como uno de sus principales objetivos, la preparación de la gente para la venida del Señor; un pueblo que edificará la Nueva Jerusalén y que espera su venida. La Orden Unida, el medio de preparación, está actualmente suspendida, pero el trabajo anterior de reunificar a Israel continúa, no en el propio Sión, (Condado de Jackson, Missouri) sino a en los “Stakes” de Sión, que hoy cuentan sesenta y uno, la mayoría de ellos en Utah; los otros son Idaho, Arizona, Wyoming, Colorado, Oregon, Canadá y México. Un “stake” es una división de la Iglesia Mormona, organizada de tal manera que constituye casi una iglesia por sí misma; en cada división hay subdivisiones llamados distritos, también totalmente organizados. El área de una división (stake) es la misma de un condado, aunque la extensión del territorio puede variar de acuerdo a la población u otros factores. Cada división está presidida por tres altos sacerdotes quienes, junto con doce altos consejeros, constituyen un tribunal para la solución de diferencias entre los miembros de la iglesia en su jurisdicción. Cada distrito tiene un obispado de tres, un tribunal menor, desde el cual las apelaciones a las decisiones son llevadas al alto consejo. La máxima pena impuesta por las cortes de la iglesia es la excomunión. En cada división hay asambleas de altos sacerdotes, setentas, mayores, oficiales y llamados en el sacerdocio de Melquisedec; y en cada distrito hay asambleas de sacerdotes, maestros y diáconos quienes ofician en el sacerdocio de Aarón. Esta autoridad menor ejerce su ministerio en cosas temporales, mientras el alto sacerdocio lo hace en cosas espirituales, que incluyen las temporales.

Presidiendo la iglesia entera, hay un concilio supremo de tres altos sacerdotes, llamado la Primera Presidencia, en ocasiones conocidos como el presidente y sus consejeros. Junto a éstos están los doce apóstoles, igual en autoridad a la Primera Presidencia, aunque está sujeto y actúa bajo su dirección. Siempre que la Primera Presidencia es disuelta, lo cual ocurre a la muerte del presidente, los apóstoles toman la presidencia y reorganizan el supremo consejo -- siempre, sin embargo, con el consentimiento de la iglesia, cuyos miembros son llamados a votar a favor o en contra de ésta o cualquier otra proposición sometida a su consideración. La forma de votar es levantando la mano derecha, las mujeres votan al igual que los hombres. Aparte de la Conferencia General llevada a cabo dos veces por año y las usuales reuniones de los sábados hay conferencias divisionales y distritales, en las cuales el consentimiento de la gente se obtiene antes que cualquier acción importante se lleve a cabo. La función especial de los apóstoles es predicar el Evangelio o hacer que sea predicada en todas las naciones, y ordenar, cuando sea necesario, los asuntos de la Iglesia Mormona entera.

Entre las autoridades generales hay también un patriarca presidiendo, quien con sus subordinados en varias divisiones, da bendiciones a la gente y la conforta con los sagrados ministerios. El primer consejo de los Setentas, setenta en número, asiste a los doce apóstoles, y preside todas las asambleas de setentas. En el obispado de tres presidiendo, recae la tarea de recibir y asignar las contribuciones de la iglesia, así como de administrar sus negocios, bajo la dirección general de la primera presidencia.

La iglesia Mormona es sostenida mediante diezmos y ofrendas de sus miembros, muchos de los cuales viven en las divisiones de Sión, aunque un buen número permanece en las diferentes misiones del mundo. Cerca de dos mil misioneros son mantenidos en campo de misión. Aunque ellos se consideran a sí mismos estar bajo la orden Divina de “predicar el evangelio a toda criatura”, tienen instrucciones especiales de no bautizar a ninguna mujer casada sin el consentimiento de su esposo, ni a niños sin edad de ser bautizados sin el consentimiento de sus padres. Los diezmos son utilizados para la construcción de templos u otros lugares de oración, el trabajo del ministerio, impulso a la educación y ayuda a los indigentes, y para propósitos caritativos y filantrópicos en general. Casi todos los hombres miembros de la iglesia ocupan un cargo en el sacerdocio, pero sólo aquellos que dedican su tiempo completo a su servicio reciben apoyo económico.

En cada división hay instituciones conocidas como auxiliares, como sociedades de beneficencia, escuelas sabatinas, asociaciones de jóvenes y señoritas para mejora mutua, asociaciones primarias y clases de religión. La Sociedad de Beneficencia es una organización femenil, que tiene la misión especial de asistir a los desposeídos y cuidar a los enfermos. Un “Comité para los Ancianos” es designado para cuidar de los ancianos. El sistema de escuela eclesial comprende la Universidad Brigham Young en Provo, el Colegio Brigham Young en Logan y la Universidad de los Santos de los Últimos Días en Salt Lake City. Hay también casi una veintena de academias divisionales. Hay cuatro templos Mormones en Utah, estando el principal en Salt Lake City. Fue iniciado en abril de 1853 y terminado en abril de 1893 habiendo costado, según se dice, unos 4,000,000 de dólares. En éstos templos los oficios son celebrados para vivos y muertos. Se entiende que el trabajo de vicarios de éste tipo como bautismos, etc., se llevarán a cabo a efecto de salvar almas, que una vez fueron mortales, quienes creen y se arrepienten en su estado espiritual. Los Mormones declaran tener un total de 584,000 miembros. De acuerdo con el Reporte Censal de los Estados Unidos del 21 de mayo de 1910, hay 256,647 Mormones en la Unión Federal.

ROBERTS, Joseph Smith: History of the Church, personal narrative, with introduction and notes, 5 vols. Already issued (Salt Lake City, 1902-9); PRATT, Autobiog. (S.L. City, 1874); FORD, Hist. Of Illinois (Chicago 1854); KANE, The Mormons, a Lecture before the Hist. Soc. Of Philadelphia (Philadelphia, 1852); GREELY, Overland Journey, (New York, 1860); BURTON, City of the Saints (New York, 1862); TULLIDGE, Life of Joseph the Prophet (S.L. City, 1878); IDEM, The Women of Mormondom (S.L. City, 1877); IDEM, Hist. Of S.L. City (S.L. City, 1886); ROBINSON, Sinners and Saints, (Boston, 1883); BANCROFT, Hist. Of Utah (San Francisco, 1890); CANNON, Life of J. Smith the Prophet (S.L. City, 1888); WHITNEY, Hist. Of Utah (4 vols., S.L. City, 1892-1904); IDEM, Life of H. C. Kimball (S.L. City, 1888); IDEM, Making of a State (S.L. City, 1908); ROBERTS, Life of John Taylor (S.L. City, 1892); IDEM, Hist. Of the M. Church in Americana, IV-VI (New York, 1909-10); IDEM, Outlines of Ecclesiastical Hist. (S.L. City, 1893); STENHOUSE, The Rocky Mountain Saints (New York, 1873); COWLEY, Life and Labors of Wilfred Woodruff (S.L. City, 1909); JENSON, Historical Record (S.L. City, 1889); IDEM, Latter-Day Saints, Biogr. Encycl. (S.L. City, 1901).

W. R. HARRIS Transcrito por John Looby Traducción al español de Juan Escobedo B.