Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 23 de octubre de 2017

María Gaetana Agnesi

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Nacida en Milán, el 16 de mayo de 1718 y fallecida en Milán el 9 de enero de 1799, fue una mujer de grandes dotes intelectuales que alcanzó notables logros. Su padre era profesor de Matemáticas en Bolonia. A la edad de nueve años, María Gaetana ya dominaba el latín con fluidez y escribió un discurso para demostrar que el estudio de las artes liberales no era impropio ni inadecuado para su sexo: "Oratio qua ostenditur artium liberalium studia femineo sexu neutiquam abhorrere", que fue editado en Milán en 1727. Se dice que con sólo once años hablaba también griego, y a los trece hebreo, francés, español, alemán y algunos idiomas más. La llamaban “la políglota andante”.

En casa del padre de María se reunían regularmente los sabios boloñeses más reputados, ante los que ella defendió varias tesis filosóficas. Un coetáneo suyo, el presidente [Charles] de Brosses, en sus "Lettres sur l'Italie" —Cartas sobre Italia— (I, 243), declara que conversar con la joven era altamente interesante, ya que María era de atractivos modales y muy dotada intelectualmente. Lejos de envanecerse por sus logros, María no gustaba demasiado de estas demostraciones públicas de su extraordinario saber, y a los veinte años expresó su voluntad de profesar en un convento. Aunque su deseo no le fue concedido, las reuniones cesaron, pasando ella a llevar una vida de retiro en la que se dedicó, fundamentalmente, al estudio de las Matemáticas. Las 191 tesis que defendió fueron publicadas en 1738, en Milán, con el título , "Propositiones Philosophicae" (Proposiciones Filosóficas).

María mostraba una extraordinaria aptitud para las Matemáticas. Escribió un excelente tratado sobre secciones cónicas y la obra escrita cuando tenía tan sólo trece años de edad, sus "Instituzioni Analitiche" (Instituciones Analíticas), fueron publicadas en dos volúmenes (Milán, 1748), el primero sobre el análisis de las cantidades finitas, y el segundo sobre el análisis infinitesimal. Éste ultimo, que recoge las aportaciones más valiosas de sus trabajos en este campo, está considerado la mejor introducción que existe a la obra de Euler. Fue traducido al inglés por Colson, [profesor de Matemáticas] de Cambridge y al francés por d'Antelmy, con notas del abate Charles Bossut. La curva plana conocida como ‘versiera’ en italiano, recibe también el nombre de "la bruja de Agnesi" ( .

María alcanzó tal fama como matemática que fue llamada por Benedicto XIV para enseñar esta disciplina en la Universidad de Bolonia mientras durara la enfermedad de su padre. Esto ocurrió en 1750, y dos años más tarde, su padre murió. María, entonces, se dedicó al estudio de la Teología y los Padres de la Iglesia.

Sus aspiraciones a la vida religiosa se verían, finalmente, cumplidas: tras pasar varios años como directora del Hospicio Trivulzio de las “monjas azules” (agustinianas) en Milán, ingresó en la orden, y como miembro de ella moriría a los 81 años de edad.

JOHN J. A'BECKET Transcrito por Paul T. Crowley Dedicado a Mrs. Bobbie Forrester y Mr. Richard Long Traducido por Alejandra González Bonilla


Nota: Lo de "bruja" tiene su origen en un error de traducción. Colson confundió versiera (curva seno versada —sinus versus—, es decir, seno contrario) y avversiera, que en italiano significa ‘adversaria’, ‘contraria’ y por extensión 'diablesa', 'demonia', término habitualmente aplicado a hechiceras y brujas. Por eso en los países anglosajones se conoce a esta curva como “la bruja de Agnesi”. En otros idiomas se habla de loci (en latín, 'lugares' geométricos, curvas) de Agnesi. (N. del T.)