Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 21 de diciembre de 2014

Juan y Sebastián Cabot

De Enciclopedia Católica

Juan Cabot (Giovanni Cabota o Gabota)

Célebre navegante y descubridor del continente americano, nacido en la primera mitad del Siglo XV en Génova; se desconoce la fecha de su muerte. En 1461 fue a Venecia y, tras vivir allí quince años, el tiempo de residencia prescrito para obtener la ciudadanía, se naturalizó el 28 de Marzo de 1476. Por esta razón es llamado generalmente veneciano. En sus viajes comerciales, que le llevaban a las costas de Arabia, oyó hablar de países ricos en especias que estaban en el lejano Oriente. Esto puede haberle llevado a concebir el plan de un gran viaje de descubrimiento. Hacia 1490 fue a Inglaterra con su tres hijos, Ludovico, Sebastiano y Sancto, y se estableció allí como experto marino.

Puede haber inspirado la expedición que zarpó de Bristol en 1491 para encontrar las fabulosas islas del Oeste. Cuando se conoció el éxito de Cristóbal Colón, Cabot se informó más cuidadosamente de las teorías y opiniones de su paisano, y finalmente ofreció hacer para Inglaterra lo que Colón había hecho para España. Por carta patente de 5 de Marzo de 1496, el rey Enrique VIII concedió a Cabot y sus tres hijos el derecho a buscar islas y países de los paganos hacia el oeste, el este y el norte, con cinco barcos bajo bandera inglesa. Cabot empezó enseguida sus preparativos para el viaje y zarpó de Bristol a primeros de Mayo de 1497, en el navío Matthew, con dieciocho hombres, entre los cuales puede haber estado su hijo Sebastián. Tras navegar durante cincuenta días, principalmente en dirección oeste, alcanzaron el continente americano el 24 de Junio de 1497, esto es, antes que Colón. Según el mapa de Sebastián Cabot (1544), la tierra estaba en las proximidades de la isla de Cabo Bretón. Algunos investigadores, sin embargo, afirman que este apunte del joven Cabot es una falsificación para apoyar la pretensión inglesa de posesión, y colocan el lugar donde se llevó a cabo el desembarco en Labrador. El 26 de Junio Cabot comenzó su viaje de vuelta; hacia finales de Julio o la primera semana de Agosto llegó a Inglaterra, donde recibió una cálida bienvenida. Cartas patentes de 3 de Febrero de 1498 le facultaron para emprender una segunda expedición. Esta se compuso de cinco barcos y trescientos hombres, y se puso a navegar algo antes del 25 de Julio de 1498. Primero fueron hacia el norte, aparentemente hasta los 67º de latitud Norte; el hielo a la deriva les forzó a volver y navegaron a lo largo de la costa este de América por delante de Terranova, a la que Cabot llamó Bacallaos, hasta la latitud del cabo Hatteras, como se sabe por el mapa de Juan de la Cosa (1500). No se ha conservado ninguna información posterior de Cabot, ni siquiera respecto a su vuelta de esta expedición. Sin embargo, los datos que existen, aunque escasos, bastan para asegurar a Juan Cabot un lugar entre los más grandes descubridores.

Sebastián

Hijo de Juan Cabot. Nacido probablemente en Venecia hacia 1474; muerto en 1557, o poco después. Como ya se ha dicho, puede haber tomado parte en la primera expedición de su padre. En 1512 estuvo empleado por Enrique VIII de Inglaterra como cartógrafo; en el mismo año acompañó a Willoughby a España, donde recibió el grado de capitán del rey Fernando V. Tras la muerte de Fernando volvió a Inglaterra, donde, en 1517, intentó en vano conseguir el favor del Vicealmirante Perte para una nueva expedición. En 1522, aunque una vez más a sueldo de España y teniendo el rango de piloto mayor, ofreció secretamente sus servicios a Venecia, emprendiendo encontrar el paso del Noroeste hacia China. Finalmente recibió el grado de capitán general de España, y se le confió, el 4 de Marzo de 1525, el mando de una flota que iba a buscar Tarsis, Ofir, y el lejano país oriental de Catay, y también para descubrir el camino a las Molucas. La expedición estaba formada por tres barcos con 150 hombres y zarpó de Cádiz el 5 de abril de 1526 pero sólo fue hasta la boca del Río de la Plata. Cabot desembarcó aquí y dejó atrás a sus compañeros Francisco de Rojas, Martín Méndez y Miguel de Rodas, con los que se había peleado; exploró el río Paraná hasta su unión con el Paraguay y construyó dos fuertes. En Agosto de 1530 regresó a España, donde enseguida fue procesado por su conducta respecto a sus colegas en el mando y por su falta de éxito, y fue condenado el 1 de Febrero de 1532 a destierro por dos años a Orán, en África. Después de un año fue perdonado y marchó a Sevilla; siguió siendo piloto mayor de España hasta 1547, cuando sin perder ni el título ni la pensión, dejó España y regresó a Inglaterra, donde recibió un salario con el título de gran piloto. En el año 1553 Carlos V hizo infructuosos intentos de ganárselo de nuevo. Mientras tanto Cabot había reanudado las negociaciones con Venecia pero no alcanzó ningún acuerdo con la ciudad. Tras esto ayudó tanto con información como con consejos a la expedición de Willoughby y Chancellor, fue hecho gobernador vitalicio de la “Compañía de Comerciantes Aventureros”, y equipó (1557) la expedición de Borough. Tras esto nada más se oye de él; probablemente murió poco después.

El relato de sus viajes escrito por él mismo se ha perdido. Todo lo que queda de su obra personal es un mapa del mundo trazado en 1544; una copia de éste se encontró en Baviera, y se conserva aún en la Biblioteca Nacional de París. Este mapa es especialmente importante por la luz que arroja sobre el primer viaje de su padre. El carácter de Sebastián Cabot no deja una impresión favorable. Inquieto y sin escrúpulos, se ocupaba de los más variados proyectos, y estaba dispuesto a entrar en relaciones con cualquier país del que pudiera esperar obtener la realización de sus planes. El país que más le debe es Inglaterra, donde suscitó entusiasmo por las grandes empresas; con su padre puso los cimientos de la supremacía inglesa en el mar. Los relatos de los viajes de Juan y Sebastián Cabot fueron reunidos por Richard Hakluyt en su obra “Las principales navegaciones, viajes, etc.”, y han sido recientemente editadas en una serie extra de la Hakluyt Society (Glasgow, 1904), VII, 141-158. En la misma serie aparece “Ordenanzas, instrucciones, y advertencias de y para la dirección del previsto viaje a Catay, compilado, hecho y entregado por... Sebastián Cabota” (Glasgow, 1903), II, 195-205. El retrato de Cabot, aparentemente por Holbein, aparece en la página 240 de este último volumen.

WINSHIP, Cabot Bibliography (Londres, 1900), da una lista de la extensa bibliografía sobre el asunto en 579 títulos; BIDDLE, Memoir of Sebastian Cabot (Londres, 1831); D'AVEZAC, Les navigateurs terre-neuviens Jean et Sébastien Cabot (París, 1869); NICHOLLS, Life, Adventures, and Discoveries of Sebastian Cabot (Londres, 1869); HARRISSE, Jean et Sébastien Cabot (París, 1882); IDEM, The Discovery of North America (París, 1892); MARKHAM, ed. y tr., The Journal of Christopher Columbus and Documents Relating to the Voyages of John Cabot and Gaspar Corte Real (Londres, 1893), No. 86 de las publicaciones de la Hakluyt Society; BEAZLEY, John and Sebastian Cabot (Londres, 1898); The Voyages of Columbus and of J. Cabot, ed. BOURNE (Nueva York, 1906).

OTTO HARTIG Transcrito por Matthew Reak Traducido por Francisco Vázquez