Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 17 de octubre de 2017

John Baptist Albertrandi

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(También llamado Jan Chrzciciel, o Christian.)

Jesuita polaco de ascendencia italiana, nació el 7 diciembre de 1731; murió en agosto de 1808. Ingresó al noviciado de la Compañía de Jesús, el 14 de agosto de 1748, y dejó la Compañía muy poco antes de la supresión, probablemente en 1769; debido a esto su nombre no se encuentra en el catálogo de 1770. Después de enseñar literatura durante doce años en varios colegios jesuitas en Polonia, se le asignó el cuidado de la gran biblioteca fundada por Zaluski, el famoso prelado y librero, quien había revivido la literatura en Polonia.

Esta biblioteca polaca fue tomada por Rusia y formó parte de los núcleos de la Biblioteca Imperial. Posteriormente Albertrandi aceptó el cargo de ser tutor del sobrino del primado, Arzobispo Lubienski. Con su estudiante, que luego llegó a ser Ministro de Justicia en Polonia, viajó por varios países de Europa, principalmente Italia, a fin de recopilar material para una gran historia de Polonia. Con su propia mano copió manuscritos referentes a Polonia. Durante tres años amasó una colección de ciento diez volúmenes de folios. En donde no se le permitía copiar materiales, los leía, y de regreso a casa, en la noche, escribía lo que había retenido su prodigiosa memoria.

Sommervogel indica que el resultado neto consistió en doscientos volúmenes de folios. Es llamado el “polyhistor” polaco. Su estilo es ordenado, rápido y metódico. Conocía latín, griego, hebreo y la mayor parte de los lenguajes europeos. Sus trabajos publicados incluyen: dos volúmenes de traducción de la “Historia Romana” de Macquer, los “Anales de Polonia”; un gran número de artículos en el “Monitor”, un journal de Varsovia. Colaboró también con el padre jesuita Naruszewicz, en un periódico llamado “Recreaciones Agradables y Útiles”

Produjo también un trabajo sobre numismática, además de muchos discursos para la Academia de Varsovia, la cual había fundado. Luego de dejar la Compañía, llegó a ser bibliotecario real y Obispo de Zenopolis, y fue condecorado con la Orden de San Estanislao. Durante su trabajo en la Biblioteca Real, no sólo publicó un catálogo en diez volúmenes, dejando aportes críticos sobre cada uno de los libros. También dejó listo para publicación, manuscritos que abordaban los últimos tres siglos de historia polaca. Se incluían allí explicaciones basadas en medallas, además de anales polacos hasta el reino de Vladislaus IV; y una “Historia de Stephen Bori”. Este último ha sido publicado.

Escrito por T.J. Campbell.

Traducción al castellano de Giovanni E. Reyes